miércoles, 29 de julio de 2015

El Salvador: Reinstalación de una dirigente sindical en LIDO es un precedente histórico

Foto Gilberto García
Por Gilberto García | CEAL | Rel-UITA

Este lunes se dio el proceso de reinstalación de Candida Luz Flores Ramírez, conocida por sus compañeras y compañeros como “Lucy” en presencia del Director de Inspección de Trabajo y otros funcionarios del Ministerio de Trabajo, de la Procuraduría para la Defensa de Derechos Humanos y de organizaciones sindicales solidarias con FESTSSABHRA

La Secretaria General del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Procesamiento de Alimentos, SITIPA quien fuera despedida de la fabrica LIDO hace dos años, el 22 de julio de 2013 entro a laborar a eso de las 6:30 de la mañana a las instalaciones de la planta LIDO Boulevard del Ejercito en el municipio de Soyapango.

Así se da cumplimiento de la reciente resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) notificada el pasado 16 de Julio de emitir como medida cautelar la reinstalación de la dirigente sindical.

La empresa ha cumplido a medias, en mala fe e incurriendo en más infracciones a la Ley. Se niega a pagar los salarios caídos de la trabajadora y dirigente sindical, lo cual esta establecido en la medida decretara por la CSJ. Asimismo, destino a la compañera a labores en la lavandería donde está aislada y tiene contacto con el resto de trabajadores de la planta. 

Durante la reinstalación fue la asistente jurídica de la oficina de Recursos Humanos de LIDO, Francisca Rodríguez Zelaya la encargada por la patronal de cumplir la orden de reinstalo. Pero la representante patronal no solo agredió verbalmente a la trabajadora y a las autoridades, sino que destinó a la trabajadora a una zona insalubre y amenazó con que sería despedida nuevamente sino presentaba un uniforme nuevo. La empresa está obligada por el Contrato Colectivo vigente, a proveer los uniformes cada año y costearlos en su totalidad. Sin embargo la empresa no ha proveído a la dirigente sindical el uniforme e insiste en usar el mismo argumento que uso en 2013 para el despido ilegal.

Al momento de ser despedida ilegalmente, la dirigente de SITIPA se encontraba en contacto con sus compañeras ya que laboraba en el área de empaque de producto terminado. El aislamiento y trato discriminatorio de la dirigente reinstalada, es una nueva violación a las garantías sindicales establecidas en el Código de Trabajo y la Constitución salvadoreña, la cual establecen que ella no puede ser despedida ni trasladada ni desmejorada. 

Asimismo, se violenta el derecho de sus compañeras a tener una dirigente que les represente y que este en contacto con el resto del personal, desarrollando su labor sindical de defensa de los derechos de todos sus agremiados.

Tanto el sindicato SELSA como SITIPA - ambos afiliados de FESTSSABHRA- los cuales desarrollan esta lucha de manera coordinada, ya plantearon las acciones pertinentes a nivel administrativo y judicial en contra de la continuación de la discriminación. Pero la victoria que implica el reinstalo de Lucy, es un hecho sin precedentes que podrá ser invocado como jurisprudencia en el futuro en casos similares de otros dirigentes sindicales despedidos en el sector privado.

Otros 10 dirigentes sindicales de SELSA y SITIPA igualmente despedidos de la empresa LIDO la misma fecha que Candida Luz Flores, y que interpusieron las mismas demandas y amparos en la Corte Suprema de Justicia, esperan similares resoluciones en los próximos días.

Las y los dirigentes sindicales de LIDO con su resistencia, estoicismo y tenacidad en búsqueda de la justicia, -que algunos confundieron con terquedad- han logrado abrir una brecha sin precedentes en el tema de Libertad Sindical en El Salvador. Hasta la fecha, ninguna autoridad judicial había recomendado la reinstalación de dirigentes sindicales en el sector privado en El Salvador. 

Los operadores de justicia siempre se conformaron con la escueta explicación que el Código de Trabajo no incluye la figura del reinstalo a pesar de la vigencia de tratados internacionales en materia de libertad sindical y derechos humanos. Desde la sentencia a favor de Candida Luz Flores; esas explicaciones miopes empiezan a ser parte del pasado.