miércoles, 28 de septiembre de 2016

En el ‘día de la paz’, Policía arreció guerra contra los indígenas del Cauca

Por Colombia Informa 

Según informaron indígenas del municipio de Corinto, ubicado en la zona norte del departamento del Cauca, una comunidad que se encuentra en Minga por la Liberación de la Madre Tierra, fue atacada por el Escuadrón Móvil Anti Disturbios -Esmad- dejando a un comunero gravemente herido. Los hechos ocurrieron mientras el país celebraba la firma del acuerdo final de la negociación entre Gobierno Nacional y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- en Cartagena.

- Escuche declaraciones AQUÍ

Una indígena presente en el lugar de los hechos narró el desarrollo de los hechos: “Mientras nos encontrábamos en una Minga de siembra, la Fuerza Pública acompañada de Fiscalía y de la seguridad privada de la hacienda Miraflores, donde estamos haciendo un proceso de liberación de la madre tierra”. Hoy el agredido está en recuperación gracias al cuidado de los promotores de salud de la comunidad.

La misma comunera expresó que agresiones como las de ayer son recurrentes. “Hoy, (27 de septiembre) cuando desarrollábamos otro trabajo, los trabajadores de la hacienda destruyeron los cultivos con maquinaria, con tractores. Nos dañaron la siembra. Nosotros intentamos evadirlos y su respuesta fue violentarnos con palabras… Porque no es solo que nos golpeen, también causan daño verbalmente”. No siendo suficiente con esa respuesta, la comunera indicó que la seguridad de Miraflores hizo disparos con una escopeta y un revolver, aproximadamente a las 10 de la mañana, para ahuyentar al grupo de indígenas.

Según el testimonio, hace quince días ocurrió un episodio similar. Para entonces resultó herido otro comunero por una recalzada que el Esmad impactó contra su pie a quemarropa. Hasta la fecha, no se ha recuperado.

La emisora Radio Payumat y la comunera entrevistada coincidieron en afirmar que a su territorio no ha llegado la paz: “Como lo dijo el presidente Santos en su discurso en Cartagena en pleno protocolo de paz, ‘el bien gemina ya’, pero a las comunidades que no se cansan de luchar por sus tierras ancestrales, el bien parece estar muy lejos de germinar, ya que cientos de hectáreas de maíz y frijol han sido destruidas en lo que va la lucha por la libertad de Uma Kiwe (Madre Tierra), además de cientos de personas heridas en este proceso que es legítimo de la comunidad”.