viernes, 5 de agosto de 2016

Nicaragua: Estrategia de oposición política bien clara

Foto La Prensa
Se esfumaron los "electores"

Por Informe Pastrán

En los últimos días se ha desencadenado toda una campaña mediática internacional contra el gobierno de Nicaragua, luego que los liberales del grupo de Eduardo Montealegre fuesen destituidos en la Asamblea Nacional y sustituidos por suplentes a solicitud del nuevo representante legal del PLI, Pedro Reyes Vallejos

Este grupo opositor sin duda alguna logró su objetivo al obtener eco internacional a su denuncia de que en Nicaragua se dio un golpe de estado al Parlamento, aunque ellos eran minoría desde el 2007, y que aquí se instaura una dictadura represiva.

Publicaciones y editoriales han respaldado a este grupo y criticado duramente al gobierno sandinista. Un ex legislador del PLI dijo a INFORME PASTRAN que el objetivo es desacreditar totalmente el actual proceso electoral, desconocer los resultados de las elecciones y propiciar que la comunidad internacional no reconozca en enero del 2017 al gobierno que surja de esos comicios, llamando a convocar a nuevas elecciones.

La estrategia de la oposición política recluida en la Coalición Nacional por la Democracia ha dejado al descubierto su otra estrategia: crear inseguridad y temor en la ciudadanía, sobre todo para influir en los votantes, advirtiendo que el país ha regresado a la década de los años 80. 

Los adversarios del sandinismo se están esforzando todos los días en sus mensajes, declaraciones, comunicados, entrevistas, además del eco internacional, para revivir la memoria histórica de los nicaragüenses e infundir miedo de que si el FSLN sigue en el poder nos confrontaremos con Estados Unidos igual que los años 80 y habrá afectación económica; que volverá la guerra y la confrontación; el racionamiento de alimentos porque estaremos peor que Venezuela; que hay represión del Ejército y la Policía en el norte porque se aplica un plan de seguridad en el campo y un panorama económico caótico para el futuro. 

Para ello, esperan que el Presidente Daniel Ortega caiga en su estrategia de responder y que se radicalice para que asuste a los votantes, sobre todo aquellos independientes que le dieron el voto en el 2011.

Con el PLI y el MRS han cerrado filas los diputados de Venezuela y la Internacional Liberal, gobernantes y ex gobernantes latinoamericanos. Los ex diputados del PLI reclaman que ellos recibieron 779 mil votos en las elecciones del 2011, equivalentes al 31% de los votos finales escrutados. Pero ese porcentaje considerable de votantes no se ve en las calles defendiendo a los legisladores defenestrados. 

Mientras afuera de Nicaragua los pronunciamientos crecen, aquí la oposición no pudo mover más que a 50 personas en una protesta frente a la Asamblea Nacional.

El diario La Prensa en su edición digital fue quien publicó que "el general en retiro Hugo Torres y la comandante guerrillera Dora María Téllez, son parte de la protesta que reunió a unas 50 personas frente al parlamento nacional de Nicaragua". "Los asistentes llegaron con parlantes y pancartas a las 10:15 y se retiraron cerca del mediodía, después de cantar el himno nacional. En la actividad hubo poca presencia policial y no se presentó ningún altercado", dijo la nota periodística.

En tanto, la Agencia EFE dijo que "cerca de medio centenar de personas se congregaron ruidosamente frente al Congreso, en cuya fachada colocaron una manta con un "Basta Ya", mientras agentes de policía vigilaban a distancia".