martes, 20 de octubre de 2015

Nicaragua quiere el canal

Por Erick Ruiz José |  El 19 Digital

El 74.7 % de los nicaragüenses dijo querer que se construya el Gran Canal de Nicaragua. Ese dato fue arrojado por la más reciente encuesta de la firma M&R Consultores de este país. Reflejando que la obra está en el pensamiento presente y futuro de los ciudadanos.

Sin menoscabo de las críticas que recaen sobre la histórica aspiración, el megaproyecto es una realidad para muchos pues para el 84,2% de la población la economía es su principal problema, el cual se divide en desempleo (32,6%), pobreza (24,6%), alza de precios (25,6%) y falta de inversión (1,4%); y ven al canal como una de las grandes salidas.

En Nicaragua existen grupos aferrados a la idea de que la obra no constituye una alternativa viable; sin embargo, el estudio revela que el 67.9% de los ciudadanos que viven sobre la ruta del mismo aprueba su realización.

Las pruebas de que el país quiere el canal siguen fluyendo, así como se espera que lo hagan las más grandes embarcaciones de comercio del mundo.

Y eso no es todo; también el porcentaje de personas que dudan que se alcance la meta ha disminuido; pasando de un 16 % en junio de 2015 a 8.4%; dramáticamente en descenso.

El análisis

Meridianamente hablando, los nicaragüenses consideran que el estado del país permite tener confianza en la obra que se planea desde hace siglos; incluso desde antes del Canal de Panamá, que vino a ser la alternativa de Estados Unidos luego de que la propuesta no floreciera en Nicaragua.

“La población tiene grandes expectativas porque Nicaragua quiere crecer. Nicaragua quiere medirse con los países que van desarrollándose”; dice el analista Fanor Avendaño.

Además señala que “ya es hora de que nuestras generaciones tengan un estado de bienestar. Está produciendo expectativas; una aspiración de una nación. Considero yo que los nicaragüenses debemos estar claros de que el canal es uno de tantos proyectos. El gran proyecto de nación es la producción, la estabilidad, la educación, la salud, compartir una política de estado y de crecimiento de luchar contra la pobreza y la extrema pobreza”.

Otras empresas respaldan la tendencia

Mencionaba Carlos Denton, presidente de CID Gallup a El Nuevo Diario de Nicaragua en enero de este año, que “cuando era una idea la población que lo apoyaba era menos, pero desde que se iniciaron las obras, la mayoría de la población cree que el proyecto es serio”.

“Por ejemplo, si fuera yo el presidente de una naviera con cuarenta barcos, estoy seguro que a mí me gustaría ir al Canal de Nicaragua y decir que pasaría ochenta veces al año y negociar un mejor precio”; dijo Denton.

El directivo de CID Gallup aceptó en esa entrevista que el proyecto está “contribuyendo a la sensación de optimismo, porque si uno ve otros indicadores (de una de sus encuestas) uno se da cuenta que hay cosas negativas, como el desempleo, pero hay mucho optimismo sobre el futuro”.

Y precisamente M&R destaca que el 59.3 % señala que el sentimiento que les produce es confianza, optimismo y alegría; con un 69 % que dice que el mismo tiene credibilidad y un 62.6 % que traerá beneficios para los dueños de las propiedades afectadas.

Y la tendencia es…


El Gran Canal entró a las encuestas de M&R en septiembre del 2012, alcanzando el 59.7 % de opinión favorable acerca de que se trata de un proyecto serio. Esa cifra subió hasta el 69 % en el estudio expuesto en este artículo.

A la vez, del 11.1 % en 2012 pasó a 8.4 % en 2015 de los consultados que dudan que se consiga. Este dato es similar al 21.9 % que actualmente aprueba parcialmente la obra; número superior al 19.4 % de diciembre del 2013.

Los consultados también respaldan que el Canal vaya a restaurar y preservar el Lago de Nicaragua; levantando el 48.4 % de junio de este año con el 61.5 % de octubre 2015. Y en el mismo período el porcentaje de dueños de propiedades ubicadas sobre la ruta que se verían beneficiados pasó de 50.1 % a 62.6 %.

Hasta los ciudadanos que dicen pertenecer a un partido político de oposición están creyendo en el Canal pues el 52.6 % de ellos sí quiere que se lleve a cabo. Más de la mitad del 8.1 % de esa oposición reflejada en los resultados.

Otros analistas subrayan que debido al alto grado de divulgación de todos los pasos, desde la publicación del Estudio de Impacto Ambiental y Social hasta la entrada en operaciones de CSA Global, que realiza un estudio aéreo topográfico, los nicaragüenses han notado que el llamado “Sueño de Sandino” está materializándose.

Se espera que el proyecto duplique el Producto Interno Bruto de Nicaragua y que genere unos 250 mil empleos, además de la apertura del país a más industrias que trabajarán en los proyectos conexos; como centros comerciales, hoteles, aeropuertos, etc.

Todas estas son cifras recogidas en un estudio realizado del 1 al 14 de octubre con entrevistas a 1,698 personas.