viernes, 15 de julio de 2016

Honduras: Intransigencia de autoridades universitarias complica diálogo para solventar crisis

laprensa.hn
Por Confidencialhn

La intransigencia de las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) ha hecho que el diálogo con los estudiantes haya vuelto a punto muerto.

De hecho, desde que el vicerrector de asuntos estudiantiles, Ayax Irías, no aceptara la propuesta del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), de solicitar al Ministerio Público que no prosiga con la acción penal contra unos 75 jóvenes que han participado en las protestas.

Este punto es una condición para que se entable el diálogo y se suspendan las normas académicas que afectan a los estudiantes.

El MEU ha considerado la lucha como “justa” porque se necesita la construcción de normas académicas que sean justas para la comunidad universitaria.

Ante la negativa de las autoridades universitarias, los estudiantes del MEU han convocado a asambleas para explicar la necedad de los asistentes de la rectora Julieta Castellanos para que se dé el diálogo.

Loa miembros del movimiento que ha liderado las protestas para mejorar las condiciones de la UNAH denunciaron que se incumplieron varios acuerdos, entre ellos, que la dirigente de la Organización Fraternal Negra de Honduras (Ofraneh) Miriam Miranda integrara la mesa mediadora.

Hubo modificaciones abruptas para el plazo fatal dado a las autoridades universitarias, que se cumplió ayer para que aceptaran la propuesta de retomar el diálogo y se han contratado sendos espacios en los medios de comunicación, donde se ha pretendido desprestigiar la lucha estudiantil, denunciaron los afectados.

Con la negativa de la cúpula de la UNAH, se vuelve a trabar los acercamientos para resolver la salida negociada a la crisis que arriba a más de 45 días de paralización de actividades académicas.