martes, 6 de septiembre de 2016

Nicaragua ofrece asilo político al expresidente de El Salvador

Por teleSUR

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha concedido asilo político por dos años al expresidente de El Salvador entre 2009 y 2014, Mauricio Funes.

Según la Gaceta Oficial publicada por el ministerio de Exteriores de Nicaragua, se otorga asilo al político Funes, su pareja, Ada Mitchell Guzmán y sus tres hijos, Mauricio, Carlos y Diego.



Con respecto a la decisión, Ortega argumentó que la Constitución de ese país "asegura el asilo para los perseguidos políticos, amparando a los que luchan en pro de la democracia, la paz, la justicia y los Derechos Humanos".

Por su parte, el pasado 23 de agosto la Fiscalía de El Salvador detalló que Funes tramitaba "desde hacía tiempo" el asilo político en el país vecino, algo que el exmandatario negó, aclarando que se encontraba en Nicaragua por motivos de trabajo.

"No mentí sobre el asilo. Decidí tramitarlo el 31 de agosto, después de constatar la persecución política que se inicia en mi contra", respondió Funes este martes en su cuenta de Twitter. Igualmente, la resolución del Ministerio de Exteriores detalla que la petición se cursó el 1 de septiembre.

En contexto   

Mauricio Funes, presidió el Gobierno de la República de El Salvador desde el 1 de junio de 2009 hasta el 1 de junio de 2014.

El exmandatario es investigado por un presunto enriquecimiento ilícito y posible lavado de dinero, un proceso que se desprende de un juicio civil ordenado por la Corte Suprema de Justicia debido al aumento injustificado de su patrimonio en 700 mil dólares.

Funes fue el primer gobernante que asumió el poder con el apoyo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido de izquierda que ahora asume el Gobierno con el mandatario Salvador Sánchez Cerén.

En palabras del expresidente el juicio es un "show" político porque las autoridades salvadoreñas no tienen pruebas en su contra.