jueves, 27 de octubre de 2016

Venezuela: “AN está en desacato, ese acuerdo que aprobaron para enjuiciar al Presidente de la República, también es nulo”

alba tv
Por ALBA TV

El pasado domingo 23 de octubre, se convocó a una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional en el Palacio Federal Legislativo de la República Bolivariana de Venezuela. La agenda de dicha sesión, consideró varios puntos que giraban en torno al objetivo central y sostenido que se ha trazado la oposición a la revolución bolivariana desde el año 1998, pero que ha instrumentalizado nuevas estrategias en aras del desconocimiento del gobierno nacional, desde el mes de enero del presente año cuando fuere juramentada como fracción mayoritaria del parlamento: la destitución del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

El llamado a esta sesión, generó una convocatoria espontánea de los sectores del pueblo venezolano en defensa de la Constitución Nacional y en rechazo a las acciones emprendidas desde el Poder Legislativo para generar condiciones de quiebre del hilo constitucional en el país. El parlamento, aprobó pese a ello un acuerdo que desconoce los procedimientos y competencias fijados en la misma Constitución, sobre el normal ejercicio de la vida institucional del país y la competencia de cada uno de los poderes públicos para garantizarla.

En este marco, han surgido interrogantes en el escenario informativo y político, nacional e internacional, sobre los verdaderos alcances legales e implicaciones de los puntos de dicho acuerdo en la vida nacional: ¿hay un golpe de estado en el país?, ¿cuáles son los alcances del acuerdo del domingo pasado?, ¿cuál es la implicación de estas acciones en las iniciativas de diálogo nacional?.

Estas y otras preguntas se han hecho presentes en la opinión pública y al respecto, tuvimos la oportunidad de conversar desde Alba TV con el Diputado a la Asamblea Nacional, constituyente, docente y periodista Earle Herrera, a fin de aportar elementos de comprensión.

ALBA TV (ATV): Mucho se especula sobre el alcance real del acuerdo que aprobó la Asamblea Nacional el domingo pasado, al respecto le preguntamos; ¿cuál es su alcance legal?, Constitucionalmente, ¿es procedente la destitución del Presidente Nicolás Maduro?

Earle Herrera (E.H): La Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela convocó una sesión extraordinaria, que entre otros puntos, contemplaba analizar la situación constitucional de la Presidencia de la República, cosa que no le compete, pues cualquier duda constitucional es materia de la Sala Constitucional, valga la redundancia, del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Y en segundo lugar, para hacerle lo que ellos han llamado un juicio al Presidente Nicolás Maduro; además de designar rectores del Consejo Nacional Electoral (Poder Electoral) y magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (Poder Judicial). Es decir, eso que está haciendo la Asamblea Nacional se hizo en el año 2002 cuando se dio un golpe de Estado y se aprobó un documento que se conoció como el “Decreto de Carmona”. Allí, se disolvían los poderes del Estado, se destituía al Presidente y se desconocía a la Constitución. Esto es un golpe parlamentario, al estilo de Honduras, Brasil o Paraguay.

La diferencia es que la Asamblea no cuenta ni con la fuerza popular, ni con la fuerza militar, ni con los demás poderes para llevar a cabo este propósito, o este despropósito, que ellos aprobaron en una sesión dominical. De manera que ese documento ahora lo tienen en sus manos y no hallan que hacer con el mismo. Hay contradicciones dentro de los mismos partidos y grupos que hacen vida en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Nosotros, el Presidente de la República, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los han llamado reiteradamente al diálogo. Ellos, se han negado porque piensan que pueden emular lo que se ha hecho en otros países de Sudamérica.
Desde el mismo momento que se instaló la Asamblea Nacional (AN), con esta directiva, el 5 de enero del presente año 2016, el presidente del parlamento planteó que en seis (6) meses salía del Presidente Nicolás Maduro. Esa fue la oferta que le hizo él a sus seguidores.

Bueno, los seis meses ya se cumplieron, precisamente el día de la Independencia (de Venezuela), el 5 de julio y el Presidente Nicolás Maduro, sigue en Miraflores. Ellos se plantearon; y así lo anunciaron al país, varias opciones que llaman “constitucionales y democráticas”. Esas opciones fueron:
  •     La renuncia del presidente. La renuncia es un acto voluntario; Nicolás Maduro nunca ha planteado ni se ha planteado renunciar.
  •     Una figura que ellos llaman el abandono del cargo. El Presidente Nicolás Maduro todos los días está en Miraflores o está en cualquier parte del país y si está afuera, es representando a Venezuela con su investidura de Presidente Constitucional. De manera que esa es una figura, la del abandono del cargo, es (como decimos en Venezuela), traída por los pelos.
  •     Intentaron también, entre esas opciones, una enmienda constitucional y la presentaron en la Asamblea Nacional. Sólo que una enmienda para recortar el mandato de un jefe de Estado, no tienen un efecto retroactivo. Esto es un principio universal de las leyes. De manera que también es inaplicable al Presidente Nicolás Maduro.
  •     Y otra opción, que fue la que debieron activar desde un principio, es la del referéndum revocatorio. Una figura que los chavistas, los bolivarianos, introdujimos en la Constitución de 1999 en la Asamblea Nacional Constituyente. Pero ellos activaron el referéndum cinco meses después (y no en los tiempos que fija la Constitución), de manera que no se puede realizar este año porque de acuerdo con sus normas, con los lapsos establecidos en sus bases, en las bases electorales para activar un referéndum, ellos realmente ya no tienen tiempo de recoger las firmas ni para legalizar una organización como la MUD, porque los partidos en este momento por no haber participado en las elecciones están fuera de la legalidad, tiene que legalizarse y luego recaudar un 20% de firmas de personas que piden que se active el referéndum. Todo eso tiene unos lapsos que realmente desborda el tiempo de este año y tendrá que hacerse en 2017.

La Constitución establece que si se revoca el mandato del presidente antes (de cumplir) la mitad de su período, asume la presidencia (del país) el presidente de la Asamblea Nacional y en treinta días se convoca a unas elecciones generales. Pero si ha pasado más allá de la mitad, ya tiene que asumir la Presidencia el Vicepresidente de la República y termina el mandato. De manera que el año que viene, si ellos activan el referéndum, que pueden hacerlo, quien asume la presidencia es el Vicepresidente de la República, que en este momento es Aristóbulo Istúriz, (o bien para ese momento) podría ser otro y concluir el mandato del Presidente Nicolás Maduro, en el supuesto de que sea revocado.

Para ser revocado el Presidente, tiene que votar en su contra una cantidad de venezolanas y venezolanos que supere el número de votos con el que fue elegido en el año 2013. Es decir, más de siete millones y medio de venezolanos tendrían que ir a votar en el referéndum por la opción de revocar a Nicolás Maduro. De manera que ellos no quieren pasar por todos estos pasos que establecen las normas y entonces precipitan el proceso [...] en una sesión, de paso espuria, ineficaz y nula.

Digo esto por lo siguiente; la AN, incorporó tres diputados a los que el TSJ había anulado su proclamación por delitos electorales que se cometieron en el estado Amazonas. Esos tres diputados en consecuencia no están incorporados, no forman parte en este momento de la AN. Esta los incorporó, en desacato al TSJ y con ellos hacen votación. Sobre esta base, el TSJ sentenció que la AN está en desacato mientras esos diputados no proclamados estén allí; y todos sus actos donde ellos voten, son nulos y son írritos. Por eso, no sólo por el exabrupto jurídico de que está lleno el acuerdo aprobado el domingo, sino también porque la AN está en desacato, ese acuerdo que aprobaron para enjuiciar al Presidente de la República, también es nulo.

ATV: Uno de los argumentos que la derecha ha intentado posicionar a nivel internacional, ha sido el tema de que hay un desbalance de los poderes, una falta de división o autonomía de los mismos. Usted explicaba la situación en la que se encuentra la AN. Le preguntamos entonces, ¿hay un quiebre del hilo constitucional en Venezuela?, ¿se aplica o no una división de poderes?

E.H: Aquí ciertamente nosotros vimos el mismo domingo algunos periódicos con el titular de primera página que decía “Dictadura”; y ellos en esa sesión tenían pancartas que decían “Dictadura”. Sin embargo, se sesionó, esos periódicos circulan, le dicen cualquier cantidad de cosas al gobierno del Presidente Maduro y a él mismo en persona y no ocurre nada.

En la Constitución de 1999, a diferencia de otros países donde existen los tres poderes clásicos (el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial), en esa Constitución incorporamos en la Asamblea Constituyente dos poderes más, que ya los había asomado el Libertador Simón Bolívar en el año 1819 en el Congreso de Angostura. Estos son el Poder Moral y otro poder, que estuvo también en la fundación de la República de Bolivia, que es el Poder Electoral.

Esos poderes tienen la misma jerarquía: no hay un poder que esté por encima del otro. Ahora, el jefe del Estado es el Presidente de la República, el jefe del Estado y el jefe del Gobierno. En Venezuela, por el régimen presidencialista que tenemos, es el Presidente de la República. Sin embargo, los demás poderes tienen sus atribuciones específicas y no puede uno de ellos anular el otro (o desconocerlo). No puede por ello la AN, destituir magistrados del TSJ porque estaría despachándose y dándose el vuelto en materia judicial, usurpando funciones que no le corresponden porque forman parte de las atribuciones de los otros poderes.

ATV: El lunes 24, se anunciaba el inicio del diálogo entre el Gobierno Nacional y la oposición, con el acompañamiento de UNASUR y del Vaticano. ¿Qué expectativas tiene usted, como diputado del PSUV, hacia ese diálogo con una derecha que ha tenido una trayectoria desestabilizadora, golpista, de generación de violencia?

E.H: Yo tengo buenas expectativas, porque el diálogo no se hace con monjes franciscanos, el diálogo se hace justamente con esos sectores y por eso el diálogo es difícil.

Estos son sectores violentos, son sectores que dieron un golpe de estado en el 2002, que paralizaron la industria petrolera de Venezuela por dos meses llevando la producción de petróleo de 3 millones 500mil barriles, a 20 mil barriles diarios para destrozar la economía en el país. Que en el año 2014, desataron lo que se llama aquí en Venezuela la “Güarimba”, que es cerrar calles, incendiar barricadas, trancar urbanizaciones. El expediente de la violencia siempre ha estado a su mano. En el año 2013, provocaron 11 muertos cuando desconocieron la elección del Presidente Nicolás Maduro y que en el 2014 provocaron 43 muertos, miles de heridos; en el sabotaje petrolero las pérdidas se calcularon en 15 mil millones de dólares. En la Güarimba, con los incendios en las urbanizaciones se calculó en 10 mil millones de dólares y eso explica, en parte, la situación económica por la que atraviesa hoy día Venezuela. Con esos sectores es que tenemos nosotros que dialogar.

Ya el Vaticano, el Papa Francisco, envió a su representante aquí a Venezuela y está convocando para finales de mes en la Isla de Margarita. Ellos primero dijeron que iban a ir, y ahora dicen que no van a ir. Porque allí hay unos sectores violentos, hay unos sectores radicales dentro de la oposición, que se imponen a los sectores realmente ponderados, democráticos, que saben que aquí la única salida que tenemos en esta crisis es el dialogo. Ellos ya han intentado acabar con la Revolución Bolivariana con todos los métodos violentos posibles, conocidos y por conocer, y no han podido porque tienen un pueblo allí que está dispuesto a defender este proceso en medio de las situaciones más difíciles por la que pueda atravesar el país.

Se les está dando una excelente oportunidad cuando el Vaticano le tiende la mano. Pero aquí los medios de comunicación privados de Venezuela chantajean a los sectores más moderados, porque los medios de comunicación, los dueños de los medios, realmente quieren una “caída y mesa limpia” y desaparecer de la faz de la tierra al chavismo, cosa que es una empresa imposible. Imposible, porque forma parte de un sentimiento nacional, porque es una fuerza real, es histórica, es telúrica. Es como acabar con el peronismo, como intentaron acabar con el peronismo en Argentina: mataron miles, desaparecieron miles, y allí están igualmente. Tratar de acabar con una corriente histórica es una locura.

Sin embargo, los propietarios de los medios tienen ese propósito y sectores del exterior como es el Comando Sur de los Estados Unidos, que a cada rato se pronuncia en contra de Venezuela. Como es el señor Álvaro Uribe, con el apoyo de fuerzas paramilitares que han ingresado a nuestro país. Aquí se han capturado paramilitares colombianos en los alrededores de la propia ciudad capital, aquí en Caracas y ahora, con el señor Almagro. El señor Almagro es el secretario general de la OEA. El señor Almagro debiera ser un vocero de mediación, un vocero que busca reconciliación y paz. El señor Almagro es el primer instigador de la violencia y de que no se establezca un diálogo para buscar soluciones a los problemas de nuestro país. El Presidente Evo Morales (de Bolivia), lo acaba de definir: lo llamó mercader de soberanía. El señor Almagro anda vendiendo soberanías a la potencia hegemónica de América y del mundo.

Ese es el camino que hay que transitar, pero es el camino.

ATV: Se busca poner en juego la soberanía del país, la continuidad de la Revolución Bolivariana, pero a nivel regional, desde su análisis ¿qué significa entonces Venezuela para la continuidad de los procesos de liberación en América Latina?, ¿Qué significa la continuidad de la Revolución, ya no sólo para las venezolanas y los venezolanos sino para el continente?


E.H: Además de Venezuela tener en el subsuelo la reserva petrolera más grande del mundo en tiempos de crisis de petróleo y de perspectivas de que ciertamente nos acercamos al final de la era petrolera, además de esta situación, Venezuela, desde que llegó la Revolución Bolivariana con el Presidente Chávez, el país ha liderado los movimientos integracionistas de América Latina. Con el Presidente Chávez, América Latina por primera vez ha tenido voz propia, se han dado pasos concretos con la integración. No ha sido realmente reuniones, discurso, retórica. Se creó, en el plano económico Petrocaribe, que es una empresa petrolera integrada por Venezuela y por los países del Caribe que no producen hidrocarburos. Se creó la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), frente a una OEA que alguna vez la llamó un canciller cubano “Ministerio de Colonias”, con voz propia por primera vez, frente a la potencia hegemónica […]. Venezuela actualmente tiene la presidencia del Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL). Venezuela, jugó un papel de primera línea en la creación de la Comunidad Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Entonces, todo ese proceso de integración tiene a Venezuela como la vanguardia; y la vanguardia, hay que desaparecerla. Hay que matar la culebra por la cabeza.

No es que sea la única cabeza, pues aquí lo fue Argentina, el Brasil de Lula, la Bolivia de Evo Morales, la Nicaragua de Daniel Ortega. Pero sin lugar a duda, con el Presidente Chávez, Venezuela se puso al frente de los procesos integracionistas de la patria grande y realmente eso ha alertado, en este caso a los EEUU, que ahora dicen que tienen que ver, como lo decía el señor Donald Trump, que ellos se “olvidaban de su patio trasero”. Ellos quieren volver.

Aristóbulo Istúriz, el Vicepresidente de Venezuela, hablaba de que se está dando un proceso de recolonización. Ellos no quieren venir aquí para ayudar al desarrollo, para que los países de América Latina realmente vayan a los mercados y puedan competir, no, no, no. Ellos quieren recolonizar lo que desde viejos tiempos, han llamado su patio trasero.

ATV: Usted el domingo al intervenir en la AN, mostró cerrando su derecho de palabra una camisa con los ojos de Chávez. Eso fue un símbolo para la derecha que se atemorizó, reaccionó, porque parece que Chávez les da miedo. También para el chavismo, para moralizar, llenar de emoción y recordar una vez más que Chávez está ahí, que también estaba en la Asamblea con ustedes. Preguntamos entonces, para finalizar esta entrevista, ¿Cuál sería el mensaje para el pueblo que hoy recibe al Presidente Maduro, en el medio de una movilización popular?, mientras en la AN se va a seguir con esta conspiración. ¿Cuál sería el mensaje para el pueblo chavista que hoy está conformando CLAP, Comunas, que está sufriendo los efectos de la guerra económica?


E.H: En la intervención que hice el domingo en la AN, cuando yo me desabrocho la camisa y muestro los ojos de Chávez yo apelo a un recurso simbólico, frente a una AN que tiene todos los medios allí a su favor, que no siempre enfocan cuando uno está interviniendo, o toman los peores ángulos. Que tenía las barras, mientras el pueblo chavista estaba afuera y no lo dejaban entrar, al pueblo opositor, porque es pueblo, lo dejan entrar y lo colocan en las barras para tratar de apabullar a quienes estamos interviniendo, entonces uno tiene que responder con recursos de imaginación y en este caso un recurso simbólico. Mostrar los ojos de Chávez realmente levantó a ese pueblo que estaba ahí afuera y yo hoy sé, que ese pueblo que va a recibir al Presidente Nicolás Maduro está guiado por esa mirada del Comandante Eterno de la Revolución, el Comandante Hugo Chávez. Y por eso yo cité su última proclama, donde él dice: “No faltaran quienes en coyunturas difíciles traten de arrebatar la patria. No podrán.”.

El Presidente Chávez fue visionario, para no hablar de profecías y que vayan a decir que estamos con cuestiones de superstición. Fue un visionario, y él, previó lo que venía en situaciones difíciles, como lo que está atravesando el país.

Por eso los ojos de Chávez, cuando yo mostré la franela, iluminan el camino.