jueves, 11 de junio de 2015

Cumbre Celac-Ue: Mecanismos de cooperación y rechazo a injerencia extranjera en países soberanos

Por AVN

Durante la Cumbre Celac-Ue se concretaron compromisos para crear nuevos mecanismos de cooperación con América Latina y el Caribe, al tiempo que se manifestó el rechazo a la injerencia en asuntos internos de las naciones soberanas.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, en rueda de prensa este jueves junto con miembros de la Unión Europea, dio a conocer los acuerdos, en ocasión del cierre de la cumbre efectuada este 10 y 11 de junio en Bruselas, Bélgica.

Otros de los compromisos fueron la preservación de la vida en el planeta, lucha contra el cambio climático, el llamado a levantar el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y  la normalización de sus relaciones diplomáticas.

Correa, calificó de muy fructífera la reunión en tanto que permitió más acercamiento entre la
Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (Ue), "bloques que compartimos principios fundamentales como la supremacía del derecho internacional, de los derechos humanos, de la democracia, del derecho al buen vivir para toda la humanidad, y con esos principios seguiremos trabajando y esperamos a Europa en nuestra América Latina y el Caribe".

Acuerdos establecidos


Sobre la nueva clase de cooperación que requiere América Latina y el Caribe para impulsar el desarrollo, Correa resaltó la necesidad de promover el talento humano, ciencia y tecnología para el buen vivir, por lo que se concretaron compromisos para el apoyo al conocimiento universitario, como becas, intercambios de profesores y respaldo a las instituciones.

No obstante, Correa consideró que la cooperación debe ser más contundente "en el sentido de dar más fácil acceso a la ciencia, a la tecnología, al conocimiento generado sobre todo en los países más desarrollados con las justas compensaciones a los innovadores, a los generadores de ese conocimiento, y una vez creado esté al servicio de la mayor cantidad de personas".

Respecto a Venezuela, reiteró el rechazo a la orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, suscrita en marzo pasado, con la que declara a la nación venezolana como una supuesta "amenaza" para la seguridad de EEUU, "inmiscuyéndose en asuntos internos de un país soberano y actuando nuevamente de forma absolutamente ilegítima, porque estas sanciones unilaterales rompen claramente la Carta Interamericana", apuntó el jefe de Estado ecuatoriano.

El bloque felicitó las iniciativas por la paz en Colombia para poner fin al conflicto armado en la nación suramericana, así como hicieron votos por la normalización de las relaciones diplomáticas Estados Unidos y Cuba, lo cual "falta por levantar ese inhumano, cruel bloqueo y absolutamente ilegal, así como la retirada de la base de Guantánamo", subrayó Correa.

Celac-Ue también se pronunció en solidaridad con Argentina, "en su renegociación soberana de la deuda externa externa, cuando el juez de un condado de otro país hecha abajo esa negociación, son cosas que contradicen la soberanía de nuestros países incluso el sentido común, más aún cuando se privilegian negocios de muy dudosa legitimidad como los fondos buitres", comentó el mandatario.

Durante las deliberaciones "todos acogieron la propuesta de que en diciembre de este año en París, Francia, —cuando se efectuará la Cumbre del Cambio Climático— debemos llegar a acuerdos vinculantes, no declarativos, con responsabilidades y contribuciones concretas de cada país para cuidar el planeta", informó.

Sobre el tema de la migración apuntó que se trata de un problema que aqueja Europa y "cuyas causas son profundas: la inequidad mundial, la falta de oportunidades en los países de origen de esa migración, que requieren también soluciones globales y en eso la Celac está totalmente abierta al diálogo y cooperación".

Fuerza entre bloques

El jefe de Estado ecuatoriano observó que en 2015 habrá tres conferencias que consideró cruciales y son la Conferencia Internacional para el Financiamiento para el Desarrollo (julio), la Cumbre de Naciones Unidas para tratar la Agenda para el Desarrollo Post 2015 (septiembre), para revisar las Metas del Milenio y la Cumbre sobre Cambio Climático (Francia).

Ante eso, la Cumbre Celac-Ue fue oportuna en tanto que ha permitido la coordinación entre bloques "para tener más fuerza e incidir en las decisiones planetarias que hemos tomado", dijo.

En nombre de más de 600 millones de latinoamericanos y caribeños agredeció a la UE y al reino de Bélgica por la organización de la cumbre y  consideró que Europa constituye un ejemplo en la consolidación de la unión sobre la base de diferentes historias, culturas, lenguas, religiones, sistemas políticos, por lo que significó que en el caso de América Latina "tenemos una historia, cultura, lenguaje y sistemas políticos comunes para consolidar nuestra unión, así que no tenemos tiempo que perder", concluyó.