martes, 28 de julio de 2015

El Salvador: "Hay coincidencia entre un propósito criminal y uno político" Medardo González

Por Beatroz Ramos | Verdad Digital

El Secretario General del FMLN, Medardo González, aseguró que hay una coincidencia entre un propósito criminal y uno político: “la derecha del país está tomando estas medidas de los intentos golpistas”, reiteró en una entrevista televisiva la mañana de este lunes.

Para el diputado González, la oposición tiene la pretensión de convencer a los ciudadanos que el Gobierno no está haciendo bien las cosas y que él las va hacer mejor, “quieren ganarse el pensamiento de las personas y a su vez  están haciendo desestabilización al presidente (Sánchez Cerén) electo democráticamente”.

Consideró que existen situaciones que pueden coincidir y tener un sólo propósito. Con los últimos acontecimientos sociales (paro de buses, asesinatos, campaña de un partido contra el Gobierno, rumores de terrorismo, intentos de golpe de Estado) hay una coincidencia en el tiempo y espacio para un sólo propósito de desestabilización.

“Lo que hay en el fondo es una clase oligárquica en el país que no termina de aceptar la gobernabilidad del Gobierno que nuestra Constitución manda”, opinó.

La derecha oligárquica está desarrollando en El Salvador actividades políticas que tienen como fin aplicar la técnica de un golpe de Estado suave.

Este término se está utilizando a nivel mundial y es la carencia de la fuerza bruta o estatal, sin utilizar el ejército para ejecutar un golpe de Estado.

Medardo González explicó que esta técnica inicia promoviendo acciones no violentas para generar y promover un clima de malestar en la sociedad.

La segunda etapa es desarrollar intensas campañas en defensa de la "libertad de prensa", de los derechos humanos, acompañados de acusaciones de totalitarismo contra el Gobierno.

Otra etapa consiste en centrar en la lucha activa reivindicaciones políticas y sectoriales y la manipulación del colectivo para que emprenda manifestaciones y protestas. Existe otra etapa donde pretenden generar acciones de guerra psicológica y de desestabilización del Gobierno, creando un clima de ingobernabilidad.

La última etapa es pretender forzar la renuncia del presidente en turno mediante revueltas callejeras, para controlar las instituciones mientras se mantiene la presión en la calle.

El Secretario General del FMLN denunció que últimamente se están enlazando acciones de algunos grupos desestabilizadores, abanderados y enlazados con el partido Arena.

El partido ultraderechista presentó, "casualmente", una pieza de correspondencia para pedir la liberación de soldados detenidos por pedir un supuesto bono y, al mismo tiempo, "alguien" en las redes sociales convocó a una marcha de soldados para pedir al presidente Salvador Sánchez Cerén bonificación salarial. 

¿Coincidencias? cuestionó.