miércoles, 3 de agosto de 2016

Turismo en Honduras: empleo precario, mal pagado y temporal

Foto laprensa.hn







La otra cara del crecimiento turístico

Por Giorgio Trucchi | Alba Sud/Rel-UITA

En Honduras hay un fuerte repunte del turismo. Los gobiernos que se han sucedido después de la grave crisis generada por el golpe de Estado de 2009 han promocionado las bellezas naturales y culturales del país hacia el exterior. Una imagen ficticia, un espejismo más para captar divisas y multiplicar la inversión extranjera, tras el cual se oculta una realidad muy diferente. Una realidad donde la lucha en defensa de los territorios y los bienes comunes de la naturaleza es criminalizada y reprimida, y los derechos laborales y sindicales son sistemáticamente pisoteados.


Una apuesta regional

En los últimos años, los países de la región centroamericana han apostado mucho al turismo.  En 2014 la región recibió 9,6 millones de visitantes, con un aumento del 5,6% –más de medio millón de visitantes– respecto al año anterior. El país que tuvo el mayor crecimiento fue Guatemala (+9,3%), seguido por Belice (+9,2%), Nicaragua (+8,2%) y Panamá (+5,2%). Costa Rica continúa atrayendo la mayor cantidad de turistas que llegan a la región centroamericana con más del 26% del mercado, seguido por Panamá con el 18% y Guatemala con el 15%.

Esto permitió a la región centroamericana captar unos 10.200 millones de dólares en divisas por turismo, con un crecimiento del 9,2% respecto al 2013. Panamá, Costa Rica y Guatemala lideran la lista de países con mayor captación de divisa, mientras que El Salvador destaca por el alto crecimiento logrado en tan sólo un año (+32,4%). 

De acuerdo con el director del Instituto Hondureño de Turismo (IHT), Emilio Silvestri, Honduras tiene muy claros sus objetivos para este 2016, entre otros “impulsar nuevos proyectos de promoción turística para incrementar la llegada de visitantes al país, posicionando a Honduras como uno de los mejores destinos turísticos del área centroamericana”, dijo Silvestri a medios nacionales.

Según el último informe oficial del IHT, durante el año 2014 Honduras recibió un poco más de 2 millones de visitantes, con un crecimiento del 12,1% respecto al 2013. El ingreso de divisas por turismo aumentó en casi 15%, alcanzando los 710,4 millones de dólares, y representó el 7,8% del total de las exportaciones de bienes y servicios. El turismo se posicionó como la cuarta fuente de ingresos de divisas después de las remesas familiares, la maquila y la exportación del café. Las actividades relacionadas con este sector aportaron el6,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

 La Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples (EPHPM) estima que en 2014 el número de personas empleadas en actividades de turismo fueron unas 210 mil (52% mujeres), el 58,4% de las cuales en restaurantes y similares y el 27% en transporte de pasajeros. La actividad que registrómayor crecimiento en el número de personas empleadas fue la de hoteles y similares. Honduras captó el 9,1% de los turistas extranjeros que visitaron la región centroamericana y ocupó el quinto lugar en captación de divisa (6,8% del total). Actualmente el IHT tiene registrado a unos 3.450 establecimientos turísticos a nivel nacional.

Durante el año pasado, los resultados preliminares, no oficiales, mostraron un ligero aumento tanto en concepto de visitantes (2,1 millones) como de generación de divisas (720 millones de dólares) y empleo (211 mil plazas).

Para apuntalar su estrategia de promoción de la imagen del país a nivel internacional, el actual gobierno hondureño ha lanzado el Programa de Crecimiento Económico Honduras 20/20, que pretende atraer inversiones de entre 10 mil y 13 mil millones de dólares en cuatro sectores (turismo, textiles, manufactura intermedia, servicio de apoyo a negocios) y generar 600 mil empleos en los próximos 5 años, 255 mil de los cuales en el sector turismo.

La otra cara del turismo

Pero ¿de qué empleo estamos hablando y con cuáles características y cuáles problemáticas? Sobre estas temáticas Alba Sud conversó con Herson Enoc Rivera, presidente del Sindicato de Trabajadores de Hoteles y Similares (Sitrahosi) del Hotel Honduras Maya.

Foto Fanny Erazo
Herson es cocinero y tiene 18 años trabajando en dicho hotel capitalino. El Honduras Maya de Tegucigalpa es uno de los tres hoteles en Honduras donde las y los trabajadores han podido organizarse. A lo largo de su existencia, el Sitrahosi ha firmado varios convenios colectivos, y recientemente ha presentado su pliego de peticiones para iniciar las negociaciones de un nuevo convenio.

¿Cuáles son las principales problemáticas que se viven en el sector hotelero?

Herson Rivera: En el sector hay mucha preocupación por el uso que se está haciendo de los contratos temporales por horas o media jornada. Los gerentes nunca definen las horas exactas que un “eventual” va a trabajar, ni cuánto le van a pagar o cómo se maneja el tema de las propinas. Al final le dan siempre lo que quieren.

En general son camareros o ayudantes de cocina. Se les contrata cuando en los hoteles se desarrollan eventos de cierta magnitud y se necesita de más personal. Hay hoteles donde hasta se contratan a unos 120 o 130 trabajadores bajo esta modalidad. Además, hay muchos lugares donde el trabajador “eventual” es contratado para suplir al permanente. No tienen derecho a ningún tipo de prestación social y hay niveles bastante elevados de explotación laboral.

En el caso del Hotel Honduras Maya hemos logrado que se aprobara una cláusula en nuestro convenio colectivo, donde al personal eventual se le garantiza por lo menos lo que es alimentación y primeros auxilios. No es mucho, pero pudimos romper esta situación de total desprotección que sufren las y los trabajadores temporales.

Pero usted me decía que se trata de una excepción…

Exacto. En la inmensa mayoría de hoteles no existe organización sindical y esto acrecienta la explotación. Es lamentable que en un país donde se pretende impulsar el turismo no haya protección social para las y los trabajadores. Hay una Ley de Empleo por Hora que genera nuevas plazas, sobre todo en el sector servicios y turismo, pero al final se trata siempre de trabajo precario que deja al trabajador desprotegido.

Tampoco los trabajadores permanentes se la pasan muy bien…

Que yo sepa, en toda Honduras solamente tres hoteles cuentan con una organización sindical, y no es que nunca se hizo el esfuerzo para que en más instalaciones se permitiera la presencia del sindicato. El problema es que en cuanto el patrón se da cuenta de las intenciones de los trabajadores, en el hotel empiezan los despidos masivos. A los que conformaron la junta directiva se les despide y se les saca del hotel. Esto genera mucho miedo en los demás trabajadores.

Desconocemos de donde fluye tanta información, pero es más que evidente que hay cierta colusión entre funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Seguridad Social (STSS) y los empresarios hoteleros. A los trabajadores ni siquiera les da tiempo a entregar la documentación para conformar un sindicato que son despedidos. La verdad es que hay un plan para debilitar al sindicalismo en Honduras y existe una verdadera ofensiva contra el derecho de sindicación y negociación colectiva.

¿Cómo sigue la negociación colectiva en el Hotel Honduras Maya?

Ya presentamos nuestro pliego de peticiones, pero la empresa sigue dilatando el proceso y estamos esperando poder iniciar las negociaciones pronto para firmar un nuevo convenio. Queremos negociar en armonía salvaguardando las buenas relaciones obrero-patronales, sólo así ambas partes salimos ganando.

¿Qué tan importante es poder organizarse?


En el sector hotelero hay muchos problemas. El hecho de no tener sindicato ni convenio colectivo les permite a los empresarios hacer y deshacer como quieren. Jornadas excesivamente largas de trabajo, bajos salarios, recargo de tareas y compactación de puestos de trabajo, no remuneración o remuneración inadecuada de las horas extras, violación del derecho de sindicación y negociación colectiva, son los principales problemas que sufren las y los trabajadores del sector.

Organizándonos podemos tener estabilidad laboral y negociar con el empleador todos los aspectos que tienen que ver con nuestros derechos y deberes. Cuando el trabajador se siente bien en su puesto de trabajo es normal que rinda más. Eso contribuye a mejorar la calidad del servicio y en un sector como el hotelero eso es fundamental. Lamentablemente muchos empresarios no entienden eso y sólo se enfocan en abaratar costos y ganar más y más.

¿Hay casos de enfermedades profesionales?

Sobre todo entre las camareras de piso se dan enfermedades relacionadas con la carga de trabajo. Hay mujeres que entran a las 8 de la mañana y salen hasta las 7 de la noche porque tienen que terminar de arreglar una cantidad exagerada de habitaciones. Hay una excesiva carga de trabajo y muy poco personal. Las personas se frustran y se van, y de las que se quedan porque no pueden perder el empleo muchas se enferman física y psicológicamente.

¿Qué pide al gobierno de Honduras?

Sabemos que el turismo se ha convertido en uno de los rubros más importantes en la generación de divisas para el país, pero no en la generación de trabajo decente ni de mayor bienestar para las y los trabajadores. Las autoridades deben hacer más para que se respeten los derechos laborales y sindicales, para que las familias de las y los trabajadores puedan vivir dignamente, con sus necesidades básicas satisfechas, con salarios dignos, respetando las normas de higiene y seguridad laboral.



Este artículo se realiza en el marco del proyecto "Turismo responsable, derechos humanos y trabajo decente" ejecutado por Alba Sud con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona - Programa Barcelona Solidaria convocatoria 2015.

Fuente: ALBA SUD