lunes, 23 de septiembre de 2013

Honduras: “La represión nos infundirá más fuerza y disposición a la movilización” Bertha Cáceres

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Desde algún lugar, la dirigente indígena bajo amenaza de captura y encarcelamiento asegura que el pueblo Lenca no va a detener su justa lucha. "Voy a seguir con mi frente en alto", dice.

Por Giorgio Trucchi | LINyM

El pasado viernes (20/9), durante la audiencia inicial presidida por la juez Knight Reyes, la coordinadora nacional del Copinh (Consejo cívico de organizaciones populares e indígenas de Honduras), Bertha Cáceres, fue sentenciada a prisión preventiva y se espera que en las próximas horas se libre la orden de captura para trasladarla a un centro penal.

Igual que los otros dos dirigentes indígenas, Aureliano Molina y Tomás Gómez, quienes gozarán de medidas sustitutivas a la detención preventiva, Cáceres fue acusada de inducir a pobladores de la zona de Río Blanco a provocar daños materiales a las instalaciones de las empresas DESA y SINOHYDRO, de capital hondureño y chino respectivamente, las cuales están impulsando el proyecto hidroeléctrico ‘Agua Zarca’ sobre el río Gualcarque.

Desde hace 6 meses, las comunidades indígenas Lenca de la zona han iniciado una fuerte protesta contra dicho proyecto, impidiendo de hecho su avance e implementación. Para ellas, el río Gualcarque es sagrado y sus aguas no pueden ser objeto de concesionamiento. Además, denuncian que en ningún momento se les ha consultado, violentando su derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado, previsto por el Convenio 169 de la OIT (Organización internacional del trabajo).

Desde algún lugar, Bertha Cáceres conversó con la LINyM sobre el alcance de esta sentencia que, sin lugar a dudas, representa el inicio de una nueva escalada represiva contra los movimientos populares y la protesta social.

- LINyM: Han pasado algunos días desde que se emitió la resolución judicial. ¿Cómo estás viviendo estos momentos?
- Bertha Cáceres: Quiero subrayar una vez más la absurdidad de esta resolución, con la que se nos hace responsables de inducción de acciones agresivas, coacción, daños graves y hasta usurpación contra las empresas.

Hemos rechazado y condenado categóricamente esta resolución, así como condenamos el servilismo de la jueza Knight Reyes. Sabemos que es el inicio de una nueva escalada represiva contra el Copinh, el Consejo Indígena y el Consejo de Ancianos de Río Blanco.

En la misma resolución se ordena el desalojo de la comunidad indígena, lo cual es totalmente absurdo, ya que el pueblo Lenca no puede ser expulsado de sus propios territorios ancestrales. Esto implica más militarización, violencia y represión y ya lo estamos viendo.

En estos días posteriores a la sentencia, las fuerzas policiales y militares que integran el operativo ‘Libertad’ hostigaron a las delegaciones y comisiones internacionales que permanecían en la zona de Río Blanco. Denunciamos y condenamos ese nuevo atropello a las libertades individuales y a los derechos humanos.

No hay duda de que se trata de algo grande, porque la pena podría llegar hasta los 10 años de reclusión y en el sistema penitenciario hondureño no existen tan siquiera condiciones mínimas de seguridad. Ya lo hemos visto con el compañero y preso político del Aguán, Chavelo Morales, quien ha sufrido 4 intentos de asesinato dentro de la cárcel.

Sin embargo, ni el pueblo Lenca, ni el Copinh estamos dispuestos a ceder y renunciar a nuestra lucha contra estos proyectos de muerte.

- LINyM: La protesta no va a parar…
- BC: Hoy la Asamblea del Copinh ratificó la decisión de seguir luchando contra el proyecto ‘Agua Zarca’. Vamos a continuar apoyando a las comunidades de Río Blanco y a ser consecuentes con la causa de la defensa de los territorios. Además, nos preparamos para nuevas acciones, porque aquí no se trata solamente de defender el río Gualcarque, sino todos los recursos hídricos del territorio Lenca.

Todo el Copinh se prepara para nuevas movilizaciones, para más acciones de control y de levantamiento territorial. En vez de arrinconarnos y debilitarnos, esta resolución hace que las comunidades organizadas vayan elevando y arreciando su lucha en defensa de los derechos del pueblo Lenca, y en contra de la criminalización y la represión de nuestra organización.

Esta situación debe poner en alerta a todas las organizaciones que seguimos defendiendo, resistiendo y luchando por nuestros recursos y territorios, así como a las fuerzas políticas progresistas que estarán participando en las elecciones de noviembre, disputando el poder a las fuerzas hegemónicas que dominan en el país.

- LINyM: ¿Qué va a pasar en Río Blanco?
- BC: La acción del Copinh es una acción de cuerpo organizado y el resto de la Coordinación general del Copinh ya está en la zona, acompañando al pueblo de Río Blanco. Además, la prohibición dictada por la jueza a Aureliano (Molina) y Tomás (Gómez) no puede impedir su presencia en la comunidad La Tejera.

Ya el día de hoy, la audacia de la comunidad ha permitido llevar a cabo una acción de autonomía y de ejercicio de soberanía alimentaria, sembrando maíz en la zona donde, a lo largo de estos meses, la empresa y las fuerzas represivas del ejército y la policía han querido impedir el acceso a la gente.

Nuestros hermanos y hermanas indígenas viven ahí y siempre van a vivir ahí. Para la empresa será un desafío permanente, hasta lograr expulsar a este proyecto de muerte que ha invadido, ha dañado, ha usurpado, ha violentado e, incluso, ha asesinado a miembros del pueblo Lenca.

- LINyM: Una represión que parece generalizarse y extenderse en todo el país, no sólo aquí en Río Blanco…
- BC: Es exactamente así. Sabemos que ha recrudecido la agresión del gran capital nacional y transnacional, en contubernio con los políticos tradicionales de Honduras, y que se ha elevado el nivel de entreguismo de las instituciones del Estado.

En el caso de nosotros, la empresa prácticamente le pasó copia de la resolución a la jueza, lo cual evidencia el nivel de colusión del sistema judicial con estos sectores. Es por eso que el nivel de lucha debe crecer y dar respuestas fuertes y articuladas, preparándonos para distintos escenarios que podríamos tener en Honduras.

- LINyM: Ha habido un desborde de solidaridad para Aureliano,Tomás y para ti…
- BC: Ha sido algo increíble y fundamental, y es parte de una lucha y una solidaridad que no tiene frontera. Aprovecho la ocasión para hacer un nuevo llamado a la movilización solidaria y militante, ya que la situación de riesgo crece, tanto a nivel individual como colectivo.

Todo el mundo ha entendido que es una persecución política y es por eso que ya me he declarado “prisionera política”. Hay que seguir presionando a las representaciones diplomáticas de Honduras en el mundo, a la Corte Suprema de Justicia, al mismo Porfirio Lobo.

- LINyM: ¿Y cómo estás tú en medio de todo lo que está pasando en estos días?
- BC: Donde quiera que esté yo, sé que la lucha en Río Blanco va a continuar, que el proceso digno y autónomo del Copinh se va a fortalecer y que vamos a arreciar la lucha. Vivimos en un país donde prevalece la injusticia y la indefensión, donde se criminaliza el derecho a defender los derechos individuales y colectivos. 

Yo voy a estar siempre con la frente en alto, de manera digna, enfrentando a esta embestida del poder, porque sé que lo que está pasando es parte y consecuencia de lalucha.