sábado, 18 de junio de 2016

"No descansaré hasta saber quiénes son los asesinos intelectuales de Berta Cáceres" Piedad Córdoba

criterio.hn
Por Criterio.hn

La exsenadora de Colombia, Piedad Córdoba, advirtió este miércoles en Tegucigalpa que presionará a nivel internacional hasta descubrir a los autores intelectuales del asesinato de la lideresa indígena y ambientalista, Berta Cáceres.

“No vamos a descansar hasta que se sepa quiénes son los autores intelectuales del asesinato de nuestra hermana Berta Cáceres, no estamos contentos, ni contentas. Yo no estoy satisfecha hasta no saber quiénes estuvieron detrás del asesinato”, expresó la también abogada y defensora de los derechos humanos.


“Ustedes no están solos tienen a muchos en América Latina y el mundo que los apoyan”, expresó la colombiana al dirigirse a los familiares de Berta Cáceres, en la sede del Partido Libertad y Refundación donde se desarrolló una conferencia de prensa en presencia del presidente de esta organización política, Manuel Zelaya Rosales y la excandidata presidencial, Xiomara Castro de Zelaya.

Córdoba, quien dijo en reiteradas ocasiones que Berta Cáceres era como una hermana para ella, aseguró que seguirá por el mundo exigiendo justicia por el asesinato de la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

“Yo soy una de las responsables que en América Latina esto se tenga que levantar”, expresó al tiempo que anunció que iniciará una cruzada para que la UNESCO declare al río Gualcarque patrimonio de la humanidad.

Asimismo cuestionó el papel que están jugando las transnacionales en la destrucción de la naturaleza como ocurre en Honduras con la empresa DESA.

También aclaró que su lucha no es un pleito por una caja, un banco o riquezas materiales, sino por la dignificación de los seres humanos.

La exsenadora colombiana llegó a Honduras ayer martes y partió este miércoles en horas de la tarde. Su visita era exclusivamente para solidarizarse con la familia de Berta Cáceres, ya que no pudo asistir el día de sus exequias porque se encontraba en Venezuela, acompañando al presidente de este país, Nicolás Maduro, quien en esos días atravesaba por una de las tantas crisis provocadas por la derecha internacional.

Córdoba narró su historia política en Colombia donde en el 2010 fue separada de su cargo como senadora e inhabilitada políticamente por 32 años, tras ser acusada de ser colaboradora de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La visitante comparó su historia con la del expresidente Manuel Zelaya, porque al igual que ella fue separado del poder mediante un golpe de Estado, por las oligarquías hondureñas que no perdonan el estar del lado del pueblo como le sucedió a Berta Cáceres, dijo.


“A mí me dejaron la posibilidad de seguir hablando, a Berta le negaron la posibilidad de seguir viviendo, pero no materialmente, ella vive en los corazones de muchos y muchas que estamos dispuestos a seguir esta lucha”, expresó.

En tanto el expresidente Manuel Zelaya apuntó, “acá a pesar de todo, funcionan escuadrones de la muerte, hay un plan adictivo de violencia, salvaje e institucional, los titulares del Estado son los principales culpables, es penoso, porque la razón del Estado es crear equidad, pero acá se convierte en opresor”.

El ahora diputado al Congreso Nacional también manifestó que “el mundo está globalizado económicamente y por eso debemos globalizar la lucha de la defensa de los derechos de los pueblos y los humanos. Nosotros combatimos la impunidad y la justicia, también queremos un cambio de Estado que excluye, explota, margina y mata”.

Por su parte, Austra Berta Flores, madre de la extinta Berta Cáceres dijo que toda la violencia que se está viviendo en Honduras es producto del golpe de Estado de 2009.

“Nunca en la vida, a mis 83 años, había visto tanto horror, tanto crimen, tanta miseria, tanto  latrocinio contra las pertenecías del Estado de Honduras”, manifestó Flores.

Entre lágrimas y sollozos, narró que a más de cuatro meses del asesinato de su hija no ha tenido respuesta por parte de los órganos del Estado sobre los autores intelectuales por lo que ha iniciado una campaña de recolección de 100 mil firmas para exigir una verdadera justicia.

Flores también exigió la reapertura de Radio Globo, clausurada el pasado 20 de mayo por el gobierno de Juan Hernández.