sábado, 22 de noviembre de 2014

Jefe de Policía hondureña acepta destitución. Se profundiza militarización de la seguridad pública

AFP
Por teleSur | AFP

El jefe de la Policía Nacional de Honduras, Ramón Sabillón, que se había encerrado en un cuartel para evitar su destitución, terminó cediendo tras la intervención del presidente Juan Orlando Hernández

La noche del viernes, el presidente llamó a Sabillón y le advirtió que su destitución era una decisión presidencial, por lo que terminó cediendo.

El Gobierno de Honduras destituyó el jueves al Director General de la Policía Nacional, Ramón Sabillón, como parte de un supuesto “proceso de depuración” que adelanta la justicia hondureña.

Hernández nombró en el cargo al comisionado Félix Villanueva Mejía, quien fue titular de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), cuando Porfirio Lobo Sosa nombró al comisionado Juan Carlos Bonilla, alias “El Tigre”, como el jefe de la Policía.

Sabillón, destituido por oponerse a la militarización de la policía, estaba custodiado por decenas de policías a la entrada al cuartel general de la policía en Casamata, de donde se negaba a salir.

Según el titular de la Seguridad en Honduras, el presidente hondureño, designó al exdirector de la Policía, Ramón Sabillón, una nueva labor en la ONU.

Según fuentes policiales y medios locales, Sabillón se rebelaba contra la creación de una Policía Militar de Orden Público (PMOP) y la participación cada vez mayor de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen.

Este escándalo policial también se produce luego del homicidio de una reina de belleza y su hermana, caso que ha conmocionado a la comunidad internacional.

La Policía Nacional investiga el asesinato de la reina de belleza, María José Alvarado Muñoz, y su hermana Sofía Trinidad, que fueron encontradas muertas tras permanecer secuestradas desde hace más de una semana
.