viernes, 15 de julio de 2011

Honduras: Autoconvocatoria de mujeres indígenas y negras para la autonomía, la identidad y la descolonización

Foto COPINH
Concluyen tres días de reflexión, análisis y preparación de estrategias

Por Giorgio Trucchi - LINyM

Con el objetivo de dar continuidad a la propuesta constituyente originaria, refundacional, incluyente y multicultural desde la visión y riqueza de las mujeres indígenas y negras, y desmontar la lógica capitalista, racista y patriarcal que domina la sociedad hondureña, más de 300 delegadas de diferentes pueblos, comunidades y organizaciones indígenas y negras de Honduras se reunieron del 11 al 13 de julio en Copán, Honduras, desarrollando una intensa agenda de trabajo.

“Nos reunimos para darle continuidad al proceso de refundación que hemos iniciado, y para formular nuestra propuesta constituyente desde la visión de las mujeres indígenas y negras. En estos tres días hemos desarrollado un intenso debate y hemos propuesto estrategias para articular la lucha en función de la defensa de nuestros territorios, recursos naturales, autonomía, cultura y espiritualidad”, dijo a LINyM, Bertha Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).


También se revisó y enriqueció con nuevos contenidos la propuesta formulada durante la Asamblea de Pueblos Indígenas y Negros en San Juan Durugubuty (febrero 2011). “Ha habido un debate muy intenso alrededor de cuáles son los sueños y las esperanzas de las mujeres indígenas y negras de esta Honduras que queremos refundar.

Las mujeres soñamos con un país donde podamos recuperar los territorios y los recursos que nos fueron saqueados, la cultura que nos fue negada, la dignidad que fue violada por las prácticas patriarcales, racistas y capitalistas.

Nosotras -continuó Cáceres- sufrimos una triple opresión, una triple negación: como mujeres, como indígenas y negras, y como pobres. A ésto le dicimos un ¡Basta ya!

Queremos una sociedad descolonizada y exigimos autonomía sobre nuestros cuerpos, porque las mujeres hemos sido esclavizadas y han querido mantenernos sumisas, oprimidas y manipuladas. Aspiramos a la construcción concreta de poder comunitario y popular, para enlazarnos con vínculos de solidaridad, justicia y libertad”, aseveró.

Las mujeres indígenas y negras apuntan a que estos sueños se conviertan en realidad, a partir de lo que ya han venido haciendo desde hace muchos siglos. “Tenemos más de 500 años en resistencia y hemos venido haciendo cosas concretas; propuestas de vida en contra de las propuestas de muerte y del plan de dominación impuesto por el imperio.

Vamos a seguir impulsando esta lucha de resistencia contra la opresión, por la recuperación de nuestro territorio, por la expulsión de los proyectos que pretenden adueñarse de nuestros recursos naturales. Ya lo hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo. Todo ésto es parte de nuestro proyecto y de nuestra propuesta para la descolonización”, sentenció la dirigente indígena.

Un planteamiento que abarca también el ámbito del futuro político-social del país. “Para el Frente de Resistencia es fundamental poder contar con la experiencia y la propuesta de los pueblos indígenas y negros. Una propuesta que quiere decir descolonización y liberación.

Para nosotros y la misma Resistencia es un desafío lograr recuperar y mantener el sentido de la lucha por la cual surgió, que es la profundización de la lucha social y política en defensa de nuestros derechos”, concluyó Cáceres.