lunes, 21 de noviembre de 2016

Honduras: Represión a la protesta estudiantil se extiende a la Universidad de Agricultura

Por Conexihon

En 48 horas, los y las estudiantes de la Universidad Nacional de Agricultura (UNAG), se han enfrentado a una maquinaria de represión, luego que iniciaran un ejercicio de protesta pacífica desde este viernes 18 de noviembre.

El punto más alto de la intolerancia de las autoridades hacia el sector estudiantil de este centro educativo, ubicado en el departamento de Olancho (unos 190 kilómetros al este de Tegucigalpa), ocurrió en horas de la madrugada de este domingo 20, cuando hombres armados y supuestamente bajos los efectos del alcohol, llegaron a las instalaciones con miras a intimidar a la juventud universitaria.

De acuerdo a información ofrecida en el diario digital criterio.hn, tuvo que ser necesaria la presencia de la Policía Nacional para evitar cualquier daño a la integridad física de los y las manifestantes.

Sumado a eso, en horas de la tarde un grupo de supuestos empleados de la UNAG al servicio de las autoridades encabezadas por el rector, Marlon Escoto, abrieron por la fuerza uno de los portones de acceso al campus con el objetivo de intimidar la protesta.

Lo que desencadenó las acciones del estudiantado, se resume en una serie de puntos planteados y divulgados por su página oficial en Facebook UNAG Estudiantes y son: La revisión del reglamento estudiantil especialmente en su aplicación, que se le justifique a toda la comunidad estudiantil los despidos contra 20 docentes, la juramentación de un miembro propietario de la UNAG en el Consejo de Educación Superior (CES) y que no exista ningún tipo de represalias contra las y los estudiantes que desarrollan la protesta.

Más de 70 expulsiones y amenazas de paralizar periodo academico 

Luego que se desarrollara una serie de procesos penales contra 75 estudiantes en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) a mitad de este año, ya para finalizar el mismo, las autoridades de la UNAG encabezadas por Escoto pretenden seguir a pie y juntillas este tipo de prácticas contra el estudiantado del centro universitario agrícola.

Mediante la resolución CDU-043-2016, el Consejo Directivo Universitario de la UNAG resolvió la expulsión de 79 estudiantes de la institución vinculados a la protesta, ya que la misma fue declarada ilegal por esta instancia de dirección.
En la resolución a los expulsados, les dan un plazo de seis horas para desalojar las instalaciones, curiosamente repitiéndose el mismo patrón utilizado en la máxima casa de estudios en los últimos dos años contra el estudiantado.

Además ordena la cancelación del tercer periodo académico para todas las carreras, así como las graduaciones previstas para el 17 de diciembre.

Por esta situación y en las últimas horas de este domingo, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), desarrolló una serie de acciones, una de ellas fue la de solicitarle a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUD), a fin de que “observen y documentes el desarrollo de los acontecimientos en la Universidad de Agricultura y garantizar el cese de las violaciones a los derechos humanos”, reza parte del escrito presentado.