martes, 12 de marzo de 2013

Colombia: Irresponsabilidad de ingenio La Cabaña violenta Plan de Acción Laboral

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
En riesgo la implementación del TLC con Estados Unidos

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

La irresponsabilidad del ingenio La Cabaña, ha provocado la implementación de un paro general por parte de SINTRAINAGRO. Mauricio Ramos, presidente de la seccional La Cabaña del SINTRAINAGRO, conversó con La Rel, luego de mantener una larga reunión con la señora Brenna Dougan, delegada del Departamento del Trabajo de Estados Unidos.

Brenna Dougan se encontraba en Colombia en una misión de verificación al Plan de Acción laboral suscrito con ese país, dentro del marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado con Estados Unidos, que entró en marcha el pasado 15 de mayo 2012.

- “Lamentablemente el paro es la única medida que nos queda”

-¿Cuál fue el objetivo de la visita de la señora Brenna Dougan?
-Ella manifestó que el único motivo de la visita era verificar que el Plan de Acción Laboral, mejor conocido como Acuerdo Obama – Santos, se estuviera cumpliendo. Eso incluye el tema de la formalización del empleo, la eliminación de los contratistas y la tercerización, así como de las cooperativas de trabajo asociado (CTA).

Todo eso tiene que ver con la implementación del TLC firmado con Estados Unidos y la obligación de la formalización del empleo, comenzando en cinco sectores claves: palma africana, caña de azúcar, minería, floricultura y el Puerto de Buenaventura.

La señora Dougan vino a verificar que, lo que dice el gobierno de que todo procede y funciona bien, sea cierto.

-¿Cómo se llegó a esta reunión con los sindicatos?
-El senador Alexander López del Polo Democrático, fue el facilitador y organizador de la reunión entre la representante del gobierno estadounidense y SINTRAINAGRO.

Fue él quien denunció en el Congreso norteamericano la situación que viven los corteros del Valle del Cauca, y es por esa razón que enviaron a una delegada para corroborar lo que los trabajadores vienen denunciando.

-¿Cuál fue el planteo del SINTRAINAGRO?
-Planteamos nuestra preocupación ante las mentiras del gobierno y, de manera particular, de las autoridades laborales. Desde esa cartera se ha informado públicamente acerca del total respeto a la libertad sindical y la ausencia de cualquier conflicto laboral en el país, cuando en realidad todos saben que en Colombia existe persecución y hostigamiento hacia los trabajadores organizados.

Los empresarios hacen caso omiso a la legislación laboral, despiden a los trabajadores que integran las Juntas Directivas o que se afilian a un sindicato. Todo eso registrándose una total impunidad y, muchas veces, con el aval de las mismas autoridades de gobierno.

Personalmente, relaté a la señora Dougan sobre el conflicto que estamos viviendo en el ingenio La Cabaña y de la falta de apoyo de parte de las autoridades laborales.

Cuando fui a presentar ante la Inspección Regional del Trabajo las denuncias de los casos de despidos y persecución sindical, la encargada de realizar las inspecciones se dedicó a investigarme a mí, en vez de indagar sobre la conducta de la empresa y estudiar toda la documentación probatoria del accionar antisindical de la patronal.
 
-¿Cuál fue la reacción de la delegada ante esos reclamos y denuncias?
-Ella volvió a explicar el objetivo de su presencia en Colombia y de la reunión que estábamos llevando a cabo. Tomó nota de todo lo que íbamos explicando y recibió la documentación que sustenta nuestros reclamos.

Hay que recordar, que esta Comisión de Seguimiento va a verificar si, en el lapso de uno o dos años, Colombia logra resolver varios puntos, entre otros, la formalización del empleo, la investigación de los más de 2.000 asesinatos de sindicalistas, el respeto del derecho a la libre asociación sindical y a la negociación colectiva.
 
-En tu opinión ¿crees que la visita de la representante del gobierno de Estados Unidos pueda repercutir en la difícil situación que viven los corteros en el ingenio La Cabaña?
-Aunque hemos visto que la patronal se ha cerrado en querer negar los derechos más elementales a miles de trabajadores, esperamos que este otro elemento de presión internacional los haga recapacitar.

Fuente: Rel-UITA