viernes, 22 de junio de 2012

Golpe de Estado en Paraguay

teleSur
Por Agencias 

El presidente de Paraguay Fernando Lugo fue destituido de su cargo este viernes en una acción de la derecha que consolidó un golpe de Estado a través de un juicio político en el Congreso, provocando gran indignación entre el pueblo que ha salido a las calles a repudiar ese lamentable hecho.

Luego de más de seis horas de juicio, el presidente Fernando Lugo fué destituido con un total de 39 votos a favor, 4 votos en contra y dos diputados ausentes.

"Con dos votos ausentes, 4 votos en contra y 39 por la condena, este senado ordena separarlo de su cargo y declararlo culpable”, dijo el presidente del la cámara alta. Los acusadores finalizaron el juicio argumentando que “la moción no admite debate”.

En el juicio se denunció la falta de garantías procesales. "La instalación del juicio político es una perfección de las violaciones de las garantías constitucionales (...) Se ha accionado la incosntitucionalidad contra la resolución", declaró Enrique García, uno de los defensores de Lugo durante el inicio del juicio desde el Senado de Paraguay que se realiza este viernes.

Miles de paraguayos salieron a las calles a protestar por es lamentable hecho y son reprimidos por fuerzas de la policía, que mantienen un cordón de seguridad en las afueras del congreso.

En el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) Nicaragua exigió que no se debe reconocer un gobierno de surja de la deformación de la legalidad y una ruptura institucional.

El representante ante ese organismo Denis Moncada Colindres, sostuvo que se debe condenar, esas maniobras, conspiraciones y complots seudo-jurídicos y políticos, encaminados a destituir al presidente Fernando Lugo, democráticamente electo.

Moncada aseguró la representación de Nicaragua y el Gobierno reafirman el conocimiento de la legalidad y legitimidad del Presidente Lugo, "a quien expresamos nuestro firme apoyo y solidaridad antes, durante y después de las maniobras conspirativas y de complots que realizan las cámaras legislativas de Paraguay".

"Condenamos que se pretenda trastocar y subvertir el orden institucional y el normal funcionamientos de las instituciones de la sociedad paraguaya y del Gobierno constitucional del Presidente (Fernando) Lugo, mediante estas actitudes y acciones retrogradas", agregó Moncada Colindres.

Afirmó que Lugo, debe terminar su mandato en un ambiente de paz, estabilidad y gobernabilidad para lo cual está siendo apoyado por el pueblo paraguayo y la comunidad internacional.

La OEA realizó una sesión extraordinaria para abordar la situación del juicio político que lleva a cabo en Paraguay en contra del Presidente Constitucional Fernando Lugo, en el senado de ese país suramericano.

El jueves, la cámara de diputados voto con 76 votos en favor y uno en contra una iniciativa para juzgar al jefe de Estado por "mal desempeño de funciones".

Posteriormente, la Cámara de Senadores elaboró un reglamento y presentó una acusación formal en tiempo récord. Acción que fue calificada por el propio Mandatario paraguayo como un golpe de Estado exprés.

En desconocimiento del apoyo popular de más de 40% que respalda la gestión del mandatario, los senadores aseguraron que Lugo "ha incurrido en mal desempeño de sus funciones en razón de haber ejercido el cargo que ostenta de una manera impropia, negligente e irresponsable".

La política antirrepresiva y la reivindicación de la lucha por la redistribución de la tierra fueron dos de las causas presentadas por el Congreso para justificar el juicio político emprendido este jueves contra el Presidente.

La disposición al diálogo y el reconocimiento de las demandas campesinas fueron los argumentos para exigir la destitución

La acusación se presentó en la sede del Poder Legislativo, sin prueba alguna que la sustentara y los denunciantes se limitaron a esgrimir que las causas "son de pública notoriedad, motivo por el cual no necesitan ser probadas".

El documento que presenta el orden del día del senado paraguayo establecía como punto final que se "declarará culpable" al presidente Fernando Lugo y "se lo separará de pleno de derecho de su cargo", aun sin haberse ejecutado del juicio.

"No se tratan de meras elucubraciones jurídicas" afirmó Adolfo Ferreiro, uno de los abogados del jefe de Estado, tras citar el documento en el que se preveía la destitución.

"Si esto no es una condena anunciada con libreto impreso y distribuido a los señores senadores, yo no puedo concebir una burla mayor a este Senado", agregó el abogado.
La votación arroja el siguiente resultado: dos ausentes, cuatro por el rechazo y 39 aprobaron el golpe de Estado.