miércoles, 24 de junio de 2015

Honduras: Acoso y violencia contra "indignados" en huelga de hambre que no merman su compromiso

Foto Luis Méndez
Exigen la instalación de una CICIH y juicio político para los funcionarios involucrados en la quiebra del IHSS

Por Giorgio Trucchi | LINyM

Ya son cuatro los jóvenes indignados que se han integrado desde el lunes pasado a una huelga de hambre en las cercanías de Casa Presidencial.

Son miembros del grupo denominado "Oposición indignada", que desde hace casi dos meses encabeza las masivas movilizaciones de protesta de las antorchas en todo el país, exigiendo el esclarecimiento del millonario desfalco que sufrió el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Con el respaldo de ciudadanas y ciudadanos solidarios, Ariel Varela, Miguel Antonio Briceño, Osmán Calero y Luis Alejandro Calero levantaron sus tiendas de campaña, resistiendo al acoso policial y militar.

La zona fue inmediatamente militarizada y aislada con vallas metálicas, y se prohibió tanto el acceso de la ciudadanía y de los medios de comunicación, como de servicios esenciales para una estadía digna de los jóvenes y las más de veinte personas que los acompañan.

"Quieren desgastarnos, impidiendo el acceso de la energía eléctrica, un abanico, un toldo para protegernos del sol y de un baño portátil. Tampoco permiten la entrada a los medios, violentando así el derecho a la libertad de expresión", dijo Ariel Varela a la LINyM.  

Esta situación de aislamiento facilitó el brutal ataque a golpes y piedras sufrido por las y los acompañantes de los huelguistas en horas de la madrugada de hoy, a manos de un nutrido grupo de desconocidos.

El ataque dejó un saldo de varias personas golpeadas y heridas, entre ellas a periodistas de medios nacionales e internacionales que trataban de cubrir la protesta de los jóvenes. También hubo sustracción de equipos. 

Pese a la violencia y las amenazas, los jóvenes aseguran que no suspenderán su protesta, y que quedan firmes en sus propósitos.

"Basta ya de corrupción"
"Exigimos una Comisión contra la impunidad"

Sus demandas son claras. Exigen la instalación de una Comisión internacional contra la impunidad en Honduras (CICIH) y que en el Congreso Nacional se inicie un juicio político contra aquellos funcionarios implicados en el saqueo del Seguro Social. 

"El pueblo hondureño se ha cansado de todo este saqueo, se ha levantado y quiere participar, quiere ser protagonista, quiere aportar su granito de arena. 

Este martes, cientos de personas llegaron a acuerpar la protesta, y hay diferentes organizaciones que van a hacer lo mismo a partir de mañana. 

Para el viernes esperamos que una multitudinaria movilización de las antorchas llegue hasta Casa Presidencial respaldando esta lucha", explicó Varela.

El joven indignado rechazó también las declaraciones del asesor presidencial Ebal Díaz, quien señaló que las protestas se están tornando violentas, vinculando los "indignados" con el lanzamiento de una bomba molotov en el edifico anexo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

"Este señor es un mentiroso y un incompetente. Son declaraciones que tienen el objetivo de desacreditar al movimiento. Hemos demostrado en todo el país que las manifestaciones de las antorchas son determinadas, firmes, pero pacíficas. 

Eso demuestra el miedo profundo que le tiene el gobierno a este pueblo. Se siente acorralado y sin el apoyo popular", concluyó el joven indignado. 

Contexto de corrupción
Un desfalco descarado

Desde hace más de siete semanas, amplios sectores de la población hondureña reaccionaron con fuerza ante la denuncia del periodista David Romero Ellner, director de Radio Globo y Globo TV, que vincula al oficialista Partido Nacional con el fraude colosal al Seguro Social hondureño, que se destapó el año pasado.

Según él, de los más de 7.000 millones de lempiras (330 millones de dólares) drenados del IHSS por altos cargos de esta institución -actualmente detenidos- unos 2.000 millones (90 millones de dólares) fueron a parar a cuentas del Partido Nacional, para financiar la campaña electoral del entonces candidato presidencial Juan Orlando Hernández.

La desviación de fondos hacia el partido oficialista fue corroborada también por la Comisión Multipartidaria del Congreso Nacional, durante las investigaciones de 12 casos de corrupción, entre otros, el sonado caso de la quiebra del IHSS,

Para realizar este millonario desfalco, parientes de ex funcionarios del Seguro Social crearon empresas de maletín, con las cuales se firmaban contratos multimillonarios para supuestamente proveer medicamentos, servicios y equipos médicos. Luego se saqueaban los almacenes del IHSS y se volvían a proveer. 

Romero Ellner aseguró que toda la cúpula nacionalista estaba al tanto de este mecanismo fraudulento -incluyendo al ex presidente Porfirio Lobo y al actual mandatario Juan Orlando Hernández-, y que las autoridades del Ministerio Público habrían ocultado las pruebas y engavetado los expedientes.