miércoles, 3 de junio de 2015

La Vía Campesina denuncia el dominio de las corporaciones financieras en Expo Milano 2015

Por La Vía Campesina

La Vía Campesina, el movimiento mundial que representa a millones de campesinos, trabajadores agrícolas y pueblos indígenas y nómadas, denuncia la dominancia corporativa y la complicidad de los gobiernos en la Exposición Mundial de Milán, EXPO Milano 2015, cuyo lema reza “Alimentar el planeta, energía para la vida”.

La Expo de Milán sirve de escaparate a empresas multinacionales que controlan el comercio mundial alimentario, de material genético de semillas y animales, pesticidas y fertilizantes químicos. Estas empresas trabajan de manera continua para privatizar y mercantilizar bienes comunes como el agua, la tierra, los bosques, los minerales o las semillas, transformando la alimentación en un negocio y rechazando que la alimentación constituya un derecho humano. Dichas empresas tratan la comida como una mercancía, producida a gran escala con una gran cantidad de pesticidas y transgénicos para aquellos con pocos recursos, mientras que la comida sana tan sólo queda al alcance de una élite pudiente.

Una empresa con gran visibilidad en la Expo es, por ejemplo, Coca-Cola, que además de producir productos sin ningún valor nutricional, está implicada, entre otros casos, en la muerte de sindicalistas colombianos que luchaban por preservar sus recursos hídricos y derechos laborales [1]. Por su parte, McDonald’s, conocida entre otros por su pésimo historial en materia de derechos laborales y comida sana, también cuenta con una gran presencia en la Expo [2]. En este sentido, la Expo de Milán responde a los intereses de estas empresas al promocionar su modelo agroindustrial, capitalista y elitista.

La mayor parte de los gobiernos participantes se han gastado miles de euros de dinero público en construir un stand donde "vender" sus productos tecnológicos. En estos espacios se promocionan falsas soluciones al hambre o al cambio climático, por ejemplo a través de la agricultura climáticamente inteligente o el mecanismo de REDD, promovidos a través de programas agrícolas como la nueva alianza del G8, AGRA y otros.

Otra contradicción de la Expo es la construcción de dicha feria sobre un terreno previamente agrícola, y por tanto necesario para la producción de comida sana y fresca para las poblaciones urbanas [3].

El lema de la Expo demuestra una cínica falta de compresión del problema político que supone el hambre en el mundo.

La Expo de Milán deja a un lado a los productores y productoras a pequeña escala, que producen el 70% de la comida en el mundo creando empleo y sin contaminar la naturaleza o explotar a sus trabajadores. La Vía Campesina lucha contra esta visión que promueve la Expo, y afirma que la soberanía alimentaria constituye una alternativa basada en los derechos de los pueblos que asegura sus espacios vitales, y que a su vez respeta el medio ambiente y ofrece comida sana a través de sistemas alimentarios adaptados a escala local. LVC propone así una salida a las múltiples crisis a las que se enfrentan nuestras sociedades, y aboga por un cambio de paradigma para que sean los propios consumidores y productores quienes tomen las decisiones sobre qué se consume, y qué, cómo, dónde y para quién se producen los alimentos, en lugar de las entidades que los comercializan.

La Vía Campesina participará en la Expo de los Pueblos en Milán para proponer alternativas reales al modelo imposible propuesto en la Expo “oficial”.

Personas de contacto:

Marina Dos Santos : +55 21981850558
Andrea Ferrante : +39 3480189221
Contacto en Milán durante la Expo de los Pueblos (3-5 de junio): Tel : +32 473300156

Correo electrónico: idelforge@viacampesina.org