viernes, 29 de junio de 2012

Honduras ya no es la misma

Foto G. Trucchi/Rel-UITA
A tres años del golpe el pueblo resiste y avanza

Por Giorgio Trucchi - Rel-UITA

Este 28 de junio el pueblo hondureño se volcó a las calles y celebró tres años de resistencia contra el golpe de Estado criminal, que en 2009 derrocó al presidente Manuel Zelaya y desencadenó una reacción en el pueblo hondureño nunca antes vista.
 
Tres años después, Honduras ya no es la misma y su pueblo no sólo resiste, sino que avanza en la propuesta de cambios políticos y sociales y hacia la refundación del país.

“Tres años de lucha del pueblo hondureño contra la represión política y social, contra el asesinato de nuestros activistas, contra la impunidad, pero también tres años de trabajo intenso para llegar a la toma del poder, para convocar a una Constituyente, refundar a Honduras y hacer las transformaciones profundas que el pueblo necesita”, dijo a Sirel, Juan Barahona, vicecoordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y del nuevo partido Libertad y Refundación (LIBRE).

Según él, las miles de personas que se movilizaron en todo el país mostraron su repudio hacia el golpe en Honduras y rechazaron la burda e ilegítima destitución del presidente Fernando Lugo en Paraguay.

“No es posible que sigan exportando el modelo de golpe hondureño en el resto del continente, afinándolo y perfeccionándolo para que sea más efectivo. Nosotros queremos ser ejemplo de lucha organizada y movilizada, y hoy estamos demostrando que somos capaces de hacerlo”, manifestó.

Durante la actividad, la futura candidata a la presidencia por el partido LIBRE, Xiomara Castro, manifestó sentirse impresionada por la cantidad de gente que volvió a llenar las calles del país.

“Creyeron que el pueblo hondureño iba a seguir sumiso en la indiferencia, pero se equivocaron, porque son tres años que el pueblo está clamando por el retorno al orden constitucional, el respeto de los derechos humanos, la justicia para los mártires que derramaron su sangre por exigir el respeto a la democracia en Honduras”, dijo Castro.

Para ella, el pueblo ya tiene la conciencia de que llegó el momento de revertir el golpe de Estado. “Vamos a demostrar que somos capaces de cambiar la historia de los países y que el pueblo puede llegar al poder para refundar nuestra patria”, aseveró.

Para Carlos H. Reyes, miembro de la Coordinación Nacional del FNRP,  la derecha, asesorada por el imperio norteamericano, no se dio cuenta que, en su afán de contrarrestar las reformas progresistas y las luchas políticas, creó las condiciones para el surgimiento de focos de resistencia en todo el continente latinoamericano.

“Tenemos un movimiento de resistencia permanente que no se rinde, y un pueblo que ha tomado conciencia de su fuerza y capacidad. A nada serviría tener un partido político y participar en elecciones si atrás no hay una fuerza social bien organizada que respalde y defienda este esfuerzo”, aseguró Reyes.

El también dirigente sindical condenó las pretensiones del Congreso Nacional de introducir en la Constitución de Honduras la figura del juicio político, porque representa “una espada de Damocles para quien gane la Presidencia de la República y un mensaje directo para Xiomara (Castro)”.

Finalmente, aseguró que en Honduras y en el resto del continente el golpismo no podrá ganar. “A cada intento de golpe surge la resistencia de los pueblos. Esto va a ser el siglo de los pueblos”, concluyó.