sábado, 13 de junio de 2015

"Manifestaciones opositoras en Ecuador no son fortuitas" Rafael Correa

Por Andes

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este sábado desde Milán, Italia, que las manifestaciones registradas en la última semana en este país no son fortuitas, con las que se persigue una movilización permanente para desestabilizar al gobierno o desgastarlo con vista al 2017, en que están corresponden las próximas elecciones presidenciales.

“Cuántas cosas terribles han pasado esta semana en el país, y quieren que sigan pasando, no se engañen; esto no es nada fortuito, lo tenían preparado, tienen logística, tienen dinero”, señaló en el programa radiotelevisado “Enlace Ciudadano”, que se realiza en esta jornada desde esa ciudad italiana, donde viven unos 45.000 emigrados ecuatorianos.

“Es lo que les había advertido, la movilización permanente, para ver si desestabilizan al gobierno y llevarnos lo más desgastados posible al 2017. Pero aquí nadie se me cansa compañeros, más firmes que nunca para defender y respaldar a nuestra Revolución”, dijo ante unas 2.000 personas congregadas.

Señaló que eso es lo que buscan “que nos cansemos”, pero, apuntó, “aquí está prohibido retroceder”.

El mandatario saludó a los emigrados que se vieron obligados a salir del país durante el feriado bancario en 1999 y les agradeció por sus sacrificios de enviar remesas a sus familias a Ecuador, lo cual permitió superar esa crisis, ocasionada, dijo, por los banqueros que “robaron ahorros y herencias”, sin embargo, apuntó, ahora aparecen como defensores de sus herencias”.

“Aquí están los desheredados por el neoliberalismo, por la banca irresponsable y ahora un banquero que quiere ser presidente del país”, aseveró.

Dijo que por eso hay indignación al ver lo que está pasando en este momento en Ecuador, por el proyecto de Ley de Herencias enviado a la Asamblea Nacional.

“Cuando se pone un impuesto a la herencia alguna vez en la vida el 2% de los ecuatorianos; miren todos los problemas que tenemos”, anotó.

Señaló también que quienes se oponen a este proyecto no se acuerdan de cuando les quistaron y pulverizaron los depósitos de millones de pobres, que tuvieron que evadirse del país, destrozándose las familias, y comenzar a enviar dinero a sus familias, mientras que la banca, que comenzó a ganar utilidades en dos o tres años, mandaban millones de dólares de sus ganancias al exterior en su falta de compromiso con la patria.

Expuso que el neoliberalismo fue un fracaso total porque el país no exportaba nada, solo seres humanos y fueron las remesas de los migrantes las que sostuvieron a la nación.

“Ya basta de tanta peluconería, que solo importan sus hijos”, apuntó en alusión a quienes se oponen a esta iniciativa que propone un impuesto progresivo entre el 2,5% al 47% a los herederos directos y beneficiarios que reciban entre 35.400 a 70.800.

En los últimos cinco días se suscitaron manifestaciones en el país de seguidores del gobierno que apoyan  al proyecto político y los proyectos legislativos en marcha y de opositores a este proyecto y a otros dos, uno que busca eliminar la especulación con las tierras y el otro que propone el cálculo del salario para los habitantes en Islas Galápagos según el índice de precios al consumidor.

Para el lunes, el presidente convocó desde ayer a una gran movilización en la Plaza de la Independencia, frente al Palacio de Carondelet, de apoyo al gobierno.

Agencia de Noticias - Andes