lunes, 22 de junio de 2015

“No vamos a permitir la biocolonización corporativa de Costa Rica”

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Ecologistas denuncian presiones de EEUU para que el gobierno abra a los transgénicos

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

El movimiento ecologista costarricense reaccionó indignado ante la carta que Darci L. Vetter, jefa negociadora en temas agroalimentarios del gobierno estadounidense, envió al Ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Alexander Mora, presionando contra la posible aprobación de una ley de moratoria a los cultivos transgénicos.

“El gobierno norteamericano pretende usar el Tratado de Libre Comercio Estados Unidos, Centroamérica, República Dominicana (CAFTA-DR) como herramienta para imponer la siembra de transgénicos en Costa Rica. 

Esto tiene que ver con sus pretensiones biocolonizadoras sobre las bases más elementales de nuestro sistema alimentario”, dijo a La Rel, Fabián Pacheco, representante del sector ecologista ante la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio).

La iniciativa de ley fue presentada ante la Asamblea Legislativa en octubre de 2014 y contó con el apoyo político de diputados del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) y el Frente Amplio (FA). Actualmente está siendo analizada por la Comisión de Asuntos Agropecuarios.

“El movimiento ecologista ha venido señalando que la lucha contra los transgénicos no es contra una tecnología más, sino contra una estrategia de biocolonización imperial corporativa.

Lo que esta política busca es apoderarse de nuestro sistema alimentario, concentrando riqueza, expandiendo su control sobre las semillas a través del sistema de patentes, y haciéndonos cada vez más dependientes”, explicó Pacheco.

Para él, la convergencia de estas nuevas tecnologías y estrategias comerciales colonizadoras que atentan contra la vida está originando mecanismos nefastos, que agreden y lesionan tanto los derechos más elementales del campesinado, como la soberanía alimentaria de los pueblos.

Costa Rica libre de transgénicos
“Ya no somos república bananera”

Actualmente, el 91 por ciento de los municipios de Costa Rica resolvió declarar sus territorios libres de transgénicos, y una sentencia de la Sala Constitucional declaró la inconstitucionalidad parcial del Reglamento del Servicio Fitosanitario del Estado, deteniendo el otorgamiento de permisos para liberar transgénicos en el país.

“El gobierno estadounidense sigue creyendo que somos una república bananera, y que puede venir a obligarnos a sembrar y comer lo que sus corporaciones dicen que es bueno para nosotros.

Sin embargo, Costa Rica ha mostrado su más enérgico rechazo a los transgénicos, más aún cuando hay cientos de científicos señalando a estas nuevas tecnologías como riesgosas para la salud humana”, agregó el también miembro de la Federación Ecologista (Fecon).

Un observatorio internacional
Monitorear y denunciar la biocolonización

Ante la carta enviada por el gobierno de Estados Unidos presionando para que se permita la siembra de transgénicos en el país, el movimiento ecologista y más de treinta personalidades del mundo eco-científico y de la agricultura orgánica conformaron una Alianza Internacional para el monitoreo sobre la biocolonización transgénica en los centros de origen y países mega diversos.

“Para el movimiento ecologista es una señal muy importante. Nos están diciendo que Costa Rica no está sola y que están observando la intromisión de Estados Unidos sobre un pueblo que ha brillado por su dignidad y por defender su democracia.

Un pueblo que, a través del movimiento ecologista, está dispuesto a seguir defendiéndola y a luchar por un país libre de transgénicos y de pretensiones biocolonizadoras”, insistió Pacheco.

En este sentido, las organizaciones ecologistas están pidiendo al gobierno de Costa Rica que no se deje presionar, ni intimidar, y que siga defendiendo la soberanía nacional.

“Al gobierno pedimos que sea consecuente con su promesa de campaña de apoyar una moratoria a los cultivos transgénicos.

Tiene el respaldo de nuestro movimiento, de académicos y científicos nacionales e internacionales, así como de miles de ciudadanos y ciudadanas y de los 74 gobiernos locales que han rechazado los OGM en sus territorios.

Esperamos que tenga el coraje y la valentía que se requieren para defender el país ante esta estrategia nefasta”, concluyó.

Fuente: Rel-UITA