jueves, 20 de octubre de 2016

Carta pública de Doña Austra Bertha Flores, madre de Bertha Cáceres

Foto SMS
Por Doña Austra Bertha Flores

El 3 de marzo de 2016, los autores intelectuales del asesinato de mi hija Berta Cáceres, sabían lo que hacían. Estos autores intelectuales aún no han sido presentados por la justicia. Continúan en la impunidad.


Mi hija era una ciudadana que defendía el medio ambiente y los derechos humanos de una comunidad indígena, que se encuentra amenazada frente a un modelo explotador, que con el aprovechamiento irrestricto de la Ley y la complicidad de algunos funcionarios, niega los derechos de nuestras comunidades y se aprovecha de los recursos naturales, que hoy en día, tienen un precio comercial inimaginable. La propuesta de Berta fue la de proteger los ecosistemas y usar racionalmente el capital de la biodiversidad en beneficio de la sociedad entera, y no sólo de una élite privilegiada.


Berta denunció que el Proyecto Hidroeléctrico de «Agua Zarca», impulsado por la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), amenaza no solo los recursos naturales, sino, esencialmente, la vida de miles de seres humanos, y una cultura, que ante este modelo corre el riesgo de no sobrevivir. Ella habló nacional e internacionalmente, que el costo social de la represa es muy alto. Pero en Honduras la asesinaron, prefirieron no escucharla.

Berta sabía cómo actúan los órganos de justicia. Aun así, interpuso 33 denuncias ante el Ministerio Público (MP), por las amenazas y el hostigamiento que recibía. En 2009 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le otorgó medidas cautelares. Paradójicamente, el Ministerio Público desoyó sus demandas, la acusó y la llevó a los tribunales penales por dos veces. Ella fue liberada y recurrieron entonces a la barbarie directa, la asesinaron.


Hoy estamos acá, solicitando al Ministerio Público, a la Procuraduría General de la República y a la Corte Suprema de Justicia, que no se conviertan en cómplices del crimen perpetrado en contra de mi hija.


El Ministerio Público formalizó un requerimiento fiscal en contra del ex viceministro de la SERNA, Marco Jonathan Laínez Ordoñez, por el delito de abuso de autoridad en perjuicio de la Administración Pública, de acuerdo con el Artículo 349 numeral 2 del Código Penal. En otras palabras, acusó al funcionario por otorgar la Licencia Ambiental a DESA, para explotar las aguas por 50 años, violentando el Convenio 169 a pesar de que la represa Agua Zarca sobre el rio Gualcarque, está ubicada en un territorio ancestral de la etnia lenca.


Hoy jueves 20 de octubre, la Procuraduría General de la República y el Acusado están proponiendo una CONCILIACIÓN ante el Juez y si es aceptada, el señor Marco Laínez, ex viceministro de la SERNA, será SOBRESEIDO DEFINITIVAMENTE, como si nada pasó.


Solicitamos al Ministerio Público que intervenga y pida al Juez, que desapruebe esa Conciliación y que se abstenga de Homologar ese perverso Acuerdo entre el Imputado y la PGR, porque ese Acuerdo conlleva impunidad y en él está de por medio la vida de mi hija asesinada vilmente.


El Ministerio Público y la Corte de Justicia deben llegar hasta el final en la investigación y juzgamiento de todos los casos relacionados con el Proyecto Agua Zarca, sobretodo porque un empleado de la Empresa DESA, un militar activo y dos militares en retiro, tienen auto de formal procesamiento por el asesinato de mi hija, y un ex empleado de la ENEE es también socio de DESA, es decir existen una serie de hechos e indicios que deben ser más profundamente investigados porque son evidencia de la corrupción, del tráfico de influencias, de la violación de los deberes de los funcionarios y puede ser que hasta de testaferrato. 

En este momento un sobreseimiento definitivo solamente fortalecerá el sistema de impunidad ya que se provocaría la extinción de la acción ilegal del señor Laínez en beneficio de la Empresa DESA.

El conflicto del proyecto Agua Zarca con los pueblos lencas sigue pendiente de solución, no sólo por la impunidad de los autores intelectuales del asesinato de mi hija, sino por el futuro de la represa y de las comunidades involucradas y una serie de ilegalidades que ella denunció.

Exigimos a la Corte de Justicia que no siga formando parte de la impunidad, que se profundice en las investigaciones y se condene a todos los responsables directos e indirectos que otorgaron ilegalmente el Proyecto Agua Zarca, vinculado directamente al horrendo crimen perpetrado en contra de mi hija Berta.


Tegucigalpa, MDC 20 de Octubre de 2016.


Austra Bertha Flores