martes, 11 de noviembre de 2014

Nicaragua: Brutal e ilegal despido en Schneider National (PepsiCo)

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Más de 70 trabajadores echados a la calle por conformar sindicato

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


El pasado 9 de noviembre, unos 70 trabajadores de la empresa Schneider National Logistics, que en Nicaragua se encarga de la entrega de los productos de PepsiCo, decidieron conformar un sindicato para defender y hacer valer sus derechos laborales. Menos de 24 horas después, la patronal arremetió contra ellos, despidiéndolos de forma brutal y totalmente ilegal.


“Cuando llegamos este lunes, el gerente de Operaciones, Max Saravia, nos separó del resto del grupo y nos condujo a una sala. Ahí nos estaba esperando una persona, de nacionalidad guatemalteca, que se presentó como el gerente general de Schneider National.

Acto seguido comenzó a atacarnos y cuando uno de nuestros compañeros le reclamó por su actitud violenta y ofensiva, este señor lo despidió. Al solidarizarnos con él, fuimos todos despedidos y echados de la planta de ENSA”, dijo uno de los trabajadores cesados impunemente.

En Nicaragua, Schneider National Logistics está directamente vinculada a Embotelladora Nacional S.A. (ENSA), propiedad de CBC (antes CABCorp) que es la Embotelladora Ancla para Centroamérica de The Pepsi Cola Company (PepsiCo).

“La relación entre Schneider National y PepsiCo es más que evidente, y todos los trabajadores traen en su carnet el logo de las dos compañías.

Una vez más estamos asistiendo a la brutalidad de estas transnacionales y a su espíritu profundamente antisindical”, dijo a La Rel, Marcial Cabrera, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores de la Alimentación de Nicaragua (FUTATSCON).

Cabrera explicó que el sindicato fue inscrito este lunes ante las autoridades laborales, por lo tanto, el despido es totalmente improcedente y tiene claros rasgos de conducta antisindical.

“¡Me vale la Constitución!”
Troglodismo empresarial


Durante la arremetida contra los trabajadores organizados, el gerente general de Schneider no ocultó su profunda convicción antisindical, algo que comparte con la multinacional norteamericana por la cual trabaja.

Hasta aseguró no importarle la legislación laboral nacional, ni la Constitución de la República. Mucho menos dijo temer lo que puedan hacer las autoridades laborales.

“Nos dijo claramente que desistiéramos del sindicato so pena ser despedidos. Hasta nos enseñó los cheques de nuestra liquidación.

Nos explicó que PepsiCo no quiere saber nada de sindicatos. De lo contrario, cancelaría de inmediato el contrato con Schneider”, dijo otro de los trabajadores que, enardecidos, permanecían en las afueras de la planta de ENSA (PepsiCo).

“Fue vergonzoso y no estamos dispuestos a renunciar a nuestros derechos. Nos mantenemos aquí, firmes, y vamos a revertir esta injusticia”, agregaron al unísono sus compañeros.

Ya en horas de la tarde, los trabajadores, acompañados por Marcial Cabrera, llegaron hasta las instalaciones del Ministerio del Trabajo, donde fueron atendidos por funcionarios de esta instancia gubernamental.

“Nos aseguraron que mañana por la mañana van a realizar una minuciosa inspección para averiguar lo que ha ocurrido. Esto es muy importante, y no tenemos la menor duda de que se va a revertir esta vergonzosa situación”, concluyó Cabrera.

Fuente: Rel-UITA