miércoles, 17 de junio de 2015

Ecuador: "Jamás cederemos ante la fuerza y la sinrazón" Rafael Correa

ANDES
Por Andes

El presidente Rafael Correa recibió este lunes el respaldo de miles de simpatizantes que se congregaron en la Plaza Grande de Quito, frente al palacio de gobierno, y advirtió que "jamás cederá ante la fuerza y la sinrazón reflejadas en las protestas de opositores de derecha la semana pasada", al tiempo que convocó al país a defender la Revolución Ciudadana "con alegría, con convicción, con paz".

"Todos tenemos derecho a manifestarnos en democracia, nadie tiene derecho a la violencia. Lo que buscan es otro 30 de septiembre (de 2010), pero olvidan que pese al peligro, pese a que sinceramente creímos que no íbamos a salir vivos aquel día, no se cedimos en una coma, no cedimos en una vocal, y jamás cederemos ante la fuerza y la sinrazón", afirmó Correa.

El presidente hizo referencia al 30 de septiembre de 2010 cuando protestas policiales derivaron en violencia, en un intento de golpe de Estado que dejó cinco muertos en Quito y en la retención del mandatario en un hospital de la policía de donde debió ser rescatado por las Fuerzas Armadas.

Frente a miles de simpatizantes que llevaron banderas del Ecuador y de movimientos políticos como Alianza PAIS, del Partido Socialista y otros, el presidente Correa rechazó la violencia usada por la oposición en las manifestaciones que protagonizó la semana pasada y que dejaron "decenas de compañeros heridos" de botellazos, pedradas y golpes, según denunció el presidente.

Las protestas se desencadenaron a raíz del envío de leyes para establecer nuevos impuestos a la herencia y a la plusvalía, pero los manifestantes también reclamaban la salida del presidente. "Hay una conspiración en marcha", denunció el gobernante.

"No van a poder contra la Revolución Ciudadana, pese a su violencia, pese a su agresividad (...) Ojalá algún día se atrevan a ir a una consulta popular de revocatoria (del mandato) para vencerlos nuevamente en las urnas" como el movimiento oficialista lo ha hecho en más de 10 ocasiones en elecciones, afirmó Correa.

"Con alegría, con convicción, con paz, vamos todas y todos a defender nuestra Revolución en cada rincón de la Patria", señaló el mandatario y además convocó "a estar muy atentos, pero con perfecta paz, con perfecta calma, a demostrarles que somos más, muchísimos más".

Se refirió a la oposición de derecha como "gente insensata, irresponsable" que "está buscando violencia, está buscando muertos", ejemplo de ello -dijo- fue una caravana organizada la víspera con la idea de encontrarse con la caravana oficial del presidente, quien debía llegar en la jornada de un viaje a Europa.

"Siempre estaremos abiertos al diálogo con la gente de buena fe", reafirmó Correa al reiterar su defensa de las leyes propuestas que están en discusión en la Asamblea y que buscan "redistribuir la riqueza" y "democratizar la propiedad" y que no afectará a la clase media ni pobre.

Respaldo internacional

A los pronunciamientos realizados en días pasados por el presidente venezolano Nicolás Maduro y el secretario de Unasur, Ernesto Samper, este martes se sumaron el gobierno cubano, el mandatario boliviano Evo Morales y el Parlamento de Nicaragua que se expresaron en defensa de la democracia en Ecuador.

“Mi solidaridad, mis respetos, mis apoyos al presidente Correa”, expresó Morales durante una alocución desde el palacio de gobierno, en la que instó a todos los movimientos derechistas del continente a respetar a las democracias al argumentar que “se debe trabajar sobre la base de los intereses nacionales, no sectoriales”.

A juicio de Morales, las movilizaciones que tienen una intención de desestabilizar el gobierno de Correa, son producto de que al interior de los movimientos sociales existen "socialistas que en el fondo no son socialistas, son derechistas", que son impulsados por la derecha internacional, según reseña la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"La derecha internacional nunca se va a quedar con los brazos cruzados", señaló al recordar otras hechos similares en países como Venezuela.

Contra gobiernos progresistas
En un comunicado oficial divulgado este martes, el gobierno cubano instó a respetar el ordenamiento jurídico del Ecuador y a rechazar enérgicamente cualquier injerencia en los asuntos internos de ese país.

“Ante estos hechos, que parecen repetir el mismo guion de desestabilización aplicado contra otros gobiernos progresistas de la región, el Gobierno Revolucionario de la República de Cuba expresa su firme e irrestricta solidaridad y apoyo con el hermano pueblo ecuatoriano, con el gobierno de la Revolución Ciudadana y con su líder, el compañero Rafael Correa”, añade el comunicado del gobierno cubano.

Expone que estos grupos oligárquicos, apoyados en medios de comunicación, las redes sociales de Internet y la gran prensa transnacional, pretenden desacreditar al gobierno legítimamente constituido, generar una crisis y desatar la violencia en un país estable y pacífico, en momentos en que el presidente se encontraba en Europa cumpliendo una agenda de trabajo.

Resolución en Nicaragua

Por su parte, los diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobaron una resolución de apoyo y solidaridad con el gobierno y pueblo de Ecuador, por lo que consideran “una serie de acciones violentas de grupos extremistas de la derecha ecuatoriana que no termina de aceptar que la mayoría del pueblo respalda a la Revolución Ciudadana que lidera el presidente Rafael Correa”.

“Una vez más la extrema derecha ecuatoriana intenta desestabilizar el gobierno de Correa”, dijo Edwin Castro, coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que propuso la resolución, finalmente aprobada con 61 votos a favor y 21 en contra.

Los mensajes de solidaridad llegan a Ecuador tras varios días de protestas de la oposición en las calles contra un proyecto de Ley para la Redistribución de la Riqueza (herencias) y la ley sobre ganancias extraordinarias (plusvalía), que busca reducir las desigualdades y regular la especulación con la tierra. A ello se sumaron protestas en las islas Galápagos contra una nueva legislación que, entre otros temas, plantea un cálculo técnico del aumento salarial en el archipiélago.

El lunes miles de simpatizantes se congregaron frente al palacio de gobierno para apoyar al presidente, quien por la noche, en un mensaje radiotelevisado a la nación, anunció su decisión de archivar "temporalmente"  los proyectos de ley y convocó a un gran debate sobre su contenido en todo el país.

La decisión la tomó frente a la "violencia inusitada" de la oposición y ante la visita del papa Francisco, prevista del 5 al 8 de julio, según explicó.

El fin de semana ya el presidente Maduro desde Venezuela y el secretario de Unasur en su cuenta de Twitter expresaron también su solidaridad y respaldo al gobierno ecuatoriano y advirtieron oposición a cualquier acción antidemocrática.