martes, 10 de mayo de 2016

(Comunicado Copinh) Represión y odio presidencial

Copinh
Por Copinh

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras a la comunidad nacional e internacional comunica lo siguiente:

El día de hoy la manifestación pacífica de miembros y miembras del Copinh que llegaron desde las comunidades indígenas Lencas hasta las inmediaciones de la Casa Presidencia para exigir la instauración de una Comisión Internacional e Independiente para investigar el asesinato de nuestra compañera y lideresa Berta Cáceres fue reprimida brutalmente por parte de militares y policías, con tres ataques violentos.


El Copinh exige una comisión de expertos a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que garantice la investigación de todos los autores intelectuales y financistas del asesinato, objetividad, imparcialidad, respeto al derecho al acceso de la información y ser parte de la investigación por parte de Copinh y la familia de Berta Cáceres,  

La movilización exige también la cancelación y retiro del proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca, la empresa DESA, y los militares del territorio Lenca en general y el Río Gualcarque en particular, y demanda una reunión con Juan Orlando Hernández, jefe del poder ejecutivo para exponerle estas demandas y exigencias.

Como resultado del ataque militar y policial contra el plantón pacífico del Copinh, cuatro compañeros fueron secuestrados y aparentemente remitidos a la posta policial conocida como CORE 7, centro de torturas y detenciones arbitrarias durante los años ochenta y noventa. Dos de los secuestrados son menores de 18 años.  Al final fueron liberados, Los detenidos reponen a los nombres de: Javier González Gómez, Junior Muñoz Amaya, Jesús Vásquez, Walter Isaac Mena.  

Las fuerzas de seguridad golpearon y dejaron heridos a varios de nuestros compañeros y compañeras.  Tres miembros del Copinh fueron al hospital, incluso uno de los menores de edad tiene lesiones de gravedad en su cabeza por las cuales está interno en un centro hospitalario. Francisco Sánchez, Presidente del Consejo Indígena de Río Blanco y Selvin Milla fueron severamente golpeados en la cabeza.  José Asunción Martínez y Gaspar Sánchez, miembros de la Coordinación General del Copinh también sufrieron de fuerte ataques, el último sufrió un intento de secuestro en el cual le robaron su mochila los policías y militares.  Otros miembros del Copinh también fueron golpeados.

Durante las agresiones, uno de los jefes militares del operativo exclamó que si el Copinh no se retiraba iban a haber consecuencias graves y funestas. También ordenó a sus subalternos que capturaran a Tomás Gómez, Coordinador General del Copinh y a Gaspar Sánchez miembro de la Coordinación General de Copinh.

De igual manera, denunciamos que después de la movilización, miembros del Copinh han sido objeto de detenciones sin fundamento así como de seguimientos y hostigamientos por parte de agentes de la policía en un automóvil de placas CPDÑ 5419.

El ataque violento del estado de Honduras a la exigencia pacífica y justa del COPINH evidencia que el estado de Honduras busca callar el clamor para una comisión independiente capaz de investigar a todos los autores intelectuales del asesinato de Berta Caceres.  

La represión violenta y sangrienta como respuesta a la solicitud de una audiencia evidencia la conducta racista y el compromiso de Juan Orlando Hernández y el Estado hondureño con la impunidad en el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres, así mismo con la empresa DESA y la familia Atala culpables de las violaciones de derechos ocurridas en el entorno del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, desde su imposición por la fuerza en el territorio Lenca, como el sagrado Río Gualcarque.

Le pedimos a la solidaridad nacional e internacional que se dirijan al Presidente de la República y a las autoridades de Honduras para exigir el cese de la represión en contra del COPINH y que se escuchen a nuestras demandas y instalen una Comisión liderado por la CIDH para investigar el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres.  

¡Berta Vive!

Tegucigalpa, Honduras; 09 de mayo del 2016.

Con la fuerza ancestral de Berta, Iselaca, Etempica y Mota se levantan nuestras voces llenas de Vida, Justicia, Paz,

¡Dignidad y Libertad!