viernes, 8 de agosto de 2014

Movimiento ecologista costarricense espera decisión de Sala Constitucional en caso Monsanto

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Movilización frente a Corte Suprema exige “¡Fuera Monsanto de Costa Rica!"

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Este jueves, el movimiento ecologista costarricense se movilizó hacia la Corte Suprema de Justicia, donde la Sala IV realizaba la primera audiencia sobre el recurso de inconstitucionalidad de tres artículos (117, 118 y 132) del Reglamento a la Ley de Protección Fitosanitaria, una herramienta jurídica usada por la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) para otorgar a Monsanto el permiso de sembrar OGM en el país.

Lea también:

Galería de imágenes:

Dicho recurso fue presentado en diciembre de 2012 por diferentes organizaciones comprometidas con la defensa del medio ambiente y el rescate de las semillas nativas, que se han opuesto con fuerza a la solicitud presentada por la empresa D&PL Semillas Ltda, subsidiaria de la compañía Delta & Pine Land (Monsanto), para sembrar maíces transgénicos MON-88017, MON-603 y MON-89034.

Vale la pena recordar que, en 2012, un estudio conducido por el biólogo francés Gilles Eric Seralini demostró que las ratas alimentadas con maíz transgénico MON-603, patentado por Monsanto, murieron prematuramente y tuvieron una frecuencia de tumores del 60-70 por ciento, frente a un 20-30 por ciento del grupo al que no se le proporcionó ese alimento.

Según el movimiento ecologista, campesino e indígena, estos tres artículos violan el derecho constitucional a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, así como el derecho de participación ciudadana en asuntos ambientales en el trámite de permisos para la liberación al ambiente de organismos genéticamente modificados.

La admisión del recurso de parta de la Sala Constitucional suspendió de hecho todos los trámites pendientes de resolver, entre ellos el permiso otorgado por la CTNBio a Monsanto de sembrar maíz transgénico en la región de Guanacaste, hasta tanto los magistrados no emitieran un fallo sobre el fondo del recurso.

“Este reglamento no establece una adecuada evaluación del impacto ambiental, tal como manda nuestra Constitución. Además, declara como ‘confidencial’ la información que se presenta, dejando a la ciudadanía sin la posibilidad de participar, opinar y criticar el proceso”, dijo a La Rel el abogado y ex candidato presidencial José María Villalta, quien interpuso el recurso.

Contra la aplicación del reglamento se expresó un amplio espectro de sectores de la sociedad costarricense, incluyendo al académico y a la Procuraduría General de la República (PGR).

Costa Rica no necesita transgénicos

Según Villalta, los sectores que se han movilizado contra Monsanto están firmemente convencidos de que Costa Rica no necesita sembrar transgénicos.

“Los transgénicos no resuelven el problema de la soberanía y seguridad alimentaria, más bien lo vienen agravando y ponen en riesgo nuestra biodiversidad.

La alternativa real es la agroecología, la producción sustentable, la agricultura familiar y orgánica, así como el apoyo decidido a los pequeños productores, que son los que producen nuestra comida y que defienden la biodiversidad”, explicó Villalta.

Para Fabián Pacheco, representante del sector ecologista ante la CTNBio, la decisión que tendrá que tomar la Sala IV es de fundamental importancia, pero no definitiva en cuanto a la lucha contra los transgénicos.

“Pase lo que pase, estamos listos para librar más batallas y emprender muchas acciones legales más contra las transnacionales que introducen transgénicos en Costa Rica .

Nuestro mensaje -continuó Pacheco- es que los transgénicos no solo tienen riesgos, sino impactos demostrados sobre el patrimonio agrícola de la humanidad. Hay que evitar eso”, agregó.

Tras la audiencia de hoy, la Sala IV tendrá un plazo máximo de cuatro semanas para emitir una resolución.

Toma de conciencia

El minucioso trabajo desarrollado en estos años por el movimiento ecologista, ha logrado que el 91 por ciento de los municipios que existen en Costa Rica - 74 de 81 cantones - haya declarado su territorio “libre de transgénico”.

“Ante el peligro que representa Monsanto, no solo hay una reacción y movilización social impresionante, sino que la gente quiere informarse, quiere entender qué está pasando. El tema del maíz movió algo en lo profundo de las conciencias de las personas, y esto es algo inesperado y muy novedoso”, concluyó Mauricio Álvarez, presidente de la Federación Ecologista (FECON).

Fuente: Rel-UITA