miércoles, 18 de mayo de 2016

"Ataques a la Revolución Bolivariana buscan socavar la democracia y la paz en la región" Maduro

Foto Juan Carlos La Cruz | AVN
Por AVN

Arremetidas sistemáticas de estilo político, mediático y diplomático emprendidas por el eje Bogotá-Madrid-Miami, se han recrudecido en los últimos meses contra la Revolución Bolivariana para intentar derrocar al presidente de la República, Nicolás Maduro, acabar con las conquistas sociales del pueblo y darle un zarpazo al centro de estabilidad democrática de la región, que es Venezuela.


Así lo expresó el jefe de Estado durante una rueda de prensa que ofreció que este martes desde el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas, donde denunció ante representantes de medios de comunicación nacionales e internacionales, el empecinamiento de factores derechistas por socavar la democracia venezolana.

"Venezuela en este momento está siendo el centro de una agresión sistemática, política, mediática, de carácter diplomático, que rompe los parámetros regulares de lo que hemos conocido en 17 años de Revolución Bolivariana", afirmó Maduro en transmisión conjunta de radio y televisión.

En este sentido, el Jefe de Estado exhortó a jefes de Estado, líderes y demás personas de bien en el mundo, a solidarizarse con Venezuela ante los ataques.

"Hacemos un llamado a la solidaridad mundial de líderes, de lideresas, de movimientos sociales, de presidentes, presidentas, primeros ministros, de gobiernos del mundo entero. En Venezuela se está jugando la paz de esta América y se está jugando el futuro de nuestra propia independencia en este siglo XXI", indicó.

El Mandatario presentó una investigación que evidencia una campaña de ataques que han recrudecido durante los últimos cuatro meses empresas de comunicación de Colombia, España y Estados Unidos. En dichos periódicos se han difundido 1.315 informaciones, a página entera y esquina de página, acerca de Venezuela, de las que el 97% son negativas.

"No hay un país, un tema, de ese propio país o de esa propia ciudad que haya ameritado más atención que Venezuela", sostuvo el Presidente, quien añadió que de esas notas, 25 informan sobre de la Agenda Económica Bolivariana y sólo dos son positivas.

Además hizo un repaso de las diversas estrategias que sectores de derecha han implementado en su intento por derrocar al gobierno, desde la postura complaciente del presidente Barack Obama ante el plan golpista La Salida –impulsado por Leopoldo López y que dejó un saldo de 43 asesinados–, hasta la más reciente injerencia del expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, quien pidió la irrupción de un ejército internacional contra Venezuela.

También mencionó el asedio financiero contra el país perpetrado por las agencias calificadoras de riesgo, que emprenden un boicot internacional, aún cuando el Estado venezolano cumple regularmente con sus obligaciones de deuda, sumado a  la guerra geopolítica promovida por el gobierno estadounidense, que inunda el mercado con petróleo de lutitas, a través del uso del fracking o fracturación hidraúlica.

Maduro, quien fue ministro de Relaciones Exteriores por casi siete años durante el mandato de Hugo Chávez, resaltó: "Puedo decir hoy que estamos siendo víctimas de la agresión mediática, política, diplomática y de las amenazas más graves que ha vivido nuestro país en los últimos 10 años". 

Intervención extranjera

El Primer Mandatario alertó sobre el plan ejecutado por algunos sectores de la derecha local, en su intento por generar caos y violencia bajo la excusa del referéndum, para permitir una intervención del Departamento de Estado de EEUU.

"El rol de los principales jefes y líderes de la derecha es garantizar los disturbios y la violencia para generar la credibilidad y la fuerza para el plan de intervención", advirtió el Dignatario en compañía de algunos miembros de su Gabinete.

Pidió atención y precaución ante los próximos meses —los últimos del gobierno de Obama—, porque Washigton se ha propuesto restituir en el mundo su geopolítica de dominación y su sistema neocolonial, por lo que se evidencia un ataque frontal y desmedido contra los pueblos soberanos de América Latina.

"La geopolítica imperial opera sobre la recomposición de sus capacidades de influencias perdida en los últimos 10 años. Esa geopolítica imperial se ha plateado retomar nuestra América como su patio trasero y retomando su influencia geopolítica sobre nuestra América, sobre nuestro recursos naturales", alertó. 

Protesta internacional

La irrupción en el espacio aéreo venezolano de un avión Boeing procedente de Estados Unidos –equipado para labores de espionaje electrónico– también fue denunciado este martes por el presidente Maduro.

La aeronave es utilizada "para apoyar comunicaciones de grupos armados, en zonas de guerra o para preparar condiciones para inutilizar equipos electrónicos de funcionamiento del gobierno, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) o de la economía".

Ante esta acción, la Cancillería de la República elevará una protesta al gobierno estadounidense, para así hacer prevalecer la soberanía nacional y el derecho internacional.

El avión, con capacidad técnica letal, incursionó ilegalmente en el país los días 11 y 13 de mayo y fue sacado del espacio aéreo nacional, por la acción de la Aviación Militar Venezolana.

Esta rueda de prensa con periodistas nacionales e internacionales se realizó con una modalidad especial de transmisión simultánea con embajadas y consulados de Venezuela a lo largo del mundo, que contó con la participación de periodistas, líderes de opinión y dirigentes progresistas. 

Entre ellos destaca el periodista español Ignacio Ramonet, quien participó desde la embajada de Venezuela en Francia, y el sociólogo argentino Atilio Borón, quien estuvo en la embajada venezolana en Argentina. Asimismo participó desde Moscú, Viera Ganzlia, diputada de la Federación de Rusia, entre otros.