sábado, 21 de diciembre de 2013

El Salvador: Las presidenciales se acercan

Por ContraPunto

Después de las vacaciones de Navidad y espera del Año Nuevo, quedará menos de un mes para que se lleven a cabo efectivamente las presidenciales de 2014. Es decir, quedará nada… Lo que se haga o se deje de hacer ya no repercutirá mucho en la decisión de la población a la hora de votar.

Hasta este momento la percepción que dejan las encuestas y análisis, las campañas y el termo-pópuli, es que la batalla principal se dará entre el FMLN y ARENA, pero en los últimos meses el favorecido es el FMLN.

Lo cierto es que ese beneficio a favor del FMLN se debe a varios aspectos: ha tenido una campaña más propositiva y menos confrontativa; en contraste ARENA no ha tenido estabilidad en su campaña (primero intentó desacreditar los planes sociales del actual gobierno y en la actualidad, los quiere asumir como propios); por otra parte, su campaña se ha dedicado a responder a las críticas que se le hacen, con lo que da la imagen de confrontación.

Por otra parte, ARENA ha resentido muy fuertemente en su imagen, las acusaciones que se le hacen constantemente sobre los temas de corrupción. No cabe duda que las denuncias se llevan de encuentro a líderes de ARENA, así como también a los seguidores del ex presidente Antonio Saca, que fue el último gobierno arenero, aunque ahora sean disidentes de este partido.

En estas denuncias ha salido gravemente señalado el centro de la campaña proselitista de ARENA, nada más y nada menos que su jefe: Francisco Flores, el ex presidente. Golpe demoledor y quizás irrecuperable. 

Otro aspecto que también ha mellado en la imagen de ARENA, es la fuga y críticas que han hecho varios de sus ex dirigentes: Ernesto Panamá, Antonio Salaverría y Walter Araujo.

En la otra cara de la moneda, lo que el FMLN hace es anunciar casi a diario adhesiones para su campaña de varios sectores y gremiales. Al final, el resultado en las encuestas, aunque reflejen empates en algunas, lo que se nota es el ascenso de la izquierda y descenso de la derecha.

No quiere esto decir que el FMLN ya ganó las elecciones. Esa seguridad sólo será dada el 2 de febrero de 2014, donde habrá un triunfador en primera vuelta o se tendrá que ir a segunda vuelta. Algunos cálculos del imaginario se consuelan en decir que en una segunda vuelta el FMLN perdería con quien quiera que vaya, sin contar el efecto psicológico y anímico con que llegará la población y los votantes hasta ese entonces.

Ojalá las vacaciones de por medio, tan necesarias a todos, ayuden a la reflexión mesurada y no al incremento de las incertidumbres y las amarguras. La democracia es el proceso que hay que vigilar y fortalecer.