viernes, 30 de enero de 2015

Nicaragua: Ortega nombra al puertorriqueño Rubén Berríos como asesor

CCC
Por Radio La Primerísima

El Presidente Daniel Ortega, nombró este viernes al histórico luchador por la independencia de Puerto Rico, Rubén Berríos Martínez, asesor para políticas internacionales en materia de descolonización.

Así lo informó la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo. El nombramiento establece que la Constitución Política de Nicaragua, en su artículo 5, señala que “Nicaragua fundamenta sus relaciones internacionales en la amistad, complementariedad y solidaridad entre los Pueblos y la reciprocidad entre los Estados, por tanto se inhibe y proscribe todo tipo de agresión política, militar, económica, cultural y religiosa, así como la intervención en los asuntos internos de otros Estados”.

Además, “Reconoce el principio de resolución pacífica de las controversias internacionales con los medios que ofrece el Derecho Internacional y proscribe el uso de armas nucleares y otros medios de destrucción masiva en conflictos internos e internacionales. Asegura el asilo para los perseguidos políticos y rechaza toda subordinación de un Estado respecto a otro. Nicaragua se adhiere a los principios que conforman el derecho internacional americano, reconocido y ratificado soberanamente”.

“Por tanto y en uso de las facultades que le confiere la Constitución Política de la República, el Presidente de la República acuerda: 1- Nómbrese al Compañero Rubén Ángel Berríos Martínez asesor del Presidente de la República para Políticas Internacionales en Materia de Descolonización”, leyó Murillo.

La dirigente valoró que ese nombramiento es para los nicaragüenses un motivo de orgullo; tener como asesor del Presidente a un destacado luchador social, a un destacado luchador independentista, a un héroe de la lucha de su pueblo por esa independencia que Puerto Rico reclama y merece.

Un luchador con gran trayectoria

Rubén Berríos posee un Bachillerato en Administración y Economía de la Universidad de Georgetown y una Maestría en Derecho de la Universidad de Yale y el postgrado en la Universidad de Oxford.

Es electo presidente del Partido Independentista Puertorriqueño en 1970. En 1971 dirigió la lucha de desobediencia civil que sacó la Marina de Guerra de Estados Unidos de la isla-municipio de Culebra.

Por estos actos, sufrió tres meses de cárcel junto a otros miembros del PIP y es expulsado de su cátedra en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico y restituido cuatro años más tarde por decisión del Tribunal Supremo. Es en esa época que nace una de las frases más célebres de Rubén Berríos ante el tribunal: "Violar la ley del imperio es cumplir la Ley de la Patria".

En 1972, Rubén Berríos Martínez es electo senador por acumulación, hecho que se repitió en 1984, 1992 y 1996. Desde la Legislatura puertorriqueña propuso proyectos a favor de la sindicación de los empleados públicos, la Reforma Universitaria, los derechos de la mujer, el medio ambiente y en contra del militarismo.

Además de ser el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño, Berríos Martínez es miembro fundador y Vicepresidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina (COPPAL), miembro del Consejo Ejecutivo de la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos y Presidente Honorario de la Internacional Socialista.

En mayo de 1999, Rubén Berríos vuelve a la desobediencia civil, esta vez para sacar la Marina de Guerra de Estados Unidos de la isla-municipio de Vieques tras la muerte de un civil. Esta lucha dio la vuelta al mundo y causó el arresto de centenares de personas en la zona de tiro. 

Berríos fue arrestado tras un año ininterrumpido en las playas de Vieques. Cinco días después de su arresto regresa a la desobediencia civil siendo condenado a cuatro meses de cárcel. 

Ni Berríos ni sus compañeros de partido reconocieron la jurisdicción del Tribunal Federal de Estados Unidos en Puerto Rico. Nuevamente las palabras de Berríos quedaron grabadas para la historia: "Ayer Lares, hoy Vieques, y mañana Puerto Rico" y "El pueblo de Puerto Rico sólo se arrodilla ante Dios".