lunes, 2 de junio de 2014

El Salvador: Presidente Sánchez Cerén promete gobierno honrado, austero, eficiente y transparente

Foto G. Trucchi | LINyM
Impulsará iniciativas para que familiares de desaparecidos "conozcan la verdad"

Por Giorgio Trucchi | LINyM

Durante una sesión solemne de la Asamblea Legislativa, que se llevó a cabo este 1 de junio en un abarrotado anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en San Salvador, ante la presencia de más de 6 mil invitados, 106 delegaciones internacionales y 6 jefes de Estado, el presidente del primer poder del Estado, Sigfrido Reyes, impuso la banda presidencial a Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista partido FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional), quien ganó en segunda vuelta las elecciones presidenciales del pasado 9 de marzo.

Su compañero de fórmula, Oscar Ortiz, tomó protesta constitucional como nuevo vicepresidente de la República. 

En medio del júbilo popular - por primera vez los sectores sociales y populares de El Salvador fueron invitados a presenciar al acto de transmisión de mando presidencial -, consignas y cantos, Sánchez Cerén, quien gobernará por el período 2014-2019, invitó a los diferentes sectores de la sociedad salvadoreña a participar de este esfuerzo, para lograr "grandes acuerdos de nación", así como para profundizar y hacer irreversibles los cambios estructurales iniciados con el gobierno del presidente saliente Mauricio Funes, porque "solamente unidos crecemos todos".

Sánchez Cerén dijo que su gobierno se caracterizará por la honradez, austeridad, eficiencia y la transparencia, y que contará con la participación de una ciudadanía activa que desempeñará el papel de contraloría social. "Los recursos son sagrados y se usarán solamente para el desarrollo del país, tal como lo hizo el gobierno del presidente Funes. ¡No más corrupción!", sentenció el presidente Sánchez Cerén.

En su discurso reconciliador y apostando al diálogo, el mandatario aseguró que se crearán las condiciones para iniciar un proceso de modernización del Estado y para garantizar la gobernabilidad, "un elemento necesario para lograr el crecimiento, la inclusión y justicia social y el respeto por la democracia". 

También presentó los puntos principales de su programa de gobierno, con énfasis particular en la juventud, para que "entienda el pasado, supere la tristeza, el dolor y el miedo, y se involucre activamente a este proceso de esperanza, paz y desarrollo, decidiendo su propio destino".

A nivel internacional, el nuevo gobierno redoblará esfuerzos para contribuir a una mayor integración de la región centroamericana y continental. Anunció que El Salvador está próximo a solicitar la entrada oficial a Petrocaribe

Finalmente rindió homenaje a las y los salvadoreños que derramaron su sangre por la libertad y la justicia social. "Este gobierno inicia con esperanza y ésto gracias a los héroes y mártires que entregaron sus vidas soñando un país libre y en democracia", concluyó el presidente Sánchez Cerén, recordando, entre otros, al dirigente del FMLN, Shafik Handal, a Mélida Anaya Montes "comandante Ana María", a los jesuitas masacrados en la UCA (Universidad Centroamericana) y a Monseñor Oscar Arnulfo Romero.

También reconoció que el Estado todavía tiene una deuda moral con los desaparecidos y sus familias "que debe ser solventada". Se comprometió a reivindicar la memoria histórica. "Impulsaremos iniciativas que acompañen y ayuden a que las familias conozcan la verdad", dijo.

De la misma manera, reconoció que es tiempo de asumir las responsabilidades con las personas lisiadas y los ex-combatientes. "

Después de la conclusión del acto oficial, Sánchez Cerén juramentó a los ministros y viceministros de su gabinete de gobierno, muchos de ellos provenientes de la bancada parlamentaria del FMLN.

Esta histórica jornada concluyó con una masiva concentración en el centro de San Salvador, donde el presidente Sánchez Cerén y Oscar Ortiz recibieron "investidura popular" ante una multitud roja del pueblo del FMLN

FOTOS Comunicación FMLN