viernes, 23 de septiembre de 2016

Honduras: Las ciudades modelo (ZEDE) y el racismo

Por Ofraneh

Las ciudades modelo conocidas también como ZEDE (Zonas de Empleo y Desarrollo Económico) en los últimos años han despertado enormes expectativas entre los libertarios de ultraderecha    y la élite de poder de Honduras; mientras se ha convertido en una pesadilla para los pueblo radicados tanto en la costa pacífica como la del caribe, los que encontramos nuestros territorios bajo la amenaza de ser expropiados.

Posterior al golpe de estado del 2009 -propiciado por el poder legislativo- Honduras se convirtió en un laboratorio político, social y económico; siendo las ciudades modelo, uno de los experimentos que con mayor ahínco ha tratado de imponer la élite de poder, hasta el punto que el Congreso Nacional defenestró a la Corte Constitucional por haberlas declarado inconstitucionales. El golpe del Congreso nacional a la Corte Constitucional violó no solamente los derechos humanos de los magistrados, sino que también infringió los derechos de todo los hondureños, al encontrarnos totalmente indefensos ante las arbitrariedades del actual régimen.

En un comunicado, publicado por la ZEDE en su portal en la internet, el pasado 28, señala: “ratificamos nuestro compromiso con la diversidad y nuestro rechazo al racismo y la discriminación en todas sus formas”. Aparentemente la aseveración es la respuesta al señalamiento que efectuó la OFRANEH sobre la Presidente del Comité de Buenas Practicas (CAMP) de la ZEDE, la Sra. Bárbara Kolm y su relación el partido neonazi FMO.

El comunicado de la ZEDE agrega: “En el caso particular de la Señora Bárbara Kolm, su posición en favor de la migración sin discriminación en función de origen étnico o racial es pública y puede ser revisada leyendo la siguiente presentación realizada por su persona”: http://www.eu-wirtschaftssenat.eu/files/images/pdf/Presentation%20Dr%20Kolm.pdf

La controvertida Sra Kolm viene fungiendo como Presidente del CAMP desde la creación de las ZEDE en el 2013. En noviembre de 2014, la Sra Kolm invito al alemán Thilo Sarrasin, a dictar una conferencia en el Instituto Hayek, en el cual funge como directora. La conferencia llevó el nombre de “Sentido y sin sentido de la corrección política”. Sarrasin tiene una reputación en Europa de xenófobo, y suele brindar peroratas en contra de los inmigrantes a los que señala de poseer un bajo coeficiente intelectual. Sarrasin se vio obligado a renunciar en el 2011 del Banco Central Alemán, debido a sus declaraciones en contra de judíos y musulmanes. El

Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial emitió una condena en el año 2013 sobre las declaraciones de Thilo Sarrasin.

La escogencia de Sarrazin como uno de los conferencistas del Centro Hayek es una muestra más que la Sra Kolm es proclive a personajes identificados con el racismo y la xenofobia, además de su militancia en el Partido de la Libertad de Austria,  fundado por nazis y hasta la fecha partido vinculado con personajes asociados a esa ideología.

Es interesante como la presentación escogida por las ZEDE para sustentar la flexibilidad racial de la Sra Kolm, incluye además al final a Peter Thiel como receptor de un reconocimiento por el Instituto Hayek. Thiel forma parte de los Seasteaders, organización que invitó a Juan Orlando Hernández y miembros de su gabinete a una conferencia intitulada “Disrrumpiendo la Democracia en Honduras”.

Posteriormente las ZEDE emitieron un comunicado en el cual aparentemente se apartaban de los libertarios de derecha y sus experimentos de gobernanza. No obstante en la internet en los últimos días aparecen artículos publicados por Bitbastion, un grupo de libertarios que señalan la futura implementación en Honduras de una ciudad denominado DAO, de la cual el gobierno hondureño no ha brindado información alguna.

Desconocemos los motivos para que el Estado de Honduras haya designado a Barbara Kolm como presidente del CAMP, sin embargo el profeta de las ciudades modelo, Paul Romer -el que fue nombrado recientemente como Economista en jefe del Banco Mundial- señaló en un entrevista a Imoney la tendencia al autoritarismo de la actual administración y como un grupúsculos de personas pretende crear una dictadura.

La CERD en su informe sobre Honduras con fecha 12 de marzo de 2014, indicó: “El Comité nota con preocupación la información recibida según la cual la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) permite la entrega de franjas del territorio nacional a inversionistas. Estas zonas gozan de autonomía funcional y administrativa, y pueden contar con tribunales autónomos e independientes con competencia exclusiva, así como con sus propias fuerzas de seguridad, lo cual podría tener consecuencias dramáticas para pueblos indígenas y comunidades afrohondureñas establecidas en la misma región”.

El pueblo garífuna en Honduras padece un racismo, el cual es endémico entre los hondureños. Tememos que la instauración de ciudades modelo, especialmente en nuestro territorios se convierta en un amenaza más de expulsión de nuestros territorios.