jueves, 26 de febrero de 2015

Colombia: “Dispararon a matar”. Atentado contra dirigentes del Sintrainagro

Foto Gerardo Iglesias | Rel-UITA
La violencia de siempre y la irresponsabilidad del gobierno

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA

La tarde del pasado, 24 de febrero, Guillermo Rivera y Medardo Cuesta, respectivamente presidente y tesorero de la Junta Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria (Sintrainagro), sufrieron un atentado que les pudo costar la vida.

En conversación con La Rel Medardo Cuesta relató los amargos momentos que vivieron cuando desconocidos abrieron fuego contra el vehículo en el que se transportaban.

-¿Cómo fue la dinámica del atentado?
-El pasado martes nos encontrábamos en el Departamento del Valle del Cauca para reunirnos con las diferentes seccionales que el Sintrainagro tiene en esta zona azucarera. Aproximadamente a las 4.30 de la tarde, cuando nos disponíamos  a salir del municipio de Florida, vimos a tres personas armadas cruzar la calle, y a una de ellas plantarse frente a nuestro vehículo.

Afortunadamente, nuestro escolta, quien manejaba el vehículo, reaccionó rápidamente y aceleró, obligando a esta persona hacerse a un lado para no ser atropellada. Inmediatamente escuchamos varios disparos, dos de los cuales impactaron en el carro.

No les importó que fuera de día, ni que en las calles hubiese mucha gente y hasta niños jugando. Dispararon a matar…

Si no hubiese sido por la rapidez de nuestro escolta y por el vehículo blindado tal vez no estuviéramos aquí para contar la historia…

-¿A qué se debe la presencia de un solo escolta en una zona de riesgo como es el Valle del Cauca?
-Guillermo (Rivera) cuenta con un auto blindado y escoltas en la región de Urabá, pero últimamente el gobierno decidió irresponsablemente que este esquema de seguridad no puede trasladarse a otros departamentos.

En mi caso autorizaron la presencia de un solo escolta, que además debe conducir el vehículo, lo que limita enormemente su capacidad de reacción al momento de darse un atentado.

La justificación es siempre la misma, que no hay recursos para pagarles los viáticos a los escoltas. Ya hemos denunciado este absurdo ante el Ministerio del Interior y al Director Nacional de Protección, y estamos exigiendo que se reestablezcan las condiciones para garantizar la integridad física y la vida de los dirigentes del Sintrainagro.

-Es difícil trabajar así…

-Es casi imposible, porque como directivos nacionales nos trasladamos por todo el país atendiendo las necesidades y urgencias de nuestras seccionales. Y hacerlo sin protección es difícil y muy peligroso.

Volvemos a exigirle al gobierno que demuestre su interés en garantizar la seguridad de todos nuestros dirigentes, así como asegurar el libre desarrollo de las actividades sindicales que a diario estamos desarrollando en todo el territorio nacional.

Fuente: Rel-UITA