miércoles, 19 de marzo de 2014

¿Crisis en Arena después de la derrota electoral en El Salvador?

Foto G. Trucchi | Opera Mundi
Por Verdad Digital

Las discrepancias internas en Arena salieron nuevamente a la luz pública, tras su derrota en las elecciones presidenciales de El Salvador, lo que revela que para este instituto político se le viene una grave crisis.

El asunto retomó fuerza en medio de los últimos esfuerzos del partido de extrema derecha para intentar revertir en los tribunales los resultados de la voluntad popular en las urnas.

Los llamados a los cambios en la conducción arenera fueron hechos por la exvicepresidenta de la república y diputada Ana Vilma Albanés de Escobar, quien trató sin éxito de integrar la candidatura de Arena para los comicios.

Creo que hay que hacer modificaciones y renovaciones en el partido en general, dijo Albanés de Escobar a periodistas, luego de una reunión de la cúpula del partido con sus legisladores.

Tenemos que trabajar para ser atractivos y acercarnos a la población, los partidos deben abrirse y escoger a la mejor gente y rendir cuentas a las bases, dijo la diputada arenera.

Las opiniones de la legisladora fueron cortadas de inmediato por el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena), Jorge Velado, quien afirmó no haber oído que existan propuestas de cambios en la dirigencia.

La fundadora del partido, Gloria Salguero Gross, culpó de la derrota de su partido al expresidente Francisco Flores, según una nota de prensa de Canal 12 de televisión.

En ella, Salguero Gross, quien dirigió el partido y fue presidenta de la Asamblea Legislativa, pidió la renuncia inmediata de Velado. La dirigencia de un partido político que pierde las elecciones pone a disposición sus cargos un día después de la derrota, aseguró la exparlamentaria.

Jorge Velado es gerente de uno de los negocios del poderoso grupo empresarial Poma, cuyos propietarios son considerados que manejan los hilos del poder en el partido casi de manera pública.

Otro tema de disenso es la protección brindada por la dirigencia a uno de los presidentes honorarios de Arena, el exmandatario Francisco Flores, envuelto en uno de los más graves casos de corrupción de la historia salvadoreña.

Paco Flores fue el principal asesor de la campaña del excandidato presidencial de Arena, Norman Quijano, hasta las vísperas de la primera vuelta de las justas, el 2 de febrero pasado.

Quijano lo mantuvo en el puesto hasta última hora, pese a las advertencias de varios fundadores sobre el daño que le hacía el escándalo en el que estaba envuelto (desaparición de donaciones provenientes de Taiwán) a las aspiraciones del partido en las urnas, por lo cual demandaban la expulsión de Flores.

El expresidente se encuentra prófugo desde hace casi dos meses y una Comisión del Parlamento lo encontró responsable de la apropiación de carca de 100 millones de dólares, donados al país en ayuda para víctimas de desastres.

La primera gran crisis interna de Arena ocurrió en 2009, tras su primera derrota en las elecciones ese año ante el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ganador también de las más recientes.

Jorge Velado anunció que el partido realizará un congreso interno dentro de dos semanas, para abordar entre otros asuntos los resultados de los comicios y preparar la estrategia para las elecciones municipales y legislativas, programados para dentro de un año.