domingo, 14 de diciembre de 2014

«El Alba no parará de andar jamás» Ortega

Cubadebate
Por Radio La Primerísima | Agencias

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, indicó este domingo que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) “ya no parará jamás”.

Señaló que Cuba es el punto de referencia de los luchadores “por la justicia, solidaridad y de la paz que libran una batalla contra las potencias”.


Asimismo, Ortega recordó al espíritu libertario y firmeza del líder de la Revolución Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez. “América Latina se está transformando y abriéndose a nuevos espacios (...) muchos apostaron por el hundimiento de la revolución, pero el triunfo de Chávez, de Lula (Brasil) y Evo (Bolivia) demostró lo contrario, la revolución no se detiene”.

A partir del ALBA se han fortalecido  las regiones por medio de las revoluciones cubana y bolivariana. EE.UU. debe saber que América es rebelde y hoy más que nunca con la fuerza que ha logrado construir. “Con el bloqueo económico contra Cuba han intentado derrotar a la revolución pero no lo han logrado”.

EE.UU. debe entender que hay que suspender el bloqueo en contra de Cuba y normalizar las relaciones con esta nación “porque han cometido el crimen de calificar a Cuba como un país que apoya el terrorismo”.

“EE.UU. ha practicado el terrorismo a lo largo de su historia”, indicó Ortega, al tiempo que afirmó que Nicaragua rechaza el terrorismo por parte del país norteamericano.

En relación a las sanciones que pretende imponer Estados Unidos contra países como Venezuela y Cuba, el Comandante Daniel reiteró que América Latina y el Caribe deberían de hacer su propia lista de países terroristas, la cual encabezaría EEUU.

También recordó el primer encuentro que sostuvo en Cuba con el Comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, y relató que la personalidad del líder latinoamericano le atrajo porque a través de él se podían escuchar las palabras del Libertador Simón Bolívar.

El Presidente Ortega manifestó que la década de los 90 fue muy dura para la lucha que atravesaba el proceso libertario de Nuestramérica, y dijo que en ese contexto Cuba batallaba sola, bloqueada y sin el apoyo de la Unión Soviética.

No obstante, destacó que todos los líderes latinoamericanos, que han encabezado gobiernos progresistas, andaban “por ahí”, encontrando siempre en Cuba el punto de referencia y el valuarte de los luchadores revolucionarios de Nuestramérica y del mundo.

En ese sentido, afirmó que Cuba “sigue siendo el punto de referencia de los luchadores por la justicia, por la solidaridad, por la paz, que libran esas batallas en condiciones muy difíciles”, en sus países y en las potencias imperialistas.

Ortega continuó repasando la historia latinoamericana y caribeña, explicando que cuando los lacayos del imperio predecían el hundimiento de la Revolución Cubana, llegó el triunfo de la Revolución Bolivariana, el cual fue rotundo gracias a la tenacidad de Chávez, a su espíritu y su firmeza.

Después llegó el triunfo de gobiernos progresistas en Brasil con Lula da Silva y en Argentina con Néstor Kirchner y más tarde en el año 2004 nace el ALBA en una América latina que se está transformando radicalmente y en donde se está abriendo un nuevo espacio.

Ortega criticó que en ese entonces hubo gobierno, que a pesar de haber recibido el apoyo, amor y cariño de la Revolución Cubana, no demostraron solidaridad cuando pensaron que el barco de la Revolución se hundía.

“Ya contaban los días para que la Revolución Cubana se hundiera y ya renegaban de la Revolución Cubana. Las ratas cuando se hunden los barcos, las ratas son las primeras en huir. Y pensaban que se hundía el barco de la revolución en América Latina que estaba aquí en Cuba, defendido por Fidel, por Raúl y por este pueblo heroico”, recordó.

Ahora 10 años después de aquel momento difícil que se vivía en América Latina y El Caribe, Daniel afirmó que “el ALBA en está América rebelde ya no parará jamás”.

En la XIII Cumbre de este mecanismo integracionista se realizan homenajes a sus fundadores el líder de la Revolución de Cuba, Fidel Castro y el de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Durante la cita, que se realiza en la sede el Palacio de la Revolución de La Habana, se oficializó la membresía de San Cristóbal y Nieves junto a Granada.

El ALBA surgió como una alternativa al proyecto neoliberal de Estados Unidos, el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y que sin el ALBA no se hubiese creado la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

La Alianza está integrada por Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela; mientras que Haití, Irán, Siria, Honduras y El Salvador se mantienen como observadores.