domingo, 24 de junio de 2012

Nicaragua no se dejará chantajear por Estados Unidos

Foto CCC
Por El 19 Digital

Para el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra, el anuncio del gobierno de Estados Unidos de suspender la cooperación a Nicaragua bajo de la excusa de falta de transparencia fiscal, no es más que una suspensión de la deuda histórica de 17 mil millones de dólares que tiene el imperio yanqui con nuestro país.

Ortega recordó que hay una sentencia la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que condena al gobierno norteamericano a indemnizar a Nicaragua, la cual sufrió actos de terrorismo y de agresión durante la década de los años ochenta.

Ortega indicó que a partir de los noventas, cuando Estados Unidos reactivó su “cooperación” con Nicaragua, lo que ha estado haciendo es pagando parte de esa deuda, de tal manera que el anuncio del retiro de la misma no es más que una suspensión de pagos.

“Lo que nos están diciendo es que suspenden el pago de la deuda. Y nosotros vamos a continuar librando esta batalla ante La Haya y ante Naciones Unidas”, indicó.

Señaló que ante Las Naciones Unidas, Nicaragua lo que busca es respaldo moral, ya que ahí siempre se impone el veto del gobierno gringo.

Nicaragua continuará cobrando deuda


En cuanto a la deuda, dijo que la condena de La Haya continúa viva, porque el perdón otorgado por los gobierno neoliberales de los años noventas no contó con la aprobación del pueblo nicaragüense.

“La condena sigue viva. Esa condena no ha desaparecido, allí está”, señaló.

“El hecho que el gobierno del 90 haya dicho que les perdonaba la condena, no hay ninguna formalidad que diga que les perdonaba la condena, y aunque la hubiese, el único que puede perdonar esa deuda es el pueblo de Nicaragua y el pueblo de Nicaragua lo que va a hacer es continuar cobrando esa deuda”, indicó.

Nicaragua, potencia moral

El comandante Ortega recordó que Nicaragua nunca le ha hecho daño a Estados Unidos, sino al contrario, ha sido víctima de sus políticas.

Insistió que las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos deben estar enmarcadas en el respeto. “Somos una nación pequeña. No somos una potencia económica. No somos una potencia militar, pero sí somos una potencia moral y merecemos respeto, y le exigimos respeto a los Estados Unidos de Norteamérica”, afirmó.

Señaló que el gobierno estadounidense a lo que aspira es a tratar de imponerle elecciones a Nicaragua, tal y como lo hizo el 6 de noviembre de 1928, cuando las autoridades electorales y quienes contaron los votos fueron marines yanquis.

“¡Qué vergüenza! Eso no volverá a suceder en Nicaragua. El pueblo así lo decidió el 19 de julio de 1979”, sostuvo.

“Nos están queriendo someter por la fuerza de lo que ellos llaman cooperación”, dijo, asegurando que esta política fue impuesta a partir de 1990.

Nicaragua sí ha cumplido con la transparencia

Para
Ortega la suspensión de la cooperación bajo el argumento de falta de transparencia fiscal, no es más que un tema político sin base real, ya que todos los organismos financieros internacionales han constatado que Nicaragua sí ha cumplido con este requerimiento.

Señaló en este sentido que es inmoral que el gobierno gringo exija transparencia fiscal, tomando en cuenta que son “los más grandes estafadores y delincuentes” de nuestro planeta.

Denunció que el gobierno yanqui ha protegido “operaciones donde grandes bancos norteamericanos han sido utilizados para lavar hasta 300 mil millones de dólares del narcotráfico”, imponiendo a los banqueros multas de entre 125 y 150 millones de dólares sin procesarlos judicialmente.

“Entonces qué lecciones de moral y trato social nos pueden venir a dar los yanquis aquí. Qué lecciones institucionales nos pueden venir a dar los yanquis aquí en Nicaragua. Ellos que son, al final de cuentas, desconocedores de la ley en todo el planeta. Imponen la ley del más fuerte”, reprochó.
Ortega enfatizó que aunque EEUU diga que Nicaragua no cumple con los estándares internacionales de transparencia fiscal, la realidad dista mucho de esta afirmación.

Recordó que por la fragilidad de su economía, Nicaragua se ha visto sometida a los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Con estos, afirmó, “se han hecho los acuerdos, Nicaragua ha presentado sus propuestas, sus iniciativas sobre programas a ejecutarse en nuestro país, y Nicaragua ha recibido una muy buena calificación de todos estos organismos”, expresó, señalando que al país no le faltan ganas de librarse de las garras institucionales del imperio.

“Aquí lo increíble es que Estados Unidos decide que no hay transparencia fiscal en Nicaragua. Ellos los deciden, aunque el Fondo diga lo contrario, aunque el Banco Mundial diga lo contrario, aunque el BID diga lo contrario, ellos deciden que no hay transparencia fiscal”, reprochó
Ortega.

Para el mandatario, la decisión de descalificar a Nicaragua en materia de transparencia no es más que por los intereses del imperio, donde actualmente hay un proceso electoral en marcha.

Están tomando como enemigo al pueblo de Nicaragua
 Ortega manifestó que la suspensión de la cooperación afectará programas de combate al narcotráfico, el medio ambiente y la salud, lo cual va en detrimento no sólo del pueblo estadounidense que es el más afectado por las drogas, sino también del pueblo de Nicaragua.

“No son programas enormes, pero indiscutiblemente algún impacto tienen en beneficio del pueblo. A final de cuentas, están tomando como enemigo al pueblo nicaragüense, porque para ellos el pueblo nicaragüense en tanto sea un pueblo digno que defienda su soberanía, su autodeterminación, su independencia, es un enemigo”, denunció.

El comandante indicó que el año pasado la cooperación estadounidense alcanzó aproximadamente los 30 millones de dólares, pero que este año apenas andaba por los 3 millones.

Falta dispensa de la propiedad

Recordó así mismo que aún falta la dispensa relacionada con los reclamos de propiedad, donde también piensan cortar la cooperación a Nicaragua.
Ortega dijo que en este caso Nicaragua ha venido haciendo muchos avances indemnizando a los ciudadanos estadounidenses, muchos de los cuales no son más que nicas caitudos y criminales “que huyeron a los Estados Unidos al triunfo de la Revolución en 1979”.

“Muchos de ellos fueron indemnizados por los gobierno neoliberales que nos precedieron y ahora piden otra indemnización porque no dejan de ser lo que siempre han sido: ladrones depredadores del pueblo nicaragüense”, manifestó.

Ni un peso para organizaciones derechistas

El comandante
Ortega denunció que si bien Estados Unidos suspende la cooperación en programas de seguridad, salud y medioambiente, se reservan el derecho de apoyar a organismos, partidos políticos y medios de comunicación derechistas, quienes supuestamente están batallando por la democracia en Nicaragua.

“Si aquí no hay plata para la salud, si aquí no hay plata para el medio ambiente, si aquí no hay planta para la lucha para el trafico de estupefaciente, tampoco habrá plata para esos agentes del imperio”, sentenció.

“Aquí se cierran todos los programas. Y estamos trabajando, recabando toda la información para que no vengan aquí a actuar en la forma que ellos quieren actuar. Aquí se va a cerrar la llave para todos esos programas”, subrayó.

No más chantaje

En este sentido
Ortega dijo que Nicaragua no se someterá a más chantajes.

“Que se olviden desde ahora que en Nicaragua vamos a tomar decisiones de orden político institucional sometidos al chantaje y a la presión. Nosotros vamos a decidir cuando el pueblo así lo decida y las instituciones así lo determinen”, indicó.

Dijo que Nicaragua al contrario continuará luchando y dando la batalla contra la pobreza, el analfabetismo, y por mejorar las condiciones ambientales, la salud, la educación y desarrollando más programas que beneficien a las familias nicaragüenses.

Entre los programas que se seguirán impulsando están el soñado Canal Interoceánico por Nicaragua.

Vamos a “seguir batallando para fortalecer todas las instituciones del Estado sin dejarnos imponer la injerencia extranjera”, aseguró.