miércoles, 28 de agosto de 2013

Venezuela rechaza posible ataque de EE.UU. a Siria

teleSUR
Por teleSUR

El presidente Nicolás Maduro reiteró este miércoles que Venezuela rechaza los planes para atacar Siria impulsados por Estados Unidos y sus aliados en Occidente y Medio Oriente con la excusa de que el Gobierno de Damasco fue el autor de un ataque con armas químicas contra la población civil, aunque no ha presentado prueba alguna.

A través de su cuenta en Twitter, @NicolasMaduro, el mandatario del país suramericano señaló lo siguiente: “Desde Venezuela nos sumamos a las voces del mundo que rechazan los planes para una intervención militar Imperial contra el pueblo de Siria!”.

Tanto Cuba como Ecuador han alzado ya sus voces para rechazar el inminente ataque de Estados Unidos y sus países aliados contra el Gobierno de Bashar Al Assad.

“Esta es una guerra de conquista y destrucción de un pueblo Árabe que es un baluarte histórico y bastión de la estabilidad de esa región”, dijo Maduro al referirse a los planes de una intervención militar en Siria.

Tal y como lo ha venido denunciando el Estado sirio, Nicolás Maduro insistió en la denuncia de que es Estados Unidos el país que ha ingresado las armas para que se desate la guerra en Siria, que ha dejado hasta ahora unos 93 mil muertos.

“Estados Unidos y países de la OTAN han armado grupos terroristas dentro de Siria para preparar una intervención y controlar este país árabe”, señaló Maduro en Twitter.

El presidente de Venezuela realizó un llamado a los gobiernos pacifistas del mundo y a sus pueblos para evitar que se desate una nueva guerra en el mundo.

“¿Quién paga toda la destrucción contra los pueblos árabes de Irak, Libia, Palestina? ¡La conciencia del mundo debe despertar y detener esta guerra!”.

El jefe de Estado responsabilizó de la creciente tensión en Siria al “capitalismo que siempre impone una guerra para salir de su crisis”.

Este martes, el presidente Maduro aseguró que el pueblo de Siria está siendo atacado por las más grandes potencias del mundo como EE.UU, Gran Bretaña e Israel, con el fin de invadir esa nación árabe y apoderarse de su petroleo.

“Ahora quieren partir en pedazos a Siria, han armado grupos terroristas extremistas, les han dado armas, las más modernas del mundo para destruir Siria”, manifestó el mandatario tras comentar que lo que está sucediendo en ese país es muy parecido a lo que hicieron con Libia e Irak con el fin de invadirlos.

Aunque EE.UU. no se ha pronunciado sobre un ataque que según la prensa internacional es “inminente”, tanto Siria como los países cercanos se mantienen en alerta.

Ya el Gobierno de Bashar Al Assad ha dicho que responderán a cualquier ataque perpetrado desde EE.UU. con la excusa de que hay evidencias de que usaron armas químicas contra el pueblo sirio. Sin embargo, estas denuncias no han sido demostradas.