martes, 4 de octubre de 2016

Guatemala: FEMSA muestra el músculo, terceriza y despide

Foto STECSA
Pretende imponer sistema de preventa que lesiona derechos adquiridos

Por Giorgio Trucchi | Rel-UITA


El Sindicato de Trabajadores de Embotelladora Central SA (STECSA) denuncia internacionalmente la decisión de la mexicana FEMSA de tercerizar la agencia de Jalapa y de despedir a todo el personal. Ese acto unilateral es parte de la implementación de un proyecto de preventa, que el sindicato ha rechazado tajantemente por atentar contra la estructura del convenio colectivo.


“Personeros de la empresa llegaron muy temprano a la agencia de Jalapa y reunieron a los trabajadores, comunicándoles que iban a cerrar este centro de trabajo, y que todos serían dados de baja”, dijo alarmado a La Rel, Carlos Luch, secretario general de STECSA.

“Es una decisión unilateral y vergonzosa que roza lo dictatorial. FEMSA está irrespetando todos los procedimientos legales establecidos y su comportamiento es inaceptable”, agregó el dirigente sindical.

Embotelladora Central S.A. (EMBOCEN), subsidiaria en Guatemala de Coca Cola FEMSA (KOF), informó también que el mercado de Jalapa sería ahora tercerizado y atendido, bajo el modelo de preventa, por la empresa Distribuidora Las Aguas.

“Directivos de STECSA y FESTRAS nos trasladamos de inmediato a Jalapa, y nos reunimos con los 24 compañeros despedidos para brindarles nuestro total apoyo. Luego nos reunimos con la empresa y las autoridades del trabajo”, explicó Luch.

FEMSA muestra el músculo
El conflicto a punto de estallar


El secretario general del STECSA señaló que, tras escuchar a las partes y constatar las ilegalidades y violaciones cometidas por FEMSA, los inspectores procedieron a “prevenir bajo apercibimiento legal”[1] a la empresa.

“El Ministerio le dio dos horas para que dejara sin efecto el despido masivo de trabajadores, los reincorporara a sus puestos de trabajo y no tomara ningún tipo de represalia contra ellos”, dijo el directivo sindical.

Lamentablemente, la que se impuso fue la arrogancia de FEMSA, que, de forma descarada, se negó a cumplir con las disposiciones de las autoridades del trabajo.

“No nos queda otra opción que recurrir a la vía judicial. Mientras tanto vamos a permanecer en la agencia hasta que haya un cambio de actitud de la empresa, no importa si intentan desalojarnos”, aseveró el secretario general del STECSA.

Empecinada con preventa
La orden vino de México


En agosto pasado, FEMSA había aumentado la presión para que el Sindicato aceptara discutir la implementación del modelo comercial de preventa. Para el embotellador más grande del sistema Coca Cola en el mundo, el modelo actual de auto-venta ya es obsoleto.

Por el contrario, para los trabajadores ese proyecto no sólo afectaría ilegítimamente los derechos adquiridos contenidos en el convenio colectivo, sino que impactaría negativamente sobre el salario del personal de Ventas.

“Con ese nuevo modelo se estaría implementando un cambio de la forma de pago que recortaría de hasta un 50 por ciento los salarios. Además, no podemos negociar ninguna cláusula del Convenio afuera de un regular proceso de negociación colectiva. Sería totalmente ilegal”, explicó Luch.

“La actitud que está asumiendo la empresa nos retrae a los acontecimientos que originaron la histórica huelga de 1984. Ojalá FEMSA recapacite antes de que sea demasiado tarde”, concluyó Luch.

Notas

[1] - Advertencia de las consecuencias que acarrearía dejar de cumplir con lo solicitado en una comunicación.


Fuente: Rel-UITA