jueves, 13 de marzo de 2014

Escrutinio definitivo confirma que Salvador Sánchez es el nuevo presidente de El Salvador

Foto G. Trucchi | Opera Mundi
Debido a una serie de recursos presentados por Arena, las autoridades electorales no pudieron oficializar el nombre del ganador

Por Giorgio Trucchi | Opera Mundi

Después de días de larga espera, el TSE (Tribunal Supremo Electoral) de El Salvador dio a conocer, en horas de la madrugada de este jueves (13/03), el resultado del escrutinio definitivo de la segunda ronda de los comicios presidenciales, realizada el domingo (09/03). El ganador y nuevo presidente del país es Salvador Sánchez Cerén del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional), con el 50.11% (1,495,815 votos). Norman Quijano, del opositor partido Arena (Alianza Republicana Nacionalista), de derecha, tuvo el 49.89% (1,489,451).


A pesar de la diferencia mínima de 6,364 votos entre los dos candidatos, con este resultado el FMLN y su líder histórico, Sánchez Cerén, alcanzan casi 1.5 millones de sufragios, aumentando su caudal en casi 200 mil votos en comparación con el primer turno y convirtiéndose en los más votados de toda la historia de El Salvador. Debido a una serie de recursos presentados por Arena, entre otros, la anulación del entero proceso electoral, las autoridades electorales aún no pudieron oficializar el nombre del ganador. Sin embargo, los resultados presentados por el presidente del TSE, Eugenio Chicas, pueden considerarse definitivos.

Chicas señaló el “uso político” de dichos recursos para crear “tensión y zozobra”, provocando impasses en el escrutinio y atrasando la publicación en línea de los resultados finales. Asimismo, expresó su satisfacción por el trabajo realizado y por “la coincidencia entre los resultados preliminares y los definitivos”, encontrando diferencias solamente en 49 de las más de 10 mil actas. “Este resultado demuestra la rapidez, transparencia, seguridad y certeza del proceso que hemos desarrollado”, afirmó.

Pese a la oficialidad de los resultados, Jorge Velado, presidente de Arena, insistió en la necesidad de que se realice un conteo ‘voto por voto’, como única forma para “acercar las fuerzas económicas y políticas del país”. Además, dijo que existirían no menos de 23 mil votos en discordia y una gran cantidad de irregularidades. “De ser oficializado como ganador por el TSE, lo más seguro es que vamos a considerar a Salvador Sánchez un presidente ilegítimo”, dijo. 

Contrariamente a lo que plantea Arena, el Procurador de Derechos Humanos, David Morales, consideró que el proceso de escrutinio se había realizado de forma “limpia y transparente”, y que su labor de observación y verificación no había detectado “ninguna evidencia de fraude”, ni irregularidades “que afecten el resultado final”. Este planteamiento coincidió con los emitidos por las misiones de observación electoral de Naciones Unidas, OEA (Organización de Estados Americanos) y el CEELA (Consejo de Expertos Electorales de América Latina), que consideraron el proceso transparente, eficiente y legítimo.

Por otro lado, las Fuerzas Armadas emitieron un comunicado donde rechazaron el llamado del partido Arena a “intervenir en el proceso electoral”, ratificaron su compromiso de “respetar irrestrictamente la decisión del pueblo salvadoreño expresada en las urnas”, y se comprometieron a respetar los resultados emitidos por el TSE”.

Gobierno de unidad

Ante las crecientes expresiones de protestas de Arena y el llamado de Quijano a desconocer la autoridad del TSE y el presidente electo, la diputada del FMLN, Lorena Peña, dijo a Opera Mundi que esta victoria no solo permitirá continuar con los cambios, sino que despeja el camino para un “gobierno que una la nación” alrededor de objetivos específicos, como la “superación de la pobreza, de la injusticia social y la inseguridad”.

Además, aseguró que, de esta manera, se estarían derrotando los intentos de Arena “de anular el sistema democrático salvadoreño”. Según ella, la ciudadanía, el TSE y el FMLN demostraron “capacidad y madurez” y supieron garantizar un escrutinio “apegado a las leyes y a la Constitución”. Asimismo, Peña pidió a la dirigencia de Arena que sean “sensatos y acepten el veredicto del pueblo. Nosotros no les tenemos miedo a los violentos, pero este país ya vivió una larga guerra civil y no se puede jugar con fuego”, concluyó.

Para este jueves, Arena tiene previsto desarrollar nuevas manifestaciones de protesta, mientras que el FMLN convocó su militancia y simpatizantes a una concentración en la capital este sábado (15/03) para celebrar la victoria.

Fuente oficial: Opera Mundi (portugués)