lunes, 9 de septiembre de 2013

Mayoría en el Congreso de EE.UU. se opone a agresión contra Siria

HispanTV
Por teleSUR

El número de congresistas estadounidenses que se oponen a una intervención militar en Siria triplica a los que deciden favorablemente la intención del presidente Barack Obama.

De acuerdo a un recuento de CNN, solo 49 congresistas estadounidenses, en su mayoría republicanos, han expresado en público su apoyo a un ataque contra Siria.

Lea - Comité Nobel del Parlamento noruego pedirá retirar Nobel de la Paz a Obama

La decisión de Obama de atacar Siria recibe en el Senado, el apoyo de 25 senadores frente a veinte que se oponen a una ofensiva militar contra la nación siria.

En la Cámara de Representantes sucede similar, es decir, 123 han expresado su rechazo a la agresión militar frente a 24 que están a favor de intervenir en Siria.
El Presidente estadounidense alega que el Gobierno sirio ha utilizado armas químicas contra su propio pueblo, pero sin mostrar evidencias.

Ante una posible intervención, centenares de manifestantes marcharon en Washington (capital) el día sábado.

El organizador de la marcha, Eugène Puryear, dijo que “el Congreso que, supuestamente representa al pueblo estadounidense debe pronunciarse en favor de la mayoría de sus ciudadanos, que están en contra de la guerra".

El pasado martes, la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó la resolución que autoriza a Obama a intervenir militarmente en Siria, lo que dará lugar al debate y votación del mismo texto en el pleno de la Cámara Alta la próxima semana.

La comunidad internacional en pleno, a excepción de Estados Unidos y sus aliados militares y económicos más cercanos, ha levantado su voz para rechazar la actitud belicista e injerencista de los países que pretenden ejecutar un ataque militar contra el pueblo sirio, so pretexto de castigar al Gobierno de Bashar al-Assad por presuntamente usar armas químicas contra civiles, acusación que carece de pruebas y de un argumento veraz.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Parlamento Europeo, Rusia, China, Irán, Líbano, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y otras naciones de África y América Latina han cuestionado las amenazas lanzadas por Washington y Londres sobre Damasco.