jueves, 10 de octubre de 2013

Honduras: Jari Dixon Herrera (Libre) propone retomar la impartición de justicia desde el Congreso

http://nuevarepublica.hn
Por Kay Valle | Nueva República

El tiempo de los partidos tradicionales llegó a su fin. Así lo aseveró el abogado Jari Dixon Herrera, quien incursiona por vez primera en política como aspirante a diputado por el Partido Libertad y Refundación (Libre), en la casilla 123.

Dixon Herrera nació en Talanga, Francisco Morazán, y se graduó de abogado en 1996 por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), donde en 2003 obtuvo un postgrado en Derecho Penal y Procesal.

De 2004 a 2013 se desempeñó como coordinador de la Fiscalía de Delitos comunes de Tegucigalpa. Desde 2009 estuvo suspendido sin goce de sueldo, hasta que en abril de 2013 fue notificado de su despido. Lo que definió como “un acto de represión, por ser un fiscal y abogado valiente que se ha enfrentado a la corrupción”.

Es recordado por arriesgar su propia vida durante la “Huelga de los fiscales contra la corrupción y la impunidad”, que mantuvo junto a otros 70 hondureños en la planta baja del Congreso Nacional, desde el 7 de abril hasta el 14 de mayo de 2008.
En esa histórica huelga estos compatriotas conscientes exigieron la aplicación de la ley en sonados casos de corrupción.

A continuación, NUEVA REPÚBLICA traslada a sus lectores una entrevista exclusiva con el abogado Herrera.

¿Cómo serán estas elecciones generales?
Este 24 de noviembre será histórico para los ciudadanos y ciudadanas del país, no será cualquier proceso electoral, pues será diferente por la participación de varios partidos políticos con amplias posibilidades de llevarse el triunfo, y esto representa una ruptura profunda de los que nos han venido gobernando: los partidos tradicionales.
El pueblo hondureño está siendo absorbido por el sistema de cambios que se gestan en América Latina. Ya la ciudadanía se cansó de la corrupción, desempleo y violencia y quiere castigar a los tradicionales, que no les han dado solución a los problemas sociales y los han engañado en cada proceso electoral.
Será este un proceso diferente, donde un movimiento popular estará enfrentando a un grupo oligárquico representado por el bipartidismo, que desea mantener el poder hegemónico logrado durante todos estos años.

Los partidos Nacional y Liberal dejaron de atacarse entre sí para enfocar sus ataques hacia Libre, ¿por qué se da esto?
Esto es porque están nerviosos y desesperados y hay consultas que indican que el pueblo hondureño ha decidido darle una oportunidad a Libertad y Refundación, a un cambio verdadero y permanente.
Siempre se ofreció al pueblo un cambio que nunca se cumplió. Por eso ellos han comprendido que su tiempo en la política hondureña terminó, porque “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo soporte”. Se ha soportado durante 23 años a este bipartidismo y no se les puede dar ni un día más y eso lo entiende este pueblo tan noble, como el pueblo hondureño.

¿Los partidos tradicionales son una opción para el pueblo?

No. Por ejemplo, siempre que el Partido Nacional ha gobernado, lo ha hecho con altos grados de corrupción y violencia (sólo en el gobierno de Lobo Sosa se contabilizan alrededor de 20,513 muertes violentas).
La historia demuestra que los nacionalistas difícilmente pueden repetir un período presidencial, porque son muy duros para el pueblo y esta vez tampoco será la excepción.
Hemos sufrido uno de los peores gobiernos en la historia del país y uno de los peores gobiernos nacionalistas, por eso difícilmente se les dará otra oportunidad a los que nos están gobernando, el candidato del oficialismo (Juan Orlando Hernández) dice que es la solución cuando ya fue presidente del Congreso y se le dio varias oportunidades como diputado y nunca ha representado la solución.
No creo que el pueblo le dé como premio la Presidencia, porque son un mal gobierno. Es por eso que estamos esperando un cambio que se nos ha negado por muchos años.

En relación a la inseguridad y violencia, ¿cree que los nuevos Fiscal General y Adjunto resolverán el asesinato de más de 20 mil hondureños?
Mientras los operadores de justicia sean electos o dirigidos por el sistema corrupto que prevalece tendremos los mismos resultados. La contaminación que tienen los operadores de justicia por parte de los grupos de poder del país no permite un cambio verdadero en la ejecución de justicia.
Considero que será más nefasta esta administración por el nivel de ilegitimidad cuando fueron electos por el Congreso Nacional, donde se tuvo que recurrir al pago de dinero a algunos diputados para lograr votos. No podemos esperar nada nuevo de dos fiscales contaminados, electos ilegalmente.
La justicia se logrará cuando se pueda blindar el sistema de justicia, será entonces cuando se darán los casos de altos funcionarios llegando a las cárceles donde pagarán los delitos de corrupción, estaremos viendo a personas de poder económico pagando por sus delitos.
Cuando veamos el castigo de los que le han robado la esperanza, los sueños y el dinero al pueblo, entonces el Estado tendrá más recursos para destinarlos a disminuir los niveles de pobreza, hambre y corrupción que se presentan en estos momentos.

Se dice que en las elecciones el grupo de los indecisos es el que dará el triunfo, ¿por qué deben votar por Libre? 
Libre propone un sistema más justo, más solidario, equitativo, que propone disminuir la brecha entre el 80% de pobres y los 215 billonarios que viven en el país (cuyo capital asciende a los 30 billones de dólares). Operando para que el pueblo pueda vivir en paz, armonía y cambio.
Libre representa esa opción integral, Libre no hace propuestas vacías pues tiene claro que hay que reconstruir el sistema de salud, educativo y social.

¿Qué reformas desde el Congreso impulsaría usted como diputado electo?
Los candidatos de Libre tenemos claro que hay fundar las bases desde el Congreso para atender a todos los grupos, especialmente a los niños y niñas, afianzar los temas referente a los derechos humanos, el ambiente, entre otros.
Estamos claros en no hacer más leyes, pues es suficiente con las más de 6 mil que tenemos. Hay que lograr un plebiscito para que el pueblo decida si quiere o no una Asamblea Nacional Constituyente, que abriría el camino para hacer cambios en el sistema, pues incluirá a todos los sectores de la sociedad.
Una de mis prioridades desde el Congreso será retomar la impartición de justicia, yo quiero que ningún diputado ni empresario ni político meta sus manos en el sistema de justicia y que éste sea totalmente independiente.
También quiero que la Policía Nacional sea igualmente independiente, para que se castigue el delito y con esa base empezar el otro tipo de reformas que sería la prevención de la delincuencia.