viernes, 19 de octubre de 2012

(Fotos) La urgencia imprescindible de la memoria: Roma y las masacres de la ocupación nazi

Por Giorgio Trucchi - LINyM

El 24 de marzo de 1943, 335 italianos fueron brutalmente asesinados en las cuevas de las Fosse Ardeatine. La decisión fue tomada por Adolf Hitler en represalia por la acción militar ejecutada por los GAP (Grupos de Acción Patriótica) en Via Rasella, Roma, durante la cual murieron 33 soldados del ejercito de ocupación alemán. 

Hitler ordenó ajusticiar a 10 prisioneros italianos por cada soldado alemán muerto en la acción de los partisanos.

Los 335 prisioneros, entre ellos 2 muchachos menores de edad y dos ancianos de 70 años, fueron llevados en las cuevas y barbaramente fusilados. Finalmente, los alemanes hicieron explotar varias cargas de dinamitas para que nadie tuviera acceso al lugar.

La inmensa mayoría de los compañeros asesinados fueron prelevados de las cárceles alemanas en Via Tasso 145, lugar hoy convertido en Museo Histórico de la Liberación. El edificio se convirtió en la sede del Servicio de Seguridad (Sicherheitdienst) y de la Policía de Seguridad (Sicherheitdienst Poliziei), bajo el comando del ten. cor. Herbert Kappler.

En este lugar de terror, más de dos mil, entre hombres, mujeres, partisanos, militares o simples ciudadanos fueron detenidos, interrogados y torturados. Muchos de ellos y ellas fueron asesinados, como es el caso de las Fosse Ardeatine.

© Fotos Giorgio Trucchi - LINyM
Las fotos se pueden reproducir añadiendo los créditos
(Click en la foto para agrandar y en LEER TODO para galería)

Lugar de la masacre en las Fosse Ardeatine


Via Tasso 145




Entrada Fosse Ardeatine









Via Tasso