lunes, 13 de febrero de 2017

Diálogo Nicaragua-OEA está funcionando

Foto La Prensa
Por Informe  Pastrán

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro ha dicho que el diálogo actual que sostiene el organismo interamericano con el gobierno del Presidente Daniel Ortega en Nicaragua está avanzando y funcionando. En declaraciones a la emisora “Todo Pasa” de Montevideo, Uruguay, dijo que el propósito es de lograr cambios institucionales y electorales.

“Nosotros sí estamos trabajando en Nicaragua con temas que tiene que ver con fortalecer dinámicas institucionales del país. Eso tiene que ver con lograr condiciones para una más efectiva separación de poderes, para cedulación y depuración del padrón electoral, registro de personas, registro de partidos políticos, fortalecimiento de la independencia de poderes, mejor sistema de representación política, eso en función de los compromisos que tiene Nicaragua con el sistema interamericano y con la Carta Democrática Interamericana”, resaltó y subrayó que “eso ha ido funcionando de una manera normal y estamos, creo, en muy buen camino de vínculos y de cooperación para ir resolviendo estos temas”. 

Preguntado sobre la relección presidencial continua en Nicaragua, el Secretario de la OEA comentó que “los conceptos de relección indefinidas y de relección comenzaron en el continente con la lógica esa de que la prohibición a la relección afecta derechos civiles y políticos de determinadas personas”. “Se hizo primero en Costa Rica, luego en Nicaragua y después ahora también Honduras. El tema es que en algunos países hay elecciones, elección indefinida, en otros no, ese no es el tema, cada uno elige, Bolivia votó que no por ejemplo (en un referéndum sobre si el Presidente Evo Morales debería continuar). Cada uno elige el camino hacia adelante como lo ve mejor”, anotó.

Frente a quienes quisieran que la OEA derrocara gobiernos o exigiera lo que la oposición interna no ha logrado, Almagro definió el papel de la organización. “La OEA fundamentalmente se ocupa de proteger democracia y derechos humanos en el Continente y tiene también esquemas de trabajo y de cooperación en materia de seguridad multidimensional y de desarrollo, fundamentalmente a través de la cooperación”, manifestó. 

En Managua, los sectores más fundamentalistas de la oposición, que pidieron la intervención de la OEA, ahora detractan a Almagro por no estar de acuerdo con el comunicado conjunto del 20 de enero. El 28 de este mes la OEA y el gobierno de Nicaragua presentarán un memorándum de entendimiento y el cronograma de trabajo de los próximos tres años.

“Los instrumentos jurídicos que disponemos de las que surgen las obligaciones de defensa de la democracia son la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana y los mecanismos son los establecidos entre los artículos 17 al 20, esos dan las iniciativas a algunos estados cuando se ven amenazados por un golpe de estado y en otros casos cuando hay alteración de orden constitucionales en los países, por parte del Secretario General de la OEA o cualquiera de los Estados”, indicó el Secretario de la OEA. 

Resaltó que “esos procedimientos están claramente marcados y son procedimientos graduales en los cuales pasan desde misiones de buenos oficios y diplomáticas, hasta las sanciones y eventualmente la suspensión