jueves, 14 de abril de 2016

Eurodiputados de izquierdas piden suspender los acuerdos UE-Honduras

Por La Vanguardia

Los eurodiputados de Izquierda Unitaria Europea (GUE) pidieron hoy que la Unión Europea suspenda los acuerdos comerciales y de asistencia con Honduras por las violaciones de los derechos humanos y en especial los ataques y asesinatos de activistas como Berta Cáceres a comienzos de marzo.

El diputado de Podemos, Miguel Urbán, que participó en marzo en una misión internacional tras la muerte de Cáceres -activista en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH)-, reiteró su recomendación para que el Consejo de la UE suspenda el acuerdo de asociación UE-Centroamérica.


Urbán, en una conferencia de prensa en Estrasburgo durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo, también reclamó que se haga un análisis del proyecto Eurojusticia en Honduras para comprobar "que no se está utilizando dinero de la UE" para "reprimir a defensores de los derechos humanos".

En concreto, el eurodiputado español se hizo eco de sospechas de que los fondos de Eurojusticia los podrían estar utilizando las autoridades hondureñas, por ejemplo, para material antidisturbios.

El también parlamentario español de Izquierda Unida José Couso se quejó de que en casos como el de Honduras los acuerdos comerciales no se suspendan, aunque se incumplan las cláusulas que lo prevén cuando hay violaciones de los derechos humanos.

Couso, además, recordó que Honduras es uno de los principales receptores de ayuda europea al desarrollo y denunció que, pese a los "millones y millones de euros que está poniendo la UE (...), no se está solucionando nada".

"Honduras -subrayó- es el país más violento del mundo", donde por ejemplo "desde el golpe de Estado de 2009" han sido asesinados "más de 60 periodistas".

Denunció que, pese a haberse puesto en contacto con la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, para reclamar una investigación independiente sobre el asesinato de Berta Cáceres, "a día de hoy no hemos tenido respuesta".

Mañana habrá un debate de urgencia en el pleno de la Eurocámara sobre la situación de los defensores de los derechos humanos en Honduras, fruto de una iniciativa surgida del grupo GUE que ha dado lugar a un texto consensuado que será sometido al voto de los parlamentarios.

El miércoles de la semana próxima la hija de Berta Cáceres y varios miembros del COPINH estarán en la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

La misión internacional organizada tras el asesinato de esta activista formuló 25 recomendaciones, en primer lugar para exigir una investigación independiente con participación de expertos que podrían venir de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para identificar a los autores materiales e intelectuales del asesinato.