viernes, 19 de septiembre de 2014

Nicaragua invertirá 4 mil millones en energía

elnuevodiario.com.ni
Por Informe Pastrán

El Ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli explicó cómo desde el 2007 el gobierno sandinista de Daniel Ortega ha cambiado la matriz energética con plan de visión estratégica usando energías renovables.

Durante una comparecencia en el Canal 4, el funcionario detalló que desde el 2011 y 2012 comenzó a generar la primera unidad de San Jacinto Tizate de 33 megavatios hasta completar 72 megavatios, que junto con las inversiones de Amayo I y II y otras inversiones, comenzaron a hacerse sentir el cambio en la matriz de generación, con una inversión total de 900 millones de dólares. Rapaciolli dijo que el proyecto Larreynaga de ENEL con la empresa española COBRA comenzará a generar 17 megavatios adicionales a partir de noviembre.

Anunció nuevas inversiones en energía hidroeléctrica, eólica y solares, que completaría un plan de cambio de mayor transformación y reducir la generación con energía fósil. El titular de Energía y Minas, especificó que en conjunto con ENATREL presentará al presidente Daniel Ortega para su aprobación, un plan de generación de 1,354 megavatios, con una inversión de 4 mil millones de dólares, en mayor cantidad inversión privada con una participación del Estado a través de ENEL.

Este plan contempla llegar al 2021 con mayor peso de Tumarín para ese cambio energético con un 24% de la energía en demanda en el 2019. El Plan Indicativo contempla también proyectos geotérmicos para producir más de 100 megavatios y proyectos eólicos de 300 megavatios adicionales y otros 100 megavatios con plantas fotovoltaicas.

Rapacciolli dijo que con Tumarín, entre San Pedro del Norte y la Cruz de Río Grande, saldrá una línea de transmisión para comunicar a la planta con una subestación en Mulukukú y será construida por la empresa CHN, igual una carretera de 51 kilómetros.

Explicó el Ministro Emilio Rappaccioli que en el caso de Tumarín se les amplió el plazo de la concesión de 30 a 39 años para que puedan desarrollar sus inversiones, pero se comprometieron los brasileños que en vez de 59 meses la planta será levantada en 48 meses para comenzar a funcionar a mediados de 2019.

Ahondó que la factura petrolera actual anda por 800 mil dólares diarios, unos 300 millones de dólares anuales, pero espera que la energía o tarifa al consumidor en promedio se reduzca en precio más del 4% a partir del 2019, al descender la dependencia del petróleo.

Reveló el titular de Energía y Minas que la empresa estatal ENEL será parte del proyecto Tumarín como accionista en un 30% sin que eso represente ningún costo para el país. Igualmente anunció que ENEL tendrá un representante en la junta directiva de CHN y por lo menos una persona permanente en el proyecto para supervisar la construcción, sin costo alguno. 

Rappaccioli dijo que ellos también estarán presentes durante el tiempo de construcción y ejecución y cuando sea necesario y para entrenar técnicos e ingenieros del Ministerio y otras instituciones