miércoles, 27 de abril de 2016

El Salvador rinde homenaje a Berta Cáceres

VD
Por Verdad Digital

La Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Sociales y Ambientales, brindaron -este martes- un homenaje a la líder indígena y ambientalista de Honduras, Berta Cáceres, quien fue asesina por defender los derechos de la madre tierra.

En el evento se recordó el legado de la líder indígena a favor de los derechos ambientales y alzaron sus voces para exigir justicia por su asesinato.

“Es una forma de elevar nuestras voces para exigir justicia de este hecho cobarde que ocurrió en Honduras… es una forma también de solidarizarnos con los familiares”, dijo Antonia Recinos, integrante de La Red Latinoamericana.

Para la organización, la muerte de Cáceres “es un hecho, un crimen político como lo ha afirmado sus familiares, y el Estado hondureño no ha mostrado su voluntad política para poder investigar y dar con los actores materiales e intelectuales de este crimen que ha conmovido al mundo entero”, agregó

La Procuradora Adjunta de Medio Ambiente de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDDH), Yanira Cortés, también se sumó a las voces de los ambientalistas, y exigió justicia, para que este hecho no quede en la impunidad. “El asesinato de los defensores del medio ambiente no deben quedar impunes”, dijo.

La Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Sociales y Ambientales, ve con preocupación que en la región centroamericana exista violación de los derechos humanos, especialmente los derechos colectivos a los territorios, autodeterminación, consentimiento libre, previo e informado, entre otros, lo que conlleva a la criminalización u judicialización de la protesta por la defensa de la tierra, territorio y recursos naturales.

Consideran que el establecimiento de mega proyectos de infraestructura (carretera, puertos, canal seco o interoceánico, entre otros), en territorios y tierra indígenas, pone en riesgo la vivencia natural de los pueblos, lo que representa una nueva forma de colonización y apoderamiento indebido de nuestras riquezas.