viernes, 4 de noviembre de 2016

Honduras: “Fyffes nos está matando de hambre”

Foto G. Trucchi | Rel-UITA
Trabajadora despedida denuncia atropellos de meloneras

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


María Gómez tiene 65 años. Durante casi tres décadas se ha desempeñado como “caporala” en las meloneras propiedad de la transnacional frutera irlandesa Fyffes. Su larga trayectoria laboral y su profesionalismo no la salvaron de la embestida antisindical de la patronal, que nunca le perdonó el atrevimiento de haberse organizado.


Todas las mañanas, durante 28 años, María se levantaba de madrugada y salía de la casa a las 5 de la mañana. La empresa nunca garantizó el transporte, así que le tocaba caminar casi hora y media para estar puntual a las 7 a la entrada de la finca. Salía a las 4 de la tarde y de vuelta a caminar hasta su casa, donde llegaba cuando ya estaba oscuro.

“Las condiciones de trabajo siempre han sido duras, igual nunca me pagaron el salario mínimo, ni las horas extras y el décimo tercer mes. Tampoco pagaban el séptimo día, así que me tocaba trabajar porque necesitaba el dinero.

Jamás aportaron al seguro social y ahora no podré jubilarme, ni finalmente descansar después de tantos años pasados en las plantaciones. Me toca seguir buscando trabajo para sobrevivir, aunque ni eso quieren darme ahora”, dijo María Gómez.

Se quedó sin trabajo hace seis meses. Junto a otras mujeres afiliadas a la subseccional del Sindicato de Trabajadores/as de la Agroindustria y Similares (STAS) en la empresa Melón Export S.A., propiedad de Fyffes, fueron “despachadas” antes que terminara la temporada.

“Nos dijeron que ya no había trabajo, pero sabemos que fue una represalia. Ahora no quieren contratarnos porque dicen que andamos con esta locura del sindicato. Ya no sé qué hacer”, manifestó preocupada Gómez.

Peligro de hambruna
Fyffes inconsciente


Las difíciles condiciones climáticas vinieron a empeorar una situación ya de por sí dramática.

“Se nos está perdiendo la cosecha de maíz, no vamos a tener ni para comer. Está duro esto. Esperamos que la presión de las organizaciones nacionales e internacionales que nos apoyan genere un cambio en la actitud de la empresa”, concluyó la trabajadora.

Próximamente, la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Agroindustria (Festagro) y el STAS visitarán nuevamente las comunidades de Permuta y Chagüites, para entregar ayuda alimentaria a las trabajadoras de las meloneras víctima de la arremetida patronal.

Paralelamente, las organizaciones nacionales e internacionales que integraron la delegación que en los días pasados visitó las comunidades, entre ellas la Rel-UITA, desarrollarán diferentes formas de denuncia y de presión hacia Melón Export y Suragroh.

92 trabajadores y trabajadoras mantienen su demanda judicial contra la empresa por el no pago de las prestaciones sociales adquiridas.

Fuente: Rel-UITA