sábado, 6 de septiembre de 2014

El Salvador: Ex presidente Flores recibe arresto domiciliar

Foto Jessica Orellana
Por ContraPunto

No hay peligro de que evada la justicia, dice el juez a cargo, quien vio como positivo el hecho de que Flores se presentó voluntariamente.

El ex presidente salvadoreño Francisco Flores fue enviado a arresto domiciliar por un juez especializado de San Salvador, luego de notificarle las acusaciones que sobre él pesan de parte de la Fiscalía General de la República (FGR), que lo acusa de graves hechos de corrupción.

El arresto domiciliar sería aplicado mientras evoluciona el proceso que actualmente está en fase de instrucción, es decir, en la que la fiscalía o parte acusadora puede ampliar las investigaciones.

Flores, quien gobernó entre 1999 y 2004, es acusado de peculado y enriquecimiento ilícito, dejó este viernes de ser prófugo de la Justicia local al presentarse a los tribunales, donde el juez Tercero de Instrucción, Levis Italmir Orellana, le notificó de las acusaciones que le achaca la fiscalía.

El juez Orellana habría tomado la decisión debido a que Flores se habría presentado voluntariamente y que no habría peligro de que evada la justicia. Flores llevaba cinco meses prófugo de la justicia.

En una primera reacción oficial, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, lamentó la decisión del juez Orellana.

A juicio del Ministro de Justicia y Seguridad, la inesperada comparecencia del ex presidente Francisco Flores al Juzgado Primero de Instrucción, este viernes, respondería a un “poder económico” que sobrepasa la capacidad del propio sistema de seguridad pública.

Lara dijo que en ningún momento se detuvo el proceso de búsqueda del ex mandatario, sin embargo dejó entrever que  el sistema de seguridad que dirige no se imaginaba que éste llegara voluntariamente hasta tribunales.

“Es un señor que cuenta con muchos recursos para burlar la justicia de este país, cuenta con mucho de lo que se quedó. Es un hecho que debe dejarnos lecciones y que no puede seguirnos pasando”, reconoció.

Según información trasmitida  la mañana de este viernes, Flores habría ingresado a las 8:15 de la mañana a las instalaciones del centro judicial Isidro Menéndez, en San Salvador, acompañado únicamente por sus abogados.

El titular de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, explicó, por otra parte, que ninguno de sus agentes habría colaborado en escoltar a Flores mientras ingresaba al centro judicial y que de llevar escoltas habrían sido contratados por el mismo ex funcionario.

“A él alguien lo escondió, alguien le contribuyó a robar esos 70 millones, tuvo que haber mucha participación. Está claro que miembros de su partido abrieron cuentas donde fue depositado el dinero para efectos electorales. Ha estado siendo protegido por personas que tienen mucho poder”, aseguró al respecto, Lara.

Autoridades de la Dirección de Migración y Extranjería aseveraron que no tienen un dato exacto sobre el ingreso del ex mandatario al país. De hecho, el titular de dicha dependencia estatal, Héctor Rodríguez, no descartó que Flores haya permanecido en el país “desde hace algunos meses”.

De acuerdo a registros migratorios, la última vez que Flores habría intentado salir del país fue el pasado 28 de enero por la Frontera La Hachadura, cuando presuntamente se dirigiría para Guatemala para  evadir su convocatoria a la Comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga su caso.

Rodríguez explicó que, de haber entrado a El Salvador estos días, lo habría hecho por un punto fronterizo no autorizado.

Sea cual sea la razón, Ramírez Landaverde explicó que, de alguna manera, la llegada de Flores representaría el resultado de un proceso de investigación que, a su juicio, estaba a punto de dar con su paradero.

“La institución no ha cesado de perseguirlo fuera y dentro del país. No hemos cesado de hacer el trabajo que nos corresponde y en un momento dado no dudamos que íbamos a estrechar el cerco y que íbamos a poder darle captura”, dijo el titular de la PNC.

Aunque Benito Lara insistió que la continuidad del proceso le corresponde ahora exclusivamente a la Fiscalía y Tribunales, discrepó en la decisión tomada por el juez de Instrucción Levis Italmir Orellana, al enviar al ex presidente bajo arresto domiciliar, cuando consideró que debería estar “en un recinto policial”.

 “Queremos lamentar que el tribunal haya decidido darle arresto domiciliario (…) Cómo es posible que una persona que por 20 dólares lo mandamos a prisión y este señor que tiene bajo sus espaldas más de 70 millones de dólares lo manden a su casa. Necesitamos que se haga justicia en este país”, aseveró.

Tanto el ministro de Seguridad como de la PNC manifestaron que solicitarán a la Fiscalía que las investigaciones lleguen hasta otras personas que podrían estar involucradas en la apropiación de fondos públicos durante la gestión del ex presidente Flores.

“Es imposible pensar que solo Flores haya cometido semejante delito, este caso no debe quedar en la impunidad, porque seguro hay otros funcionarios del Gobierno de turno que tuvieron alguna participación”, señaló Lara.

El funcionario recordó que al ocultarse luego de una orden de captura, Flores burló la justicia: “Una persona con ese tipo de conductas no debería ser acreedor a ninguna medida cautelar. Esperamos que todo esto no sea parte de una maniobra, pedimos que todo el sistema judicial en el país cumpla su verdadero papel”, señaló

Además reiteró que ni al Ministerio que dirige, ni a la PNC les corresponde ya enviar preso al ex mandatario: “Ahora es el papel del Juez (…) Lamentamos la decisión del Juez de mandar a Flores a su casa, pero  ahora no nos corresponde a nosotros mandarlo a la cárcel”, acotó.

Sociedad Civil

La abogada querellante Bertha de León, de la Fundación para el Estudio y la Aplicación del Derecho (FESPAD), criticó duramente la decisión del juez y aseveró que la apelarán para que el ex presidente vaya a presidio por la gravedad de sus delitos.

En el período que Flores gobernó, habría cometido graves hechos de corrupción, entre ellos peculado y enriquecimiento ilícito, al apropiarse supuestamente de donaciones que Taiwán hizo a El Salvador.

Las denuncias de los delitos las hizo el ex presidente Mauricio Funes desde octubre pasado, pero fue hasta mayo pasado que la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó su captura y persecución internacional a través de la Policía Internacional (Interpol).

De acuerdo con versiones en los tribunales de San Salvador, Flores llegó voluntariamente este viernes a los juzgados, acompañado por uno de sus abogados. Inmediatamente en las redes sociales generaron reacciones de diversos sectores políticos y sociales.

El ex presidente Funes, quien terminó su mandato el 1 de junio del presente año, dio a conocer un reporte de operaciones sospechosas que vinculaban a Francisco Flores con cheques personales que Taiwán habría otorgado al ex presidente.

En investigaciones realizadas por la Asamblea Legislativa se concluyó que Flores se habría apropiado no sólo de 10 millones de dólares, sino de montos que podrían llegar hasta 100 millones de dólares, en donaciones y préstamos de Taiwan.

El dirigente del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Ernesto Muyshondt, exigió que se lleve adelante un debido proceso judicial y que el caso deje de ser "politizado".

Por su parte, el activista social Ramón Villalta, director de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), afirmó que "este caso es de suma importancia nacional y esperamos que se ahonden las investigaciones porque se sabe también que Flores habría cometido lavado de dinero".