miércoles, 8 de julio de 2015

Honduras: Copinh contra la minería

Copinh
Rechazan presencia en Honduras del I Congreso Internacional de Minería

Por LINyM

El pasado 6 de julio, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, Copinh, se movilizó nuevamente hacia la capital hondureña, para acompañar a la Oposición Indignada y para manifestarse, junto a la Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras, contra la realización del I Congreso Internacional de Minería, que se lleva a cabo en Tegucigalpa del 7 al 11 de este mes.

De acuerdo con el Copinh, se trata de un evento que "refleja la continua política del gobierno de Honduras de seguir entregando territorio, soberanías, bienes comunes y de la naturaleza", así como "de seguir con el avance en la consolidación de la dictadura trasnacional".

La organización indígena rechazó las que consideran falsas preocupaciones por el medio ambiente, que pretenden presentar una minería responsable y ecológica. "Rechazamos esa campaña de farsas, que ha sido desmontada una y otra vez con la aplastante realidad de muerte que deja la explotación minera".

El Copinh denunció que el 30% del territorio hondureño ya fue entregado a las compañías mineras, "con más de 870 concesiones en proceso de aprobación y el despojo y la brutalidad que esto significa", se lee en el comunicado.

Finalmente exigió a las autoridades nacionales y a las compañías mineras "frenar su expansión de la muerte, la contaminación y la violación de los derechos de los pueblos indígenas, negros, campesinos y de todo el pueblo hondureño", y aseguró mantenerse "en rebeldía, en alerta y en procesos de  defensa territorial  que son parte de nuestros  derechos históricos".

A continuación el texto del comunicado:
 
Nosotras y nosotros, miembros del Pueblo Lenca y del Copinh, que hemos venido  de comunidades  de Intibucá, La Paz, Lempira, Santa Barbará  y Cortes, territorios Lencas de resistencias milenarias, nos movilizamos  a esta ciudad capital desde el día  6 de julio del presente año, para sumarnos nuevamente a las acciones y acompañamiento al proceso de indignación.

También para manifestarnos y condenar, junto a organizaciones hermanas de la Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras, de la cual formamos parte, el llamado I Congreso Internacional de Minería en Honduras, que se realiza del 7 al 11 de julio en Tegucigalpa. Un evento que refleja la continua política del Gobierno de Honduras de seguir entregando territorio, soberanías, bienes comunes y de la naturaleza, de seguir con el avance en la consolidación de la dictadura trasnacional.

Denunciamos que  el gobierno, SERNA y demás impulsores de dicho Congreso  pretenden instalar la cínica idea de que hay preocupación e interés por el ambiente, por los métodos extractivos para que sean menos  dañinos, por la "cultura de minería responsable y  ecológica".

Rechazamos esa campaña de farsas que ha sido desmontada una y otra vez con la aplastante realidad de muerte que deja la explotación minera, con la ciencia, la experiencia de los pueblos, con la defensa de las distintas formas de  vida, y con la cultura y cosmovisiones ancestrales. Se demuestran sus verdaderos propósitos con el 30% del territorio hondureño entregado a las mineras, con más de 870 concesiones en proceso de aprobación y el despojo y la brutalidad que esto significa.

A Juan Orlando Hernández, a su gobierno, al Congreso Nacional y a las empresas mineras les exigimos frenar su expansión de la muerte, la contaminación y la violación de los derechos de los pueblos indígenas, negros, campesinos y de todo el pueblo hondureño, exigimos ponerle fin a  sus acciones corruptas, ilegales  e ilegitimas.

Nuestros pueblos y organizaciones dignas estamos en rebeldía, en alerta y en procesos de  defensa territorial  que son parte de nuestros  derechos históricos, estamos en continua construcción de planes de vida y sin renunciar a los cambios profundos y estructurales, repensando a Honduras con justicia, equitativa, refundándola en su diversidad.