miércoles, 24 de diciembre de 2014

Nicaragua: Policía desaloja a plantón contra el Canal Interoceánico en El Tule

Por Radio La Primerísima | Agencias

Un oficial de la Policía Nacional se encuentra en estado crítico tras recibir un impacto de bala en el pulmón derecho durante los actos violentos ocurridos la mañana de este miércoles en el sector de El Tule, a la altura del kilómetro 260 de la carretera Managua-San Carlos.

La jefa de esa institución, primera comisionada Aminta Granera, informó que el saldo del enfrentamiento es de 21 heridos, quince de ellos policías y los otros seis son civiles.
Entre los agentes heridos hubo uno con una perforación de bala en un pulmón, otro con una fractura en la cabeza y en la boca, y una con una lesión en una rodilla.

Granera no especificó las lesiones de los civiles, y descartó muertes entre ellos, ante el temor de los manifestantes por tres de sus integrantes

Granera detalló que este miércoles a las cinco de la mañana, tropas especiales de la Policía Nacional hicieron un llamado a las personas que se encontraban en la carretera Managua - San Carlos a que desalojaran la vía y ante la negativa de ellos, se procedió al desalojo, haciendo uso de gases lacrimógenos, la mayoría se dispersó a las zonas aledañas, sin embargo quedaron unas 100 personas que se reagruparon, quemando el puesto policial y atacaron a los agentes policiales.

Informó que ante el uso de armas de fuego, machetes, piedras y palos por parte de los manifestantes, las tropas especiales respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma, recuperando en el primer momento una pipa de combustible.

Durante una conferencia de prensa, Granera dijo que el policía Armando Alfonso Gómez Guevara, es intervenido quirúrgicamente en el hospital y su estado es delicado. El sub oficial Juan Francisco Lindo y la policía Gladys Muñoz, son otros de los agentes que resultaron lesionados. 

La jefa policial reportó 33 personas detenidas quienes serán puestas a la orden las autoridades correspondientes acusadas de daños a la propiedad, lesiones, exposición de personas al peligro, entre otros. 

Granera explicó que desde el pasado 17 de diciembre un grupo de aproximadamente 300 personas realizaban protestas en El Tule y Rivas, violentando el derecho a la movilización, de las familias, turistas, productores y los transportistas.

En el caso del departamento de Rivas, la situación fue menor, únicamente se produjo un forcejeo entre los manifestantes y la policía, sin embargo no se produjo hechos lamentables, las autoridades lograron restablecer la calma y la tranquilidad de las familias del sector.

Granera reafirmó el compromiso de la institución de garantizar la seguridad de las familias nicaragüenses sobre todo en estas fechas en las que el pueblo celebra la navidad y el año nuevo.

“Hermanas y hermanos nicaragüenses, la Policía Nacional le reitera a nuestro pueblo su firme decisión de velar por su seguridad, no permitiremos bajo ninguna circunstancia, que nadie amenace sus vidas y estaremos trabajando en todos los rincones del país para que en estas fiestas podamos todos expresarle a nuestras familias nuestro amor”, concluyó Granera.

Hay que sembrar amor donde hay odio

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) criticó el desalojo violento realizado por el Gobierno en contra de los campesinos que se oponen al proyecto del canal de Nicaragua. "El Cenidh condena enérgicamente la represión de Daniel Ortega Saavedra, tanto en Rivas, como en El Tule", dijo la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, a periodistas.
 
La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, llamó este miércoles a sembrar amor donde todavía quede el odio. "Hay que sembrar amor donde todavía queden poquitos de odio, que tratan de contaminar, que tratan de corromper", sostuvo durante su contacto habitual a través del Canal 4 de Televisión.